Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Abu Sayyaf libera a Andreas Notter

Andreas Notter está libre, pero su colega italiano Eugenio Vagni sigue en manos de Abo Sayyaf en Jolo.

(Keystone)

El delegado suizo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) secuestrado en Filipinas hace tres meses por el grupo rebelde Abu Sayyaf está sano y salvo. En manos de la guerrilla permanece aún el italiano Eugenio Vagni.

La policía filipina rescató la madrugada de este sábado al rehén suizo retenido por militantes islamistas de Abu Sayaf en la isla de Jolo, al sur del archipiélago.

Andreas Notter, de 38 años, fue secuestrado junto con dos colegas durante una misión humanitaria el pasado 15 de enero. Los tres delegados del CICR trabajaban en un proyecto de saneamiento de una prisión.

Contrariamente a lo que indicó inicialmente el ejército, los secuestrados no liberaron al suizo de forma voluntaria.

Según el secretario filipino del Interior, Ronaldo Puno, un grupo de hombres que retenía al suizo trató de atravesar el cordón de seguridad desplegado en torno al campo de la guerrilla, en el centro de la isla de Jolo. Las fuerzas de seguridad los descubrieron y persiguieron.

La presión militar obligó a los rebeldes a dejar libre al delegado suizo. "Es una suerte que Notter haya salido ileso de este incidente", declaró Ronaldo Puno.

El delegado suizo del CICR fue trasladado inmediatamente a la residencia del gobernador de la provincial de Sulu, Sakur Tan, que encabeza el comité de crisis en el caso de los rehenes. "Me he librado y estoy feliz de estar vivo, sano y salvo", dijo Notter en una rueda de prensa.

"Estoy muy contento de encontrarme entre ustedes, todo ocurrió muy rápido. Aún estoy un poco desorientado de cómo se produjo todo. Mi preocupación ahora es mi colega Eugenio Vagni que –como todos ustedes saben- está herido", agregó.

Queda un rehén

Tras la liberación del suizo, Eugenio Vagni, ciudadano italiano de 62 años, es el último rehén en manos de los rebeldes. La filipina Mary Jean Lacada fue liberada el pasado 2 de abril.

Según el CICR, que permaneció en contacto telefónico con sus colaboradores durante estos tres meses, la única exigencia de los secuestradores es que el ejército retire sus tropas de la isla de Jolo. No han pedido ningún rescate.

El mes pasado, los rebeldes amenazaron con decapitar a uno de los rehenes, tras lo cual el ejército circundó las bases de Abu Sayyaf.

Alivio en Berna

El Ministerio suizo de Asuntos Exteriores se declaró "aliviado" y "feliz" tras la liberación de Andreas Notter. "Seguimos en contacto con las autoridades filipinas, así como con el Comité Internacional de la Cruz Roja", señaló el portavoz, Andreas Stauffer rehusando dar más detalles.

Manila y Washington acusan a Abu Sayyaf de mantener vínculos con Al Qaeda. Abu Sayyaf es un grupo especializado en secuestros, sobre todo de ciudadanos extranjeros, que suele exigir rescates.

Las autoridades Filipinas sospechan también que tiene vínculos con la organización islamista regional Jamaah Islamiyah (JI), acusada de haber fomentado el atentado que costó la vida a 202 personas en Bali (Indonesia) en 2002.

swissinfo y agencias

Abu Sayyaf

Fundado en 1991 por ex combatientes de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética, el grupo Abu Sayyaf está vinculado a la Yemaa Islamiya, el brazo de Al Qaeda en el sudeste asiático.

Considerado un grupo terrorista por los gobiernos de Filipinas y de los Estados Unidos, se le atribuyen los atentados más sangrientos de los últimos años en el archipiélago y múltiples secuestros de locales y extranjeros.

Los rebeldes de Abu Sayyaf, famosos por sus secuestros, han decapitado en el pasado a sus rehenes.

En junio de 2001, el estadounidense Guillermo Sobero fue decapitado por otro grupo de Abu Sayyaf en la isla sureña de Basilan, después de que Manila rechazara conversaciones para la liberación de tres rehenes estadounidenses.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×