Navigation

'Pesca' de personal a expensas de los más pobres

También podría hacer mucha falta en su país: enfermera rusa en un centro de cuidados para enfermos que padecen demencia en Zúrich. Keystone

Sin personal de salud reclutado en el extranjero, el sistema de salud en Suiza enfrentaría serios problemas. En algunos hospitales más de la mitad del personal de salud es foráneo.

Este contenido fue publicado el 16 febrero 2010 - 09:03

Una situación que en parte tiene consecuencias catastróficas para la población de esos países, critica la sección suiza de Medicus Mundi.

La carencia de personal sanitario en los hospitales suizos es crónica. Y aguda: en las profesiones vinculadas a la salud no universitarias se necesitarían anualmente entre 13.000 y 16.000 personas. Una cifra que es un tercio mayor al número de profesionales que se forman en las instituciones en Suiza. En el sector de asistencia, el déficit de personal asciende hasta el 50%.

Por ello, desde hace muchos años los hospitales, clínicas y otras instituciones de salud reclutan a su personal en el extranjero. En la región germanófona de Suiza se emplea a personal procedente de Alemania, y en la Suiza francófona, de la vecina Francia.

Así se ‘alivian’ de alguna manera las fases más agudas de carencia de personal en las áreas de sanidad y de asistencia. Sin embargo, las consecuencias son de gran alcance y se expresan en una ola de reclutamiento a escala global.

El efecto dominó

“Esta ola obliga a Alemania a reclutar personal de salud en Polonia; los polacos emplean a los ucranianos y éstos, a los rusos, la que a su vez recluta de países en desarrollo”, ilustra Martin Leschhorn, integrante de la Red Medicus Mundi de Suiza (MMS).

Los perdedores en la cadena son, una vez más, los más pobres y vulnerables, dice Leschhorn. “En países donde por cada 1000 habitantes hay solo un médico o una partera, la emigración de estos profesionales tiene consecuencias catastróficas para la población local. Esto es especialmente grave para países con una tasa alta de infectados con el virus HIV, cuyas terapias antivirales demandan personal calificado”.

Medicus Mundi apoya por ello el Código para el reclutamiento internacional de personal de salud, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere presentar en mayo próximo.

Medidas de compensación

Uno de los puntos más importantes de este instrumento de regulación previsto es que el reclutamiento beneficie a todos los involucrados, es decir, al país de destino y al país de procedencia, así como al mismo personal de salud emigrante.

Además, el personal debe proceder solamente de aquellos países con los que el país de acogida mantenga convenios bilaterales o multilaterales. Estos convenios contienen medidas en el área de formación o acuerdos regionales.

Según Leschhorn, “simplemente no se debe reclutar en países donde faltan medidas para paliar las consecuencias de la emigración”.

El país que quiera reclutar personal de otro en desarrollo podrá hacerlo solamente si apoya técnica o financieramente al sistema de salud local, por ejemplo, si aporta a la formación profesional o a la creación de centros de salud.

Escepticismo en la Confederación

El representante de Medicus Mundi también observa un punto crítico en Suiza: “La mayor dificultad para la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) es la exigencia del Código de la OMS que señala que cada país debe formar suficiente personal de salud”.

Este punto no parece tan problemático a primera vista: “Suiza ha apoyado inmediatamente la idea de la elaboración de un código practicable y efectivo”, comentó Jean-Daniel Biéler, vice director de la Sección Internacional de la OFSP, durante una conferencia del Consejo Ejecutivo de la OMS en Ginebra.

Sin embargo, los conceptos sobre el autosuministro y la compensación necesitarían una reformulación, aclaró Biéler. Sólo entonces Suiza podría aprobar las normativas.

Abordar la formación a escala nacional

Leschhorn reconoce que en Suiza ya se han iniciado importantes esfuerzos para llenar los vacíos, como son el refuerzo en la formación, medidas para la permanencia prolongada del personal en la profesión o mejores condiciones de trabajo.

La Conferencia de Directores Cantonales de Salud presentó a fines del año pasado un informe que contiene también propuestas para el manejo central de la formación del personal sanitario. Este es hasta hoy, en gran parte, competencia de los cantones.

Leschhorn admite además que la causa de todos los problemas estaría solamente en los países ricos. “En los países en desarrollo también existe migración interna porque el personal encargado de la atención primaria de salud opta por programas internacionales más prometedores y exitosos como, por ejemplo, el de la Fundación Global. Entonces también hace falta este personal en la asistencia sanitaria básica”.

Renat Künzi, swissinfo.ch
(Traducido del alemán, Rosa Amelia Fierro)

Dependiente del extranjero

En Suiza trabajan alrededor de 333.000 personas en los sectores de asistencia y terapia. Pero la demanda es mucho mayor.

En las profesiones de salud no universitarias se necesita anualmente entre 13.000 y 16.000 asistentes recién graduados.

Para cubrir la demanda en Suiza, cada año se requerirían 4.500 graduados en el sector de salud.

La demanda es mayor en la asistencia: aquí faltan anualmente 2.400 recién graduados.

Según una proyección, en 2020 se necesitarán en Suiza 25.000 personas en el sector de la salud. Otros estudios calculan que incluso serán 45.000.

En 2020, la población mayor de 65 años se incrementará en 34% frente a la de 2006.

Paralelamente, la cuota de población económicamente activa aumentará solamente 4%.

Por ello, los hospitales suizos reclutan personal en el extranjero.

La proporción de personal extranjero en los hospitales suizos asciende a 55%.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.