Navigation

El sorteo, el mejor sistema de elección

¿Hasta qué punto son realmente democráticas las elecciones? En los orígenes de la democracia, en Atenas, los representantes eran elegidos por sorteo. El concepto recobra actualidad: dos jóvenes investigadores de Lausana estudiaron el papel del azar en la política.

Este contenido fue publicado el 26 junio 2019 - 11:00

Cada vez se escuchan más voces críticas que cuestionan los procesos electorales en la democracia suiza: afirman que son sobre todo las élites y el dinero los que determinan el resultado final. Algunos proponen el sorteo como una alternativa, un método que permite designar a los representantes populares, independientemente de su origen y sus relaciones.

Diversos movimientos en Suiza proponen celebrar elecciones al azar: Generation NominationEnlace externo sugiere sortear a los miembros del Consejo Nacional (cámara baja); PasserelleEnlace externo, en Biel, pedía una elección al azar para la mitad del Parlamento de la ciudad, e Initiative sur la JusticeEnlace externo propone este concepto para designar a los jueces federales.

Sin embargo, el sorteo no es un fenómeno nuevo, ni siquiera en Suiza. Se remonta a la democracia de la Grecia antigua y también fue ampliamente utilizado en el pasado por las comunidades soberanas de la Suiza actual. En el marco de un proyectoEnlace externo apoyado por el Fondo Nacional para la Investigación Científica, dos jóvenes politólogos de la Universidad de Lausana, Maxime Mellina y Aurèle Dupuis, realizaron estudios en profundidad sobre el tema.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.