Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

No más "regalitos" a los médicos

No más vacaciones gratis para "médicos consentidos".

(Keystone)

La industria farmacéutica suiza quiere terminar con la corrupción, gracias a un nuevo código de conducta que accaba de entrar en vigor.

A él se han sumado ya 70% de las empresas del sector. Los viajes ofrecidos a los médicos, para que prescriban la píldora preferida, deben ser cosa del pasado.

Para ganar ventas en el disputado mercado de los productos farmacéuticos, ciertas empresas han ofrecido a sus clientes –los médicos-, vacaciones gratuitas, cenas en los mejores restaurantes, simposios en una isla exótica o relojes de lujo.

El nuevo ‘código de buenas prácticas de la industria farmacéutica suiza’ debe poner fin a este tipo de tácticas para ganar adeptos de sus productos.

El código contiene básicamente reglas que se aplican en las tareas publicitarias y en el terreno de la formación continua de los profesionales de la medicina.

A partir de ahora, aquellos que participen en algún encuentro del sector, deberán pagar una parte adecuada de los costos.

De acuerdo al nuevo código, los gastos de viaje y de hotel que no tengan relación alguna con una manifestación definida, no podrán ser cargados a la cuenta de las firmas farmacéuticas.

Si hay una persona que acompañe a un médico en algún congreso, ésta deberá asumir todos sus gastos.

Convencer, en vez de sancionar

“La idea de este nuevo código de conducta no es sancionar ese tipo de artimañas, sino advertir a las empresas farmacéuticas que tales prácticas pueden ser incorrectas, en ciertos casos”, explica Dieter Grauer, vicedirector de la Sociedad Suiza de Industrias Químicas (SSIC).

“Nuestro interés es persuadir a las empresas farmacéuticas de que no cometan actos ilegales; ya que éstas quieren mantener una buena imagen y evitar que los medios las ataquen”, ahonda Grauer.

Por ahora, 70% de las sociedades del sector han firmado el código. Entre ellas, Roche y Novartis, las más grandes dentro del importante rubro farmacéutico de Suiza.

Pero las empresas helvéticas no son las únicas concernidas. Grandes firmas extranjeras, que disponen de oficinas en Suiza, han firmado también esta acta de conducta.

Responsabilidad en el sector médico

La Federación de Médicos Suizos expresa su satisfacción por la puesta en vigencia de este nuevo código. “Nuestra asociación ha rechazado siempre esos regalos”, comenta su portavoz, Reto Steiner.

“Por esta razón, la Federación ha sostenido activamente la prohibición de esas prácticas en la nueva Ley Federal de Productos Terapéuticos.”

“Favorecemos la estrecha colaboración entre los médicos y la industria farmacéutica. La investigación médica no sería posible sin su apoyo financiero. Pero está muy claro que no podemos aceptar que los galenos sean comprados a fin de beneficiar la promoción de un medicamento.”

La Academia Suiza de Ciencias Médicas ya solicitó con anterioridad más transparencia en las relaciones entre los sectores médico e industrial. Su presidente, Werner Stauffacher, se muestra muy satisfecho ante el nuevo código de conducta.

Stauffacher subraya la responsabilidad ética del sector médico: “Los galenos son, tal vez, los que cargan con la mayor culpa. Algunos no sólo aceptan los ofrecimientos de la industria farmacéutica, sino que también del sector de las prótesis y de los aparatos”.

La Academia ha intervenido en diversas ocasiones ante médicos y empresas del rubro para poner el acento en casos que no se alinean a los señalamientos éticos. Incluso realizó un sondeo para conocer la opinión de los médicos acerca de este tipo de intervenciones.

Sobre los resultados de ese cuestionario, el presidente de la Academia Suiza de Ciencias Médicas dice que “un tercio de ellos consideró las intervenciones de la academia como correctas, otro tercio las juzgó muy blandas y otro tercio muy duras”.

Castigos

Desde hace 2 años, la nueva Ley Federal de Productos Terapéuticos prohíbe que personas con la tarea de prescribir o entregar medicamentos acepten beneficios financieros, a menos que se trate de sumas pequeñas.

Los que violen esta disposición se exponen a castigos que pueden llegar a los 100.000 francos de multa o, incluso, la prisión.

La Confederación encargó a Swissmedic (Instituto Suizo de Agentes Terapéuticos) la tarea de vigilar que la legislación se aplique.

Este órgano ya ha recibido diversas denuncias presentadas por médicos y empresas del sector, advierte su portavoz, Nicole Wyss. Sin embargo, no pudo indicar si ya se han impuesto penas a los presuntos acusados.

“En la mayoría de los casos, sólo hacemos una advertencia", puntualiza Wyss, ya que las sanciones duras son de competencia cantonal.

swissinfo y agencias

Datos clave

El Código de conducta reemplaza al existente desde 1969.

Multas de hasta 100.000 francos o la pena de prisión establece la Ley Federal de Productos Terapéuticos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes