Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Punto de vista


Un parlamento nacional de jóvenes en Suiza



Por Jonas Hirschi




Esta primavera, la asamblea de delegados de la FSPJ se pronunció a favor de crear el Parlamento Nacional de Jóvenes. (Colin Bieri)

Esta primavera, la asamblea de delegados de la FSPJ se pronunció a favor de crear el Parlamento Nacional de Jóvenes.

(Colin Bieri)

En Suiza existen 66 parlamentos de jóvenes a escala local y cantonal. Aunque son distintos, tienen un común denominador: sus miembros se comprometen a defender los temas políticos que conciernen a la juventud. Sin embargo, a escala nacional falta una institución comparable de participación política que esté integrada a los procesos políticos y que ofrezca a los jóvenes la opción de participación directa. La Federación Suiza de Parlamentos de Jóvenes quiere crearla. 

Por Jonas Hirschi

Con su democracia directa y su sistema de milicias, Suiza necesita tener figuras jóvenes que se perfilen como futuros actores en el mundo de la política. A escala cantonal y comunal, los parlamentos juveniles son muy populares.

Cada año se crean un promedio de seis y pronto existirán en todos los cantones. Los menores de edad se comprometen a defender a su generación, ya sea por la vía política o a través de proyectos propios.

Otros “parlamentos juveniles” nacionales en Europa

Otros países en Europa conocen este tipo de organizaciones. En Liechtenstein, miembro de la FSPJ, existe ya un consejo juvenil nacional.

El más activo es el Parlamento de Jóvenes Británico. Sus miembros, elegidos democráticamente, trabajan en un manifiesto que dirigirán al Gobierno. Además tratan de  sensibilizar a los políticos y encabezan campañas de temas de la vida política nacional.

Otros parlamentos juveniles nacionales en Europa se han creado como plataformas de discusión informales, por lo que no pueden compararse con la Sesión de los Jóvenes en Suiza.

Si bien Suiza es pionera en la participación democrática, aún está retrasada en materia de la participación de los jóvenes: en este ámbito se sitúa en la media europea. 

Estas agrupaciones han cosechado numerosos éxitos: en Köniz, una comuna periférica de la ciudad de Berna, el parlamento juvenil impulsó el establecimiento de una línea de bus nocturna. En Vaud, la ley educativa incluyó propuestas de la agrupación cantonal. En Fraubrunnen, en el cantón de Berna, los chicos solicitaron, con éxito, que los gimnasios escolares permanezcan abiertos en invierno.

Vectores de reformas, estos parlamentos requieren competencias vinculantes, aun cuanto solo tengan un marco limitado de acción.

Oferta a escala nacional

A escala nacional existen ya proyectos y organizaciones que se ocupan de impulsar la participación política de los menores de edad. La más conocida es la Sesión de los Jóvenes, que tiene lugar una vez al año en el Palacio Federal. Durante cuatro días, 200 jóvenes ocupan los escaños del Consejo Nacional (cámara baja) para debatir temas políticos y elaborar propuestas, no vinculantes, que transmiten al Parlamento ‘de los adultos’.También existe la asociación ‘Escuelas en Berna’, a favor de una mejor formación política o ‘easyvote’, un proyecto piloto de la FSPJ, para orientar a los mayores de 18 años a la hora de votar.

Y hay organizaciones como la Comisión Federal para la Infancia y la Juventud que busca darles voz, pero sin que los chicos deban comprometerse directamente en la vida política. 

No obstante, es evidente la falta de ofertas que les permitan tomar por sí mismos decisiones políticas.

Necesidad de una nueva oferta

Además de este análisis de las posibilidades de participación política y una comparación con organizaciones análogas en Europa, la FSPJ evaluó la necesidad de un ‘parlamento nacional’ entre diversas organizaciones juveniles.

Por una parte se rescató que lo que más interesa a los jóvenes es la vida política a escala nacional, donde precisamente más retraso hay.

Punto de vista

swissinfo.ch reúne en esta columna una selección de textos escritos por personas ajenas a la redacción. En ella publicamos los puntos de vista de expertos, líderes de opinión y observadores sobre temas de interés en Suiza con el fin de alimentar el debate.

En otra encuesta, las organizaciones de jóvenes, las secciones juveniles de los partidos y los parlamentos cantonales de jóvenes indicaron que subsiste la necesidad de una nueva forma de participación política a escala nacional. 

Nacimiento de un grupo

En vista de esta laguna, la FSPJ elaboró tres variantes para crear un Parlamento de Jóvenes federal que presentó a su asamblea de delegados, celebrada a inicios de abril en Lucerna. El objetivo fue obtener de los alrededor de 150 participantes –de Suiza y Liechtenstein – recomendaciones para las tareas que debe realizar el grupo encargado para crear esta nueva representación.La decisión fue clara: Los delegados prefirieron la variante que prevé una nueva forma de organización parlamentaria nacional. Con esta línea a seguir, el grupo de trabajo elaborará un concepto en los próximos meses que pueda ver nacer en los próximos años al ansiado Parlamento Nacional Juvenil.

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad de los autores y no reflejan el punto de vista de swissinfo.ch


Traducción del alemán: Patricia Islas

×