Navigation

Suizos de USA se interrogan sobre las elecciones

Walter Liniger, catedrático en la Universidad West Columbia de Carolina del Sur. cla.sc.edu

En vísperas de la elección presidencial todo el mundo retiene el aliento. Incluídos los casi 160.000 suizos de Estados Unidos (115.000 binacionales) que, en principio, votan.

Este contenido fue publicado el 26 octubre 2004 - 12:39

Swissinfo reanuda el contacto con algunos de ellos -encontrados durante las elecciones del 2.000- para saber cómo han vivido durante los últimos cuatro años.

“Esta vez, los atentados y la guerra en Irak han creado una situación muy nueva en la cual la política exterior se ha convertido en tema central de la campaña electoral. Esto nunca se había visto en la historia del país”, explica Mathias Meyer, ex director ejecutivo en la Banca Mundial, de retorno en Suiza, después de haber vivido varios años en Estados Unidos.

Meyer ha vivido el período crucial después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, cuando se derrumbadaron ciertas certidumbres.

Hace cuatro años, con ocasión de su operación ‘Swissmobile’, swissinfo había encontrado a Mathias Meyer y a otros suizos de Estados Unidos. ¿Cómo han vivido durante estos cuatro años, a cuál de los candidatos apuestan y por qué”: esto es lo que swissinfo ha querido saber.

Un observador asqueado

En el Texas natal de George W.Bush, Bernard Nussbaumer, productor de cine en Dallas, ha vivido estos últimos cuatro años como “un observador desengañado y asqueado”.

“La mitad del país está anestesiada y ciega. No creo que Bush sea una persona deshonesta o malintencionada, pero pienso que sus valores son falsos, que él hace mucho mal a su país y que su país no se da cuenta”, afirma Nussbaumer.

Según Mathias Meyer este período ha sido muy especial porque ha sido marcado por los atentados del 11 de septiembre. “La manía por la seguridad y el patriotismo redoblado” han sido las consecuencias”, señala.

“En cierta forma, al comienzo, ésto ha valorizado a un presidente más bien débil a causa de la forma como fue elegido. Ha adquirido la dimensión de un jefe de Estado garante de estabilidad y se ha beneficiado entre la población”, añade.

Ya no hay más ‘pueblo escogido’

En West Columbia, Carolina del Sur, Walter Liniger dice: “me siento avergonzado de mi nacionalidad estadounidense y de que en esta formidable democracia no voy a votar ‘por’, sino ‘contra’ un candidato”. “Lo peor es que los Estados Unidos no saben qué hacer. Están completamente desorientados por el miedo, el terror y la incomprensión de lo que sucede”, precisa este profesor de ‘blues’.

Bernard Nussbaumer subraya: “En tres años, los estadounidenses han pasado del estado de víctimas y de modelo al estado de agresores”.

Según Walter Liniger, los norteamericanos “se aferran a sus convicciones de ser un pueblo elegido sin darse cuenta de que esto ya no es así, porque Bush les tiende un espejo lleno de las cosas negativas que ha hecho”.

Catastrófico balance social



Dentro de los mismos Estados Unidos es el campo social el que ha sufrido la presidencia de Bush. “En términos de entorno humano y social, como también en la esfera de la libertad de expresión, se han retrocedido décadas”, asegura Nussbaumer.

También Walter Liniger alude a “la erosión de la clase media que, en general, se ha mostrado más crítica y liberal que los más desfavorecidos, manipulados por los mensajes de miedo”.

Según el músico suizo, los más desfavorecidos, podrían votar por Bush, como los ricos que se han hecho más ricos, durante su presidencia.

“Para evitar la agravación de la ersosión social es absolutamente necesario que los demócratas ganen”, considera el profesor que se lamenta además de no haber podido convencer a sus alumnos.

Europa es derrotista

Como ninguno de los seis suizos de 'Swissmobile' es partidario del presidente saliente, swissinfo acudió a Peter Jordi, un suizo de Nueva York, seguidor incondicional de Bush.

"Estoy completamente de acuerdo con lo que ha hecho", afirma. Como hombre de negocios Jordi se felicita por la reducción de impuestos aceptada por los republicanos.

También está de acuerdo con la política exterior y "la guerra contra los terroristas y contra el Islam". En su opinión, el Islam "debe adaptarse a un mundo global y es necesario impedir que el Islam se ampare del control de una parte del mundo como lo hicieron los comunistas".

Peter Jordi sabe que esto no es lo que se piensa en Europa. Advierte no obstante que, en su opinión,"el pensamiento europeo es muy derrotista". Según él, George W. Busha va a ganar.

Bush ganador

Así piensa también Bernard Nussbaumer quien, paradójicamente, casi lo desea. "Si lo reeligen, los estadounidenses no tendrán más excusas. Deberán optar por una u otra cosa, un poco como los niños que deben aprender".

Para este suizo de Dallas es mejor esperar a que reviente el abceso republicano. "Después se podrá curar", asegura. No obstante, lamenta profundamente la gravedad de la fractura que ahora divide a los Estados Unidos. "Es como un gigantesco iceberg que se divide en dos y cuyas partes siguen, cada una, una corriente inversa".

Swissinfo, Isabelle Eichenberger
(traducción, Jaime Ortega)

Datos clave

A finales de 2003, 159.916 suizos vivían en Estados Unidos, entre un total de 612.562 suizos del extranjero.
114.997 suizos de USA son binacionales y, teóricamente, pueden votar.

End of insertion

Contexto

'Swissmobile' fue un viaje por Estados Unidos de la Radio suiza de expresión francesa y de Swissinfo, con ocasión de la campaña electoral de Estados Unidos en el 2000.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.