Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un sistema de enseñanza más uniforme

Suiza tiene 26 sistemas de enseñanza diferentes, uno por cantón.

(Keystone)

Los suizos votan el 21 de mayo una enmienda de los artículos de la Constitución relativos a la enseñanza. El objetivo es uniformar el sistema actual.

Los partidarios aseguran que el cambio llevará a una formación más eficaz. Según los detractores, atenta contra el federalismo y conllevará una armonización a la baja.

País federalista, Suiza aplica también el federalismo a su sistema de enseñanza. Los cantones gozan de una amplia autonomía, tanto en la enseñanza obligatoria, primaria y secundaria, como en la escolarización postobligatoria.

El mismo principio se aplica a la formación académica. A excepción de las Escuelas Politécnicas Federales, las universidades son competencia de los cantones, al igual que la formación profesional.

Disparidades problemáticas

El hecho de que existan varios sistemas cantonales hace que Suiza carezca de un sistema de formación homogéneo, incluso en la enseñanza preescolar.

La mayoría de los cantones tiene parvularios que, sin embargo, no siempre son obligatorios. Además, la edad de ingreso al ciclo preescolar varía de un cantón a otro, así como varía también la duración de los estudios. En Friburgo se necesitan cuatro años para concluir el bachillerato, mientras que en el cantón de Vaud, tres.

Para las autoridades y los responsables de la instrucción pública esta diversidad podría perjudicar no sólo la enseñanza, sino también la movilidad de la población. Los problemas se plantean cuando una familia muda su residencia a un cantón donde el curso escolar es diferente.

Es una de las razones por las que la Comisión de la Ciencia, la Educación y la Cultura del Consejo Nacional (cámara baja) ha colaborado estrechamente con la Conferencia Suiza de Directores Cantonales de la Enseñanza Pública en la elaboración de un proyecto que contempla nuevas disposiciones constituciones en la materia.

Objetivo: calidad

El objetivo es "lograr un espacio educativo homogéneo y un alto nivel de calidad". Esto permitirá reforzar la posición del sistema educativo suizo en el ámbito internacional, ya que el estudio PISA mostró que algunos alumnos suizos presentan lagunas, sobre todo en lo que se refiere a la lectura.

Para que las cosas mejoren, el proyecto propone una serie de armonizaciones en la enseñanza obligatoria y postobligatoria, así como en los estudios superiores y la formación profesional.

Así, por primera vez, el proyecto determina los diferentes ámbitos que entran en la formación de base. Todos los alumnos deberán recibir clases en las asignaturas siguientes: lenguas, matemáticas y ciencias naturales, ciencias humanas y sociales, música, arte, y actividades recreativas, así como en educación física y salud.

Además, se establecerán estándares nacionales en las disciplinas clave como son las lenguas, las matemáticas y las ciencias naturales. Estándares que los cantones tendrán la obligación de respetar.

Estado: último recurso

El proyecto sobre el que se pronunciará el pueblo suizo no pretende suprimir totalmente la autonomía de los cantones en materia de enseñanza.

Las reformas serán efectivas gracias a una armonización que se realizará mediante un acuerdo entre las diferentes instancias cantonales responsables de la enseñanza pública. Este proceso de armonización ya ha comenzado.

La Confederación actuará como última instancia de recurso. Según el proyecto, sólo estará llamada a intervenir si los cantones no consiguen ponerse de acuerdo entre ellos. En ese caso, el Estado podría imponer una solución.

Una oposición débil

El proyecto sometido a los votantes cuenta con un amplio apoyo en el mundo político. En la cámara baja del Parlamento fue aceptado por 176 votos contra 3.

Prácticamente todos los partidos políticos – entre ellos los cuatro que conforman el gobierno nacional - recomiendan a los ciudadanos votar 'sí' el próximo 21 de mayo.

Aún así, hay quienes se oponen al proyecto. La extrema izquierda denuncia el "déficit democrático" que contiene el proyecto. "Los ciudadanos ya no podrán ejercer sus derechos democráticos en temas relacionados con la enseñanza; toda decisión estará en manos de funcionarios", denuncia Josef Zisyadis, diputado del Partido del Trabajo.

También en las filas de la derecha hay quien afirma que el proyecto atenta contra el federalismo. El diputado de la Unión Democrática del Centro (UDC), Oskar Freysinger denuncia que "los cantones no serán autónomos en materia de enseñanza. Los que poseen un buen sistema educativo podrán ser obligados a someterse a una armonización y está se hace siempre a la baja".

Sin embargo, Oskar Freysinger no ha conseguido convencer a la UDC – principal partido del país – a hacer campaña a favor del 'no'. Sin ese apoyo, es poco probable que los adversarios ganen la votación del 21 de mayo.

swissinfo, Olivier Pauchard
(Traducción del francés: Belén Couceiro)

Datos clave

Algunos ejemplos de armonización contenidos en el proyecto que se vota el 21 de mayo:

Enseñanza preescolar obligatoria en todo el país

Misma edad del inicio de la escolarización a escala nacional

Misma duración de la enseñanza obligatoria (11 años)

Mejor reconocimiento de los diplomas entre las universidades

Desarrollo de estándares de formación

Mejor coordinación de los esfuerzos de los institutos universitarios de investigación

Fin del recuadro

Contexto

Suiza es un país federalista por excelencia. Los impuestos, las fuerzas policiales o la legislación difieren de un cantón a otro.

El sistema de enseñanza también está sometido al principio federalista.
Y esto lleva a una serie de contradicciones:

Los libros de texto no son los mismos; la edad de escolarización puede variar, las fechas de las vacaciones escolares no son uniformes; la primera lengua extranjera no es una lengua nacional en todos los cantones, etc.

Las reuniones regulares entre los diferentes responsables cantonales de la enseñanza (Conferencia de los Directores Cantonales de la Enseñanza Pública) tienen la finalidad de lograr un grado de armonización.

Pero el proyecto sometido a votación va más lejos. La Confederación podría forzar a los cantones a armonizar sus sistemas, si no consiguen ponerse de acuerdo.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×