Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La clave del futuro está en la actividad femenina

Un problema para las madres trabajadoras: faltan guarderías y comedores escolares.

(Keystone)

La mayor incorporación de la mujer al trabajo puede paliar los efectos negativos del envejecimiento poblacional, y fomentar el crecimiento y la recuperación económica.

Las asociaciones suizas de mujeres piden medios que les permitan conciliar vida familiar y profesional.

El envejecimiento poblacional es uno de los mayores triunfos de la humanidad, pero también uno de sus mayores retos. A medida que entramos en el siglo XXI, el envejecimiento de la población supondrá un aumento de las demandas sociales y económicas en todos los países.

Esta realidad demográfica requiere la adopción de nuevas políticas de planificación, ya que el impacto que tiene sobre el crecimiento económico es significativo y preocupante, subraya Sybille Burger-Bono, presidenta de alliance F, organización que reagrupa a las asociaciones de mujeres en Suiza.

La evolución demográfica y el futuro del sistema de seguros sociales fue el tema que debatieron unas 25 representantes de partidos, sindicatos, asociaciones económicas, religiosas y familiares, que participaron esta semana en una mesa redonda organizada por alliance F en Berna.

La fuerza laboral femenina es crucial

Pese a sus diferencias políticas, las mujeres llegaron a la conclusión de que los efectos negativos de esta realidad demográfica se pueden contrarrestar mediante un sustancial aumento de la tasa de actividad laboral femenina.

La mayor incorporación de la mujer al mundo del trabajo contribuirá a paliar los problemas que se avecinan en el sistema de pensiones público, así como la falta de renovación de la fuerza laboral que conlleva el paulatino envejecimiento de la población activa.

“Dentro de una década aproximadamente las grandes empresas helvéticas no dispondrán de personal de plantilla suficiente. Y el índice de desempleo que tenemos hoy en Suiza no bastará para cubrir esas vacantes”, explica a swissinfo Sybille Burger-Bono.

Así que no quedará más remedio que recurrir “al reclutamiento de fuerza de trabajo en el extranjero, esperar que a largo plazo aumente la tasa de natalidad y que las mujeres que hoy trabajan a tiempo parcial estén dispuestas a sumar más horas a su jornada laboral”, prosigue la presidenta de alliance F.

Por esa razón la organización reivindica la canalización de más recursos a la formación continua destinada no solamente de las mujeres, sino también a las personas consideradas ‘mayores’ en el mercado laboral.

Es en esa perspectiva que diferentes instituciones plantean la posibilidad de que las personas mayores sigan trabajando más años, ya que las jubilaciones anticipadas generan enormes costes, señala Sybille Burger-Bono.

Madres trabajadoras

Compaginar familia y trabajo no es tarea fácil, sobre todo, cuando las guarderías y escuelas con comedor siguen siendo escasas como ocurre hoy en muchos cantones suizos.

Las mujeres reclaman políticas y medidas concretas para solucionar el conflicto entre vida laboral y familiar.

El índice de natalidad en Suiza (1,4%) es similar al de la vecina Alemania y se sitúa por encima del de Italia y España (1,2%).

“Una de cada tres mujeres en Suiza no tiene hijos. El 10% porque no quiere y el resto por un problema de fecundidad en la pareja – las que menos – u otras razones”, señala Sybille Burger-Bono.

Curiosamente, casi la mitad (40%) de las mujeres que han cursado estudios universitarios y que se realizan profesionalmente no viven la experiencia de la maternidad, precisa la presidenta de alliance F.

La mayoría de las madres sigue trabajando después de tener el primer hijo (70%) o el segundo (40%), pero generalmente reduce la jornada laboral. Esto significa que gran parte de las mujeres que compaginan vida familiar y laboral trabajan a tiempo parcial.

Por esa razón las asociaciones de mujeres reivindican que se destinen más recursos a la creación y subvención de guarderías y comedores escolares y que se aplique el derecho de igualdad salarial entre hombres y mujeres por trabajos de igual valor.

Otro factor alarmante “es que la mitad de los niños en edad escolar no están atendidos”, es decir, que salen del colegio y pasan por ejemplo toda una tarde solos en casa, porque sus padres trabajan”, concluye Sybille Burger-Bono.

Y es que tienen que trabajar. Pues en un país donde el coste de vida es tan elevado, es impensable que una familia con ingresos medios pueda vivir de uno solo salario.

swissinfo, Belén Couceiro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes