Navigation

Suiza, contra la homofobia y por el 'statu quo' en la vivienda

La iniciativa que pedía viviendas más accesibles exijía que por lo menos 10% de los nuevos apartamentos fuesen construídos por asociaciones habitacionales. 123rf

Los suizos votaron sobre dos temas este domingo. Se opusieron al veto a la un referéndum que buscaba frenar sumar la homofobia a la norma antiracismo  helvética. Por otra parte, rechazaron la iniciativa popular que buscaba exigir qu el Estado que se encargara de fomentar la construcción de viviendas asequibles.

Este contenido fue publicado el 09 febrero 2020 - 16:00
swissinfo.ch

El Código Penal suizo protege contra la discriminación por el color de la piel, la religión o el origen étnico. El gobierno y el parlamento reforzaron esta norma punitiva contra el racismo prohibiendo también la discriminación contra las personas por su orientación sexual. Un grupo que se opuso a la modificación consiguió que se celebrara hoy el referéndum que hoy se sometió al pueblo suizo. Solo tres cantones, Uri, Schwyz y Appenzeller Rodas Interiores rechazaron este cambio normativo. Los detalles en este artículo:

Por otra parte, el electorado activo rechazó hoy en las urnas, según las previsiones,  una iniciativa popular que exigía que al menos el 10% de los nuevos apartamentos fuesen construidos por cooperativas de viviendas. Según el comité de la iniciativa, esto debía dar lugar a una vivienda más asequible. El Consejo Federal y el Parlamento aconsejaron rechazar la propuesta.

La iniciativa recibió apoyo sobre todo en la parte francófona de Suiza. Los cantones de Ginebra, Vaud, Neuchâtel, Jura y la ciudad de Basilea la aceptaron.


Hans Egloff, presidente de la Asociación de Propietarios de Viviendas, se alegró de que la iniciativa no haya encontrado ninguna resonancia entre los votantes. Sin embargo, se sorprendió por la claridad del resultado. 


Natalie Imboden, Secretaria General de la Asociación de Inquilinos, lo puso en perspectiva: "La popularidad en las ciudades es una clara señal de que el problema de las viviendas caras es una preocupación mayor". Dijo que ahora era importante actuar a pesar del 'no' de hoy.

El ministro Guy Parmelin ve el resultado como una señal de que el electorado "comparte la opinión de que el mercado de la vivienda funciona". Los problemas de las regiones y ciudades individuales deben "resolverse sobre una base regional". 

Las casillas de votación cerraron a las 12:00 (hora suiza). En este mapa usted puede ver los resultados definitivos:

​​​​​​​

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.