Navigation

La OIT considera tratado sobre acoso sexual

La OIT analiza la creación de instrumentos contra el acoso sexual desde 2015, antes de las acusaciones contra figuras como el productor cinematográfico estadounidense Harvey Weinstein (en la imagen). Keystone

La conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) comenzó este lunes en Ginebra con conversaciones centradas en un nuevo tratado internacional que podría ser adoptado en 2019 y que busca proteger a los trabajadores del acoso y la violencia.

Este contenido fue publicado el 28 mayo 2018 - 15:28

Más de 5 000 representantes de trabajadores, gobiernos y patrones de los 187 Estados miembros de la OIT participan en la Conferencia Internacional del Trabajo, que se celebra en el Palacio de las Naciones del 28 de mayo al 8 de junio.

El tema de la violencia y el acoso contra mujeres y hombres en el mundo laboralEnlace externo es uno de los aspectos más destacados de la sesión de diez días. Los delegados discuten un nuevo instrumento jurídico internacional: una convención o una recomendación o una combinación de ambos, para proteger a los trabajadores.

El director general de la OIT, Guy Ryder, señaló que ese organismo comenzó a discutir la idea en 2015, mucho antes de la reciente oleada de acusaciones de conducta sexual inadecuada por parte de figuras de alto perfil como el productor cinematográfico estadounidense Harvey Weinstein, y la difusión de la campaña #Yotambién en todo el mundo.

“Durante estas primeras discusiones [en Ginebra] esperamos definir el alcance de una posible norma internacional [sobre la cuestión de la protección de los trabajadores contra la violencia y el acoso]. Este paso es esencial para poder finalizar un texto que esperamos pueda ser adoptado en 2019: el año del centenario de la OIT”, declaró Ryder al diario ‘Tribune de Genève’Enlace externo.

La OITEnlace externo indicó que se han realizado esfuerzos a diferentes niveles para abordar el tema de la violencia y el acoso en el lugar de trabajo, pero considera que hay muchas lagunas en las protecciones legales. Entre ellas, la falta de una legislación coherente y de cobertura en leyes y políticas para los trabajadores más expuestos a la violencia, además de la existencia de una definición demasiado estricta de “lugar de trabajo” en las leyes y regulaciones vigentes.

Un informe independiente del Banco Mundial, ‘Mujeres, empresas y derecho 2018’Enlace externo, reveló que 59 de los 189 países estudiados no tenían disposiciones legales específicas que cubrieran el acoso sexual en el lugar de trabajo.

+ ¿Qué hacer en caso de acoso sexual?Enlace externo

En respuesta a una consulta gubernamental y sindical realizada el año pasado por la OIT, Suiza manifestó su apoyoEnlace externo a la idea de crear un instrumento legal.

“El establecimiento de uno o más instrumentos es apropiado para incorporar el tema de género en el campo laboral, para proporcionar una mayor protección, especialmente habida cuente de la creciente proporción de mujeres en el mercado laboral, y para crear conciencia sobre los riesgos de acoso derivados de las nuevas tecnologías”, declaró.

Pero las autoridades suizas precisaron que esperarán hasta el final de las discusiones en Ginebra antes de decidir qué forma debe tomar el instrumento.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.