Navigation

Skiplink navigation

ONG suiza aboga por derechos del niño en Bolivia

Limpiabotas, un trabajo que muchos niños aprenden temprano. Keystone

Terre de hommes Suiza comparte e impulsa la idea de que la nueva Constitución boliviana incluya los derechos de los niños y adolescentes en el país andino.

Este contenido fue publicado el 28 febrero 2007 - 16:03

Se calcula que más de 600.000 de ellos trabajan y carecen de adecuada protección. Las normas establecidas en el actual Código del niño, niña y adolescente suelen ser incumplidas.

En las grandes capitales de Bolivia –como en las de otros países en desarrollo- las manos y caras tiznadas de los niños o niñas lustrabotas, el grito de los voceadores en el transporte urbano, o las de aquellos que venden dulces y otros artículos en la calle pasan poco menos que desapercibidas porque forman parte del cuadro cotidiano.

Es más impactante la imagen si se trata de niños mineros o ayudantes en la construcción e incluso de quienes caen en manos inescrupulosas que los usan en actividades delictivas o en la prostitución. A ellos se suman los más de 4.000 menores eufemísticamente llamados niños de la calle.

"Estos niños tienen necesidades sociales, necesitan vivir, estudiar, comer, tener salud y que se respete su condición de niños y adolescentes", declara a swissinfo Mónica Mendizábal, coordinadora nacional de Terre des hommes en Bolivia.

Perspectivas poco alentadoras

De acuerdo a informes del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) y UNICEF en Bolivia nacerán en este año 255.000 niños y niñas, pero en el primer mes morirán 7.000 y más de 70.000 sufrirán desnutrición crónica.

Dentro de cinco años irán a la escuela 194.000 niños y niñas, pero menos de la mitad de ellos terminará la educación secundaria. Si a estos datos añadimos la discriminación y el maltrato que se les da sobre todo como consecuencia de las difíciles condiciones de vida de su padres, crece la necesidad de buscar un mejor cuadro de protección legal.

Parte de las preocupaciones del Comité de derechos del niño, en la estructura del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, es el incumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño, razón por la cual urge al Estado boliviano a tomar medidas para armonizar su legislación con la Convención y asegurar así el cumplimiento de las normas de protección de los menores.

Para este cometido pide que se tome en cuenta la capacidad, los mecanismos de monitoreo y la provisión de recursos adecuados. Además, el Comité insta al Estado parte a que garantice que los derechos del niño sean incorporados en la nueva Constitución.

El balón está en la Asamblea Constituyente

Bolivia fue el octavo país que ratificó, en 1990, la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y la incorporó en su legislación como Ley directamente aplicable.

Ese paso permitió que en 1992 se aprobara el Código del Menor, documento que tres años después de su promulgación fue sometido a revisión.

Tras un largo camino con la participación de la sociedad civil, instancias pertinentes y UNICEF en el equipo de trabajo, fue promulgado el nuevo Código del Niño, Niña y Adolescente, en 1999. Como se advierte reemplaza el término menor con los de niño, niña y adolescente.

No obstante, es cada vez mayor el número de voces que proponen la incorporación de los derechos del niño en la Constitución que redactará la Asamblea Constituyente instalada el 6 de agosto de 2006.

Ante esa perspectiva, Mónica Mendizábal señala que Terre des hommes Suiza-Bolivia impulsa tal iniciativa porque, "desde donde se mire, los derechos de los niños, niñas y adolescentes" merecen atención prioritaria.

swissinfo, Félix Espinoza R, La Paz

Contexto

Bolivia ratificó la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, en mayo de 1990. Fue el octavo país en hacerlo.

El nuevo Código del Niño, Niña y Adolescente –promulgado el 27 de octubre de 1999-, rige la suerte de los niños en el país andino.

Terre des hommes Suiza-Bolivia impulsa la incorporación de los derechos infantiles en la futura Constitución del Estado. Ese paso corresponderá a la actual Asamblea Constituyente.

"Cada año nacen más de 255.000 niños y niñas, pero apenas 4 de cada 10 logran superar la "carrera de obstáculos" de los primeros 17 años de vida, transitar la infancia sin problemas de desnutrición crónica, concluir la educación primaria y secundaria y no trabajar antes de los 14 años", señala el informe del PNUD.

La ONG suiza TdH apoya proyectos que contribuyan, promuevan y velen por el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes. El programa en Bolivia cuenta con 300.000 dólares anuales.

End of insertion

Datos clave

Bolivia tiene 4,1 millones de niños (44% de la población):
1,5 millones entre 0 y 5 años
1,8 millones entre 6 y 13 años
800.000 entre 14 y 17 años

Se calcula que más de 600.000 niños, niñas y adolescentes trabajan.

En La Paz, El alto, Cochabamba y Santa Cruz, Sucre y Tarija hay más de 4.000 menores que viven en las calles.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (censo 2001), 9.200 menores viven en instituciones sociales o albergues.

La ONG suiza Terre des hommes promueve, entre otros, la educación integral que responda a las necesidades de calidad y calidez de la mayoría de la población infantil y adolescente en Bolivia.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo