Navigation

La 5ª Suiza, una fuerza política importante

El presidente de la Confederación Pascal Couchepin. Keystone

El presidente de la Confederación Pascal Couchepin invitó a los suizos del extranjero a participar más activamente en los cambios sociales que esperan al país.

Este contenido fue publicado el 31 julio 2003 - 20:22

En el tradicional discurso del 1 de agosto se dirigió a los 600 mil expatriados.

Como es costumbre con ocasión de la celebración de la fiesta nacional, el presidente de la Confederación se dirigió a los suizos del extranjero invitándolos, primeramente, a compartir un momento de solemnidad y de amistad.

Lazos sinceros y estrechos

Pascal Couchepin se refirió en particular a los lazos que unen a los suizos del extranjero con la patria de origen, calificándolos de sinceros y estrechos. “Ese nexo es sólido”, dijo.

“Todos tenemos la necesidad de encontrar nuestras raíces en este mundo abierto y global en el que vivimos”, pero los que se repliegan en el pasado, en la era dorada de Suiza, el presidente señaló que “esa es una vía sin salida”.

A su juicio, Suiza no puede escapar a las grandes transformaciones de la sociedad y el país dispone de los recursos necesarios para afrontar tales cambios. “La ciencia, la técnica, la economía y las relaciones sociales constituyen para Suiza un desafío”, enfatizó.

Los instrumentos para los cambios

Entre los medios que Suiza dispone para enfrentar esos desafíos, Pascal Couchepin destacó la fortaleza de su economía y su rol político en el plano internacional.

En lo económico debido a que Suiza es uno de los diez primeros inversores mundiales; y en el plano político, debido a su posición internacional fortalecida después de que el pueblo y los cantones aprobaron la adhesión del país a Naciones Unidas.

Al referirse a la situación interna, el presidente destacó los logros alcanzados en el plano social y educacional. “En Suiza, nuestro sistema social es sólido y generoso. El desempleo se mantiene en un nivel bastante inferior en comparación internacional”, dijo.

En cuanto a la educación impartida en las escuelas y universidades, la definió como excelente.

“Suiza sigue siendo un país próspero, pero debe encarar reformas, sobre todo en el campo social. Mi deseo es que los problemas sean analizados sin tabúes y sin precipitación. Las elecciones federales de octubre próximo nos dan la oportunidad de profundizar el debate”, puntualizó.

Más participación política de los expatriados

Al respecto lanzó un llamado a todos los suizos del extranjero para que participen en los debates políticos que tienen lugar en las Cámaras federales. “Ustedes no viven en Suiza, pero los problemas que abordamos les incumbe igualmente”, subrayó el mandatario.

Para Pascal Couchepin, el instrumento más poderoso que los suizos tienen a disposición para tomar parte en la discusiones que incumben al futuro del país, es el voto por correspondencia.

En efecto, en 1991, cuando entró en vigor este derecho para los expatriados, 14.000 suizos del extranjero se habían inscrito en los registros electorales. El número triplicó en 2002, y los representantes de la “Quinta Suiza” en esas listas eran ya más de 82.000.

“Espero que muchos más hagan uso de su derecho democrático del voto. Ustedes tienen un peso político. Su participación electoral es, pues, importante; contribuye a la edificación de una Suiza creativa, abierta y solidaria”, concluyó.

swissinfo, Alberto Dufey

Datos clave

600 mil suizos viven en el extranjero.Componen la Quinta Suiza.
En el 2002, 82.000 expatriados hacían uso de sus derechos políticos.
Pascal Couchepin, lanzó un llamado para aumentar participación.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo