Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Muy improbable" el asilo en Suiza para Assange

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, en octubre en una conferencia de prensa en Londres.

(Keystone)

Amnistía Internacional Suiza estima “muy improbable” que Berna pueda conceder asilo político a Julian Assange en caso de que éste decida solicitarlo.

Asimismo, califica de “injerencia política” la “recomendación” de EE UU de cerrar la puerta de la Confederación al fundador de Wikileaks.

Para Manon Schick, portavoz de esa ONG, la dificultad de acoger en Suiza al ciudadano australiano sería de orden administrativo.

La representante de Amnistía Internacional explicó a swissinfo.ch que, en virtud de que Assange solicitó (y le fue denegada) residencia en Suecia, ya no puede pedir asilo en otro país de Europa, según lo establecido por los Acuerdos de Dublín, de los que Suiza es signataria.

Destacó también que Amnistía Internacional (AI) no sabe nada sobre persecuciones o amenazas que pudiera estar sufriendo Assange y que son elementos fundamentales para una solicitud de esa naturaleza.

“En Suiza, como en otros países europeos, es necesario probar que se es perseguido para pedir asilo. Si Assange optara por esa vía, tendría que cumplir con los trámites requeridos, como el resto de los solicitantes”, puntualizó.

Precisó que esas pruebas de amenazas deberían proceder de su país de origen, Australia, ya que las de Estados Unidos no serían suficientes.

Al respecto, y en entrevista con el diario español 'El País', Asange se dijo en peligro. “Tenemos cientos de amenazas de muerte específicas de soldados del Ejército de Estados Unidos. No es inusual, por experiencias pasadas, nos hemos acostumbrado a ignorar amenazas de extremistas islámicos, cleptócratas africanos, y demás”, dijo.

Sin embargo, añadió: “La situación ha cambiado recientemente al extenderse las amenazas a nuestros abogados y a mis hijos”.

El australiano de 39 años agregó que “son los llamamientos específicos a nuestro asesinato, secuestro y ejecución por parte de las élites de la sociedad estadounidense lo que resulta más preocupante”.

“Algunos sitios de extrema derecha también han hecho un llamamiento para atacarme por la vía de mis hijos. Yo ya preveía que esto iba a ocurrir en abril, por eso desde entonces he tenido que mantenerme separado de mi familia”, explicó.

Petición en Suecia

Hace más de un mes, Assange esperaba establecerse en Suecia para aprovechar la legislación local, ampliamente favorable a la libertad de prensa. Sin embargo, la autoridad sueca de inmigración se negó el pasado 18 de octubre a entregarle un permiso de residencia.

Con base en los Acuerdos de Dublín, corresponde al primer país al que llega en Europa la persona que busca establecerse en este continente, hacerse cargo de su expediente.

“Por eso creemos muy improbable que Assange pueda recibir asilo político en Suiza. De cara al asilo, si hay pruebas de que Assange estuvo ya en Suecia, aunque solo solicitara un permiso de residencia, esa sería una razón suficiente para que Suiza no aceptara examinar su caso”, asegura Manon Schick a swissinfo.ch.

Varias posibilidades

Desde Amnistía Internacional se considera en cambio “más probable” que el cerebro de Wikileaks pueda llegar a Suiza a trabajar con un permiso ad hoc. En tal caso, se necesitaría que un empleador expresara la necesidad de que el solicitante trabajara en su empresa, al no haber acuerdos bilaterales entre Suiza y Australia. “Esta vía sería más fácil porque no requiere los trámites administrativos antes mencionados”.

A principios de noviembre, Julian Assange apunto en Ginebra que estaba pensando pedir asilo político y establecer domicilio en Suiza para trabajar en su plataforma de Internet, aunque esto es algo que todavía se desconoce y que no aclaró este domingo (05.12) la Oficina Federal de Migración (OFM). “Por razones de protección de datos personales no podemos decir si una persona en particular ha solicitado asilo en Suiza”, manifestó la portavoz de asuntos de asilo de la OFM, Marie Avet, al ‘NZZ am Sonntag’.

En cualquier caso, la situación de Assange dista mucho de la de otros demandantes de asilo político en Suiza. Dispone de recursos financieros y tiene la posibilidad de estudiar, junto a su abogado, cuál sería la mejor opción. “Para Assange, también por el hecho de ser australiano, sería más fácil abrir una empresa, que para un refugiado africano, por ejemplo. Así dispone de varias posibilidades, mucho más que otros que sufren persecución pero que no cuentan con posibilidades económicas ni con la asistencia de un abogado”, estimó Schick.

Injerencia de EEUU

Estados Unidos, por medio de su embajador en Berna, Donald Beyer, “aconsejó” a Suiza no darle asilo a Julian Assange. En una entrevista publicada por el diario suizo ‘SonntagsZeitung‘, Beyer señalaba que “Suiza debe considerar con mucha atención si da asilo a un fugitivo”, en referencia a Assange, sobre quien pesa una orden de captura de Interpol por una denuncia de violencia sexual presentada en Suecia, dijo.

En opinión de Amnistía Internacional, Estados unidos no tiene nada que decir al respecto y la carta supone un injerencia externa en un país como Suiza. “Estados Unidos tiene que presentar pruebas y demostrar que Assange cometió delitos en aquel Estado. No es suficiente con que digan que no les gusta”.

Hasta el momento solo Suecia ha procedido juridícamente contra Assange. Estocolmo pidió a Interpol su detención por los delitos de violación, abusos sexuales y coacción.

Los que realmente han cometido crímenes y han incumplido los derechos humanos han sido precisamente los Estados Unidos, como ha quedado patente ante todo el mundo gracias a las filtraciones de Wikileaks referentes a Afganistán e Irak, concluyó la portavoz de Amnistía Internacional Suiza.

Cuenta en Suiza

Julian Assange abrió un cuenta en el banco suizo PostFinance con la que obtiene las donaciones anónimas enviadas por sus partidarios.

La cuenta tiene el nombre ‘Assange Julian Paul, Genève’.

La existencia de esta cuenta, revelada este domingo por el periódico ‘NZZ am Sonntag’, fue confirmada por el portavoz de la entidad financiera, Marc Andrey.

Este canal es con el que se alimenta al ‘Julian Assange Defence Fund’.

Ginebra es el lugar de residencia facilitado por el fundador de Wikileaks como domicilio en Suiza.

PostFinance anunció el domingo que iba a verificar la dirección en Suiza de Assange aportada por el creador de Wikileaks para abrir la mencionada cuenta.

Para abrir una cuenta en PostFinance es necesario contar de hecho con un domicilio en territorio suizo –también en las zonas fronterizas o limítrofes con la Confederación- o tener intereses empresariales o inmobiliarios en Suiza.

En la web Wikileaks se invita a que los usuarios colaboren con el portal.

Además de la de Suiza, la organización tiene otras cuentas en Islandia y en Alemania, y una cuenta postal en Australia.

El banco PostFinance no informó sobre la fecha de la apertura de la misma, ni los movimientos registrados ya que los datos son confidenciales.

Fin del recuadro

3.000 visitas por segundo

Desde la creación de la nueva dirección de Wikileaks en Suiza, (wikileaks.ch), la web de filtraciones registra en torno a los 3.000 visitantes por segundo.

El domingo hubo distintos problemas para acceder a la web pero porque el servidor se vio sobrecargado y no a causa de los ataques de ‘hackers’, según anunció el Partido Pirata Suiza.

Esta formación prepara un carta para el Consejo Federal (gobierno) para que Suiza conceda asilo político a Julian Assange.

El Partido Pirata Suiza creado en julio de 2009 pretende representar los intereses de la ‘generación digital’ en la escena política.

Fin del recuadro

swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes