En preparación para la revolución automotriz

De los 700 000 visitantes estimados durante la 88ª edición del Salón Internacional del Automóvil en Ginebra (8-18.03), no todos acuden por interés de los autos sofisticados. La industria automotriz suiza incluye unas 20 000 compañías que emplean a 200 000 personas, entre las cuales muchos mecánicos de formación.

Este contenido fue publicado el 17 marzo 2018 - 11:00

No es fácil para los visitantes detectar coches fabricados en Suiza, pero swissinfo.ch encontró dos empresas automovilísticas del país, ambas del cantón de Zúrich: Una, productora del 'Microlino', un pequeño automóvil eléctrico que se abre de manera frontal y que se puede conectar a tomas domésticas normales. Es una idea suiza, pero los autos se producen en Italia.

Luego está el último concepto desarrollado por Rinspeed. El vehículo autónomo 'Snap' tiene un chasis llamado monopatín, sobre el cual se encuentra un 'pod' que puede usarse como una unidad estacionaria o móvil para acampar, para efectuar conferencias o viajes normales.

Compra de "accesorios"

No muy lejos en un salón diferente de la feria, los suizos que trabajan en la industria automotriz encuentran todo lo necesario para dar servicio a los nuevos automóviles como radares de estacionamiento incorporados en los parabrisas, luces LED y sistemas de autoconducción. Los nuevos desarrollos en el diseño de automóviles requieren una inversión considerable para su mantenimiento.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo