La ayuda social, gran desafío para las ciudades suizas

Beneficiarios de la ayuda social limpian una calle en Zúrich. Keystone

La reintegración de las personas que se benefician de la ayuda social fue el tema de la Conferencia de otoño de la Iniciativa de las Ciudades sobre Política Social, que este martes se llevó a cabo en Zúrich.

Este contenido fue publicado el 14 noviembre 2006 - 22:00

Los representantes de cincuenta ciudades y comunas helvéticas que participaron en el encuentro, miembros de la Iniciativa, hablaron de sus proyectos y formularon sus exigencias hacia las autoridades federales y cantonales.

Las aglomeraciones helvéticas se encuentran especialmente afectadas en el sector de la integración profesional. Una tarea nada sencilla, se asentó este martes en Zúrich.

La razón se debe a que las personas que recurren a la ayuda social frecuentemente ya han fracasado en la búsqueda de empleo o no reciben ninguna ayuda del seguro en caso de invalidez.

Las ciudades ya han instaurado diversos programas para responder a estas necesidades de integración en el mercado del trabajo de las personas concernidas. Tal es el caso de una agencia de empleo o la creación de empresas que se centran al trabajo social.

La economía juega un papel importante en la reincorporación a la vida laboral de esta gente, ya sea a través de la creación de puestos de trabajo o a través de requerimientos específicos en programas de ocupación creados para los solicitantes de la ayuda social.

La Iniciativa de las Ciudades sobre Política Social reclama especialmente que no se deje a las comunas solas en la tarea de la integración laboral.

Cada vez más los gobiernos comunales deben ocuparse de más receptores de la ayuda social. Esto ocurre, indicaron los participantes del encuentro, debido a que las personas que no pueden recibir apoyo del seguro de invalidez o del de desempleo son dirigidas a la ayuda social, que en Suiza está en manos de los gobiernos municipales.

Reintegración en vez de rentas

La organización que representa a 50 ciudades suizas dedicó su conferencia de este martes a la búsqueda de soluciones para que los receptores de la ayuda social vuelvan a integrarse al mercado laboral.

La ayuda social se suma al objetivo del seguro de invalidez: reinstaurar a sus receptores en la vida laboral, en vez de seguir recibiendo los montos que les son destinados mensualmente.

Pero la tarea no es fácil, ya que la ayuda social se hace cargo de personas cuyas oportunidades de trabajo ya fueron utilizadas con anterioridad y sin éxito.

Una atención especial al respecto provocan los jóvenes que han terminado sus estudios y que al no encontrar empleo en el mercado laboral suizo han recurrido al apoyo social.

Por ello la importancia del sector económico, indica la organización. Las empresas deben crear esos puestos de empleo necesarios – puestos de trabajo que no son obligadamente necesarios desde el punto de vista económico, pero que responden a los requerimientos sociales actuales. También se pide que las compañías otorguen espacios laborales para personas que forman parte de los programas de ocupación que ofrecen las comunas.

El ejemplo de Zúrich

La responsable social de la ciudad de Zúrich, Monika Stocker, presentó el caso de la mayor aglomeración helvética ante los presentes en la conferencia. En Zúrich, actualmente 15.000 personas reciben ayuda social y como en todas las otras ciudades, desde hace un lustro el número de afectados asciende sin freno.

Zúrich ha respondido al reto transformando sus programas de integración laboral en negocios de carácter social y apoyando las denominadas empresas sociales.

Los que trabajan en ellas son personas que fueron rechazadas del mercado laboral, que han pasado más de dos años buscando empleo y que con esta oportunidad se reinsertan a una estructura diaria de empleo y reciben, a diferencia de otros programas, un salario parcial. Y con ello pagan también sus cuotas para su seguro social.

La capital del cantón homónimo también se hace esfuerzos para que las empresas sociales reciban pedidos de la economía, dijo Stocker. Tras dos años de esta experiencia, la representante de las autoridades de Zúrich habló de un balance positivo. "Nuestro objetivo a mediano plazo es aspirar a que las empresas sociales sean aceptadas por completo."

swissinfo y agencias

Iniciativa de las Ciudades sobre Política Social

Es el portavoz de las exigencias de las ciudades y comunas inscritas a ella –aproximadamente 50 municipios suizos- ante la Confederación y los cantones.

Esta organización, encargada del tema social, forma parte de la Unión de Ciudades Suizas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo