Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Canícula Suiza, con los pies en el agua

Desde el Lago Léman hasta el Lago de Constanza, desde el Ródano hasta el Rin, el ardiente verano empuja a los suizos al agua. Las temperaturas récord del aire y del agua se reflejan en la facturación, también récord, en áreas de playa y piscinas.

Los chapuzones en zonas naturales son los más preciados.  

Empujadas por la corriente de los ríos, se observan flotillas enteras de balsas inflables y huestes de nadadores. Muchos comparten su alegría estival con sus mascotas. Así, perros envueltos en chalecos salvavidas integran también el cuadro veraniego.    

Pero para algunas personas no basta con refrescarse y relajarse. Sus zambullidas en medio de piruetas o salto audaces atraen la mirada de algunos vecinos, mientras que algunos otros escrutan los tatuajes de los bañistas.

Las temperaturas del agua están al alza. Para encontrar ojos de agua con menos de 20 grados hay que dirigirse a las regiones más altas: los arroyos o los lagos de montaña.   

La noche de este jueves a viernes, el termómetro marcó más de 20 grados centígrados. A orillas del lago de Constanza, en Güttingen (Turgovia) la temperatura no fue menor a los 25 grados. Suiza no había tenido una noche tan caliente según el registro de 135 años de edad del servicio meteorológico de la unidad hermana de swissinfo, la radio y televisión SRF.

(Fotos: Keystone, ex-press; texto: Peter Siegenthaler, swissinfo.ch, actualización/pi: 23.06.2017)