Navigation

Escalofrío garantizado en el Valais

En este período de finales de octubre y principios de noviembre, los muertos parecen regresar entre los vivos. Diversas celebraciones relacionadas con los difuntos tienen lugar en muchos países, especialmente en Suiza, donde se reúnen varias tradiciones. Para los más temerarios, puede ser el momento de visitar los osarios del Valais.

Este contenido fue publicado el 01 noviembre 2018 - 13:26

En la Suiza católica, los muertos son tradicionalmente objeto de homenaje el 2 de noviembre, con motivo de la Conmemoración de los Fieles Difuntos. Esta celebración se confunde a menudo con el día de Todos los Santos, el 1 de noviembre, durante el cual la Iglesia Católica honra a todos sus santos.

En cualquier caso, muchos suizos se desplazan todavía a los cementerios en esta época del año para honrar a sus seres queridos, aunque esta tradición tiende a disminuir. En las tumbas se colocan flores, generalmente crisantemos.

Es quizás en la parte de habla alemana del cantón del Valais donde la presencia de los muertos es más perceptible visualmente. La región alberga una veintena de osarios. Uno de los más impresionantes se encuentra en Loèche, donde han sido apilados cuidadosamente no menos de 25 000 cráneos.

Pero en Suiza también hay otras costumbres importadas. La más famosa es la de Halloween, que se celebra con diversos eventos. Muy de moda a principios de los años 2000, esta tradición anglosajona parece, sin embargo, luchar por arraigarse. 

Un poco menos conocido en Suiza, la Fiesta de los Muertos de México también se celebra en diferentes lugares:

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.