Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Extranjeros y derechos políticos


El gran dilema de la democracia directa



Por Renat Kuenzi, Aarau




 Otros idiomas: 5  Idiomas: 5

¿Cuán democrática es Suiza si excluye del derecho de voto a 1,7 millones de extranjeros, o sea, el 25% de la población residente? Una pregunta que se formuló en una mesa redonda en las Jornadas de Democracia en Aarau, cuya 8ª edición se centró en los derechos políticos de los extranjeros.

Dilema: no es democrático que un país no reconozca el derecho de sufragio a millones de extranjeros que viven de forma permanente en él. (Keystone)

Dilema: no es democrático que un país no reconozca el derecho de sufragio a millones de extranjeros que viven de forma permanente en él.

(Keystone)

Las siete mejores citas del coloquio celebrado en Aarau:

“Los suizos en el exterior son ciudadanos de dos Estados; demuestran que es posible asumir un compromiso político en dos sociedades”.

Walter Leimgruber, profesor de la Universidad de Basilea y presidente de la Comisión Federal de Migración

“Personalmente me siento ofendido cuando veo que mis compañeros de clase y gente con la que he jugado al fútbol o quedo para tomar una cerveza no tienen derecho a participar en la toma de decisiones.

Cédric Wermuth, diputado nacional socialista, Argovia

“Fue uno de los días más felices de mi vida cuando pude ir a Trogen y decir: ahora puedo participar”

Jens Weber, ciudadano estadounidense y suizo, hoy diputado en el cantón de Rodas Exteriores

“Con base en el derecho de ciudadanía de la Unión Europea, los extranjeros pueden votar en la UE. Esto jamás se ha cuestionado, sencillamente es una realidad desde 1992”

Robert Hahn, representante de la CDU, jefe de la administración municipal de Reutlingen, ciudad alemana hermanada con Aarau

“No tengo nada en contra los extranjeros. Apadrino a un niño en Sudáfrica. Pero el derecho de voto no se puede regalar. Solo puede obtenerse mediante la naturalización.”              

Thomas Burgherr, diputado nacional de la Unión Democrática de Centro (UDC), Argovia   

“El no reconocimiento del derecho de voto de los extranjeros es uno de los dilemas más espinosos de la democracia directa. Se necesitó la doble mayoría, de población y cantones, para introducir el sufragio femenino”.

Andreas Auer, exprofesor de Derecho Constitucional en las Universidades de Zúrich y Ginebra

“Los municipios pueden remitirse a la autonomía local para extender los derechos políticos a los extranjeros”

Titus Meier, miembro del Partido Radical Liberal en el Parlamento de Argovia 


Traducción del alemán: Belén Couceiro, swissinfo.ch

×