Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Consumo de carne


Frenar el cambio climático con un impuesto sobre la carne







Los suizos no son muy carníveros en comparación con otros países europeos. (Keystone)

Los suizos no son muy carníveros en comparación con otros países europeos.

(Keystone)

Los suizos comen cada vez menos carne. Aun así, los ecologistas sostienen que los descendientes de Guillermo Tell pueden reducir más su apetito por los productos carnívoros. La medida ayudaría a reducir la temperatura global.

El consumo de carne en Suiza disminuyó el año pasado, al igual que el apetito de los suizos por la carne de caballo, de ternera y de vacuno. Sin embargo, las estadísticas federales en 2016 muestran que el consumo per cápita se redujo solo 1,3 kg entre 2007 y 2013, a menos de 60 kg anuales por persona.

Suiza debería adoptar medidas para reforzar esta tendencia, sostienen los ecologistas, que vinculan la producción de carne a las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero.

En un informe de 2010, la ONU hizo un llamamiento a un menor consumo de proteína animal para ayudar a reducir la pobreza y luchar contra el cambio climático. Más recientemente, los expertos de la ONU recomendaron introducir un impuesto sobre la producción de carne.

Georg Klingler, de Greenpeace, es partidario de que ese impuesto oscile entre el 20% y el 30%, según informa el diario gratuito ‘20 Minuten’ en su edición de este martes. Y Philip Gehri, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), considera que incluso con un impuesto inferior –sobre la carne y otros productos– se podría contribuir a que los consumidores opten a largo plazo por hábitos más sostenibles.

¿Cuánta carne consume Suiza en comparación con otros países? La respuesta en el siguiente gráfico.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook



Traducción del inglés: Belén Couceiro, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×