La sola mundialización económica, un enorme riesgo, advierte Suiza

La ministra del Interior, Ruth Dreifuss, clamó por una mundialización social. Keystone

En vísperas de la cumbre económica de Davos, Suiza lanzó este lunes un llamado a la globalización de la política social y calificó de "migajas de la riqueza del Norte", la ayuda a los paises en desarrollo.

Este contenido fue publicado el 15 enero 2001 - 17:14

"Una mundialización puramente económica es una utopía cargada de amenazas terribles", advirtió la ministra del Interior, Ruth Dreifuss, ante diversas instituciones de carácter social.

Más de 250 representantes de Organizaciones No Gubernamentales y comunidades religiosas se reúnen en Berna en el marco del Forum Caritas 2001.

Ante esa concurrencia, la alta funcionaria suiza subrayó la urgencia de "organizar una solidaridad de escala mundial".

El foro anual de Caritas coincidió este año con el centenario de las obras de asistencia suiza. En dos días del encuentro, sus participantes analizarán los efectos de la globalización económica, en particular sobre los países pobres, así como la situación de los individuos y las comunidades en el llamado "nuevo orden mundial" y las relaciones Norte-Sur.

La conferencia se lleva a cabo también a sólo unos días del Foro Económico de Davos y del Primer Foro Social Mundial que se efectuará en la ciudad brasileña de Porto Alegre, con la presencia esperada de 10 mil participantes antiglobalización- ambos del 25 al 31 de enero.

Inquirida sobre los efectos posibles de Porto Alegre, Dreifuss respondió que espera "con gran interés los resultados de ese encuentro". Lo que es importante, subrayó, es "encontrar a nivel mundial las evidencias de las políticas sociales instrumentadas a nivel de los Estados".

La ministra calificó la cooperación al desarrollo de los países del Sur como "migajas de la riqueza del Norte" y exhortó a "organizar" una nueva solidaridad a escala mundial.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo