Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los diamantes azules son los más raros del mundo, tras los de color rojo.

(Keystone)

Se trata del precio más alto jamás pagado por quilate en cualquier gema, explicaron los responsables de Sotheby's tras la subasta de 'Joyas Magníficas'.

Es la piedra más rara que entró al mercado este año y estuvo valorada entre 6,8 y 10 millones de francos suizos. Fue adquirida por un comprador anónimo que pujó por teléfono tras una ruda 'batalla' de 15 minutos con otro cliente que pujaba igualmente por teléfono.

David Bennett, presidente del departamento de joyería de Sotheby's en Europa y Oriente Medio, comentó que los resultados mostraron la fuerza del mercado a pesar de la crisis económica actual. El anterior precio récord por un diamante de similares características fue de 8,7 millones de francos por una piedra de 6,04 quilates vendida en subasta en Hong Kong en 2007.

El propietario del diamante azul de Ginebra tendrá el derecho de bautizar su gema, que viene montada en un anillo de platino. De hecho, los diamantes azules son los más raros del mundo, tras los de color rojo. Se cree que existe sólo un puñado en todo el planeta. Los diamantes azules adquieren su coloración característica debido a la presencia del elemento químico boro durante la fase de formación de la gema.

"Estamos hablando de una piedra fuera de serie, de una calidad rara", comentó Bennett a swissinfo. "Cumple todos los requisitos en términos de rareza, calidad y perfección. Es simplemente, una piedra extraordinaria".

De Sudáfrica a Ginebra

La impecable gema fue cortada de una piedra en bruto de 26,58 quilates desenterrada el pasado año en la mina de diamantes Petra en Cullinan, cerca de Pretoria (Sudáfrica).

Esta mina fue también el origen del más grande diamante en bruto jamás hallado: la gema 'Cullinan' de 3.106 quilates, descubierta en 1905. De esta piedra única se obtuvo la 'Gran Estrella de África', un diamante de 530 quilates que forma parte de las Joyas de la Corona británica, y que se puede ver en la Torre de Londres.

"La mina de Cullinan produjo igualmente un cuarto de los diamantes de más de 400 quilates de tamaño en el mundo. Y es también la única fuente fiable de diamantes azules, que son increíblemente raros", señaló a swissinfo Cathy Malins, portavoz de la empresa de diamantes Petra. Según Malins, las minas de Petra producen entre dos y tres millones de toneladas de roca por año, "y si se tiene suerte es posible encontrar uno o dos diamantes azules entre ellas".

Al tallador de diamantes Gary Monnickendam le tomó siete semanas producir la piedra final a partir del diamante en bruto: dos semanas sólo para mirarlo, y luego cinco de cortado y pulido.

"Como talladores, vivimos para cortar el ocasional diamante azul, porque es especialmente excitante. Si tienes la oportunidad de hacerlo, es todo un raro privilegio", declaró Monnickendam al periódico 'Times Online'. "Ahora mismo me encuentro en plena depresión postparto, pues es algo similar a dar a luz".

¿Precio récord?

Los precios de joyas más comunes, las que se pueden encontrar en joyerías, han caído abruptamente en los meses recientes debido a la recesión generalizada. Pero los expertos en gemas tienen confianza en que los coleccionistas y comerciantes mantengan su 'apetito' por piezas raras y únicas, en particular diamantes de colores o gemas históricas.

"Este es un mercado mundial ligeramente diferente en términos económicos, pero para los compradores y coleccionistas de diamantes azules hay tan pocas oportunidades de dar con uno, que se ven obligados a pujar", explicó Bennett.

Un diamante azul de 3,73 quilates montado en un anillo se vendió en mayo de 2008 por 9,2 millones de francos suizos, estableciendo un récord mundial de precio por quilate para cualquier gema vendida en subasta.

"La piedra preciosa que vendí el año pasado tenía la mitad de tamaño y obtuvo un poco más de 1,3 millones de dólares por quilate. Con ésta estimamos en mínimo 850.000 el quilate. Tendremos que ver cómo van las cosas", comentaba Bennett antes de la subasta. "De hecho, los diamantes azules atraen al tipo de cliente que desea poseer algo que nadie más tiene".

En los últimos años, la reputación de Ginebra ha crecido como centro de espectaculares ventas de joyería, en particular gemas grandes. En noviembre de 2007, Sotheby's en Ginebra vendió un diamante enorme, impecablemente cortado, que pesaba 84,37 quilates, por 18,2 millones de francos suizos. El afortunado comprador fue el fundador de la marca de vaqueros Guess, Georges Marciano.

La piedra obtuvo un precio récord mundial por quilate para un diamante blanco (191.980 dólares americanos) y fue la segunda gema más cara vendida en subasta. La primera fue el diamante 'Star of the Season', de 100,10 quilates, vendido por la misma oficina de Ginebra por 16,5 millones de dólares en mayo de 1995.

Simon Bradley, Ginebra, swissinfo.ch
(Adaptación: Rodrigo Carrizo Couto)

CONTEXTO

Ginebra es un un importante centro de subastas de lujo desde 1968, en particular para joyería y relojería. Las subastas se llevan a cabo en mayo y noviembre.

Joyería, relojes de lujo y vinos de colección valorados en más de 90 millones de francos suizos fueron presentados en subasta en las ventas de primavera 2009.

Antiquorum, firma especializada en relojería, subastó 331 relojes de la 'Colección de un Noble Europeo', valorada en 5,8 millones de francos suizos.

Sotheby's vendió 170 relojes y similares en mayo, así como 350 lotes de diamantes y joyería, valorados en 50,2 millones de francos suizos. La pieza estrella de la colección fue el diamante azul de 7,03 quilates.

Phillips de Pury and Company puso a la venta 173 lotes de relojes y joyería por un valor total aproximado de 4,3 millones de francos suizos.

Por su parte, Christie's propuso tres ventas – de relojes, vinos finos y joyería – con las que obtuvo más de 36 millones de francos suizos.

En mayo de 2009, las ventas de relojes, joyas y vinos de coleccionista en Ginebra representaron unos ingresos de 175 millones de francos suizos, un aumento considerable comparado a los 90 millones de noviembre de 2008.

Fin del recuadro


Enlaces

×