Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La violencia juvenil no atañe sólo a los extranjeros

(Keystone)

La prevención de la violencia no debe limitarse sólo a los jóvenes y a los inmigrantes, señala un estudio realizado por encargo de la Comisión Federal de Extranjeros (CFE).

Los autores piden acciones rápidas y pluridimensionales para generar una "cultura de bienvenida".

"No hay que 'etnizar' un problema social, sino disminuir los factores de riesgo y aumentar los de protección", señala el presidente de la Comisión Federal de Extranjeros (CFE) y profesor de Sociología Criminal, Manuel Eisner.

El documento, que se basa en experiencias compiladas en el extranjero, propone medidas para que la prevención sea más eficaz.

Según Manuel Eisner, la violencia juvenil no tiene que ver con que sus autores sean suizos o extranjeros, sino, sobre todo, con el entorno socioeconómico, familiar y escolar.

Desde la cuna

Aunque los extranjeros suelen tener más dificultades en esos campos y su acceso a las estructuras existentes es más difícil, no se necesitan adoptar medidas específicas.

En cambio, hay que actuar de forma global y cuanto antes, de ser posible desde el embarazo, para favorecer el buen desarrollo de los niños.

El criminalista cita un programa estadounidense, lanzado en la década de los años 1970 para ayudar a las madres solteras desfavorecidas.

Sus hijos pudieron beneficiarse de relaciones sociales sanas y mejores oportunidades profesionales. La conclusión de esta experiencia es que por cada dólar invertido en el programa, a largo plazo, se ahorraron 15 dólares.

Otros aspectos que merecen ser analizados minuciosamente son el aprendizaje de competencias sociales desde el jardín de infancia y la enseñanza primaria, así como la relación de los jóvenes con los medios de comunicación. El estudio menciona también el asesoramiento a los padres en cuestiones educativas y un programa de padrinazgo en los barrios.

Críticas a los centros de jóvenes

En cambio, los autores ponen en guardia contra algunas medidas contraproducentes, como por ejemplo, los centros para jóvenes, señala Manuel Eisner, en alusión a los estudios realizados en Suecia y Estados Unidos.

El trabajo de Manuel Eisner aportará un nuevo dato a la Comisión Federal de Extranjeros, que destina parte de su presupuesto – unos 14 millones de francos – a la prevención de la violencia.

"No disponemos de recursos suficiente para apoyar todos los proyectos que se nos presentan", lamenta Francis Matthey.

Asimismo, en sus conclusiones, el estudio coincide con la Comisión Federal de Extranjeros de que la integración debe interpretarse en un sentido amplio y que hay que actuar, en primer lugar, sobre las condiciones marco sociales y culturales.

El objetivo es evitar una estigmatización de los jóvenes extranjeros. "Debemos abrirles perspectivas y brindarles un sentimiento de pertenencia", subraya Francis Matthey.

Campañas electorales

La CFE quiere favorecer también la "cultura de la estima y el respeto", además de la bienvenida. Son aspectos que corren el riesgo caer en el olvido en los próximos meses, durante las campañas electorales para la votación sobre las leyes de extranjería y del asilo, según Francis Matthey.

De hecho, la CFE no comparte el tenor de la ley federal de extranjería en la forma que será sometida al veredicto de las urnas. Y eso que ha seguido de cerca la evolución de esa legislación desde los primeros proyectos.

Finalmente, el estudio servirá también a la Oficina Federal de Migración que prepara proyectos piloto en el ámbito de la violencia. El lanzamiento del primero está previsto para este otoño.

swissinfo y agencias

Datos clave

Según las estadísticas nacionales, en 2003, 13.500 adolescentes fueron condenados por la justicia, unos 1.200 más que en 1999.

El 44% de las condenas fue por robo, el 36% consumo de drogas, el 13% por violencia y el 7% por otros delitos.

En Suiza, entre 30.000 y 40.000 niños padecen alguna forma de violencia familiar.

Fin del recuadro

Contexto

La Comisión Federal de Extranjeros (CFE) nació en 1970 como comisión de expertos del gobierno y órgano subordinado al Ministerio de Justicia y Policía.

Está integrada por 30 miembros, de los cuales la mitad son extranjeros, y se ocupa de temas que favorecen la convivencia entre la población suiza y extranjera.

Desde el año 2001, la CFE dispone de un crédito de integración para respaldar proyectos en colaboración con la Oficina Federal de Migración.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×