Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Quinta Suiza


Una red para dar voz a los jóvenes suizos en el exterior







 Otros idiomas: 5  Idiomas: 5
Los promotores firmaron la Carta, el 13 de agosto de 2015 en Ginebra, en la que se comprometieron a fundar el Parlamento de los Jóvenes Suizos en el Extranjero. (zVg)

Los promotores firmaron la Carta, el 13 de agosto de 2015 en Ginebra, en la que se comprometieron a fundar el Parlamento de los Jóvenes Suizos en el Extranjero.

(zVg)

Tienen exigencias comunes, pero están dispersos por el mundo. Para hacer valer sus reivindicaciones, los jóvenes suizos en el extranjero han superado los obstáculos geográficos con la creación de un ‘parlamento en red’, cuyos instrumentos de trabajo son Facebook, Skype y el voto por Internet.

La primera resolución del Parlamento de los Jóvenes Suizos en el Extranjero (PJSE) fue elegir un comité que representa sus intereses, promueve sus reivindicaciones y coordina sus actividades. Los miembros elegidos suman 13, residen en diferentes rincones del mundo y han sido seleccionados de una lista de 17 candidatos.

EL PJSE los designó el pasado 18 de octubre mediante una votación en línea. Una fecha simbólica –que coincidió con la celebración de los comicios legislativos en Suiza– elegida para resaltar el sentimiento de pertenencia a la patria de origen, explica Davide Wüthrich, uno de los autores del proyecto y miembro del PJSE.

El Parlamento de Jóvenes Suizos en el Extranjero (PJSE) está abierto a todos los ciudadanos helvéticos de entre 15 y 35 años que viven o han vivido al menos diez años en el extranjero.

Según sus estatutos, “la asociación defiende los intereses de los jóvenes suizos residentes en el extranjero. Su objetivo es respaldarlos en su formación política, así como empujarlos a participar en los procesos políticos y la vida social”.

El comité del PJSE está compuesto por 13 personas, elegidas por los miembros del parlamento para un mandato de dos años.

Los 13 jóvenes elegidos el 18 de octubre de 2015:

Europa: Timothy Foreman, 17 años, República Checa; Marie Lingl, 17 años, Francia; Guido D’Auria, 21 años, Italia-Suiza; Davide Wüthrich, 27 años, Italia-Suiza; Edoardo Trebbi, 22 años, Italia; Lis Zandberg, 19 años, Países Bajos; Wanja Kaufmann, 19 años, Suecia.

Norteamérica: Samuel Cremieux, 16 ans, Estados Unidos; Michael Valente, 16 años, Canadá.

Sudamérica: Laura Derrer, 19 años, Chile; Francisca Espinoza, 17 años, Chile.

África: Najib Bourkhis, 20 años, Túnez.

Oceanía: Ryan Cooper, 19 años, Australia. 

El vínculo frágil que corre el riesgo de romperse. Y es que muchos de los jóvenes de la denominada Quinta Suiza sienten que no se les tiene suficientemente en cuenta. Las más de 750 asociaciones de suizos en el extranjero que existen en el mundo no satisfacen siempre las necesidades de las generaciones jóvenes que por esta razón suelen desertarlas.

Una red a medida

Así, a algunos jóvenes se les ocurrió tomar las riendas de su destino y dar vida a una asociación que responda a las necesidades de su generación. El objetivo es crear una red que permita a los jóvenes dispersos por el mundo intercambiar ideas e informaciones, compartir experiencias y llevar a cabo proyectos. “Gracias a esta conexión en red, podemos juntar a personas que, de lo contrario, muy probablemente jamás se hubieran conocido”, anota Davide Wüthrich.

Este parlamento quiere, obviamente, desarrollar políticas que afectan específicamente a los jóvenes, pero sin afiliación ideológica. “No queremos que sea una plataforma de propaganda para los partidos”, puntualiza Davide Wüthrich. Al contrario, el parlamento debe ser un medio para “mantener informados a los jóvenes suizos en el exterior sobre las posibilidades y las modalidades de voto, sensibilizarlos sobre la democracia helvética”, afirma este joven que reside en Italia y actualmente prepara su tesis doctoral en la Escuela Politécnica Federal de Lausana.

El PJSE –organismo que gestionan de forma autónoma los jóvenes– no pretende oponerse a los clubes helvéticos y la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE), sino estrechar la colaboración con esas instituciones. “El objetivo es tener un representante nuestro en el Consejo de los Suizos en el Extranjero”, considerado como el ‘Parlamento de la Quinta Suiza’, precisa Wüthrich.

El ejemplo italiano

El ejemplo lo dio Italia, donde el año pasado nació un “parlamento de jóvenes expatriados”: la ‘Unione Giovani Svizzeri’ (UGS). “Están muy bien organizados, disponen de representantes en todas las regiones de Italia y realizan un trabajo impecable, con mucha dedicación, seriedad y entusiasmo”, señala Daniel Bijsterbosch, responsable del Servicio de Jóvenes de la OSE.

La calidad de su trabajo ha convencido también al ‘Collegamento Svizzero’, que reúne a todas las asociaciones helvéticas en Italia y que no solo reconoció a la USG, sino que acogió en su comité al presidente de los jóvenes.

Los resultados obtenidos incitaron a los jóvenes suizos en Italia a lanzar esta iniciativa a escala mundial y a convencer a sus coetáneos residentes en otros países de la factibilidad del proyecto. El PSJE nació el pasado mes de agosto, con motivo del Congreso Anual de los Suizos en el Extranjero celebrado en Ginebra.

Crecimiento estimulante

Una de las labores del comité del PJSE es crear parlamentos de jóvenes suizos en varios países, comenzando por Gran Bretaña en noviembre y Chile en enero.

Las premisas parecen prometedoras. Lanzado en Facebook el 17 de agosto con una quincena de miembros, el PJSE suma cada vez más adhesiones de jóvenes suizos repartidos por todo el planeta. Actualmente cuenta con más de 340 miembros.

El crecimiento constante del número de participantes es una señal positiva y refuerza la motivación de los promotores y de los representantes elegidos, asegura Davide Wüthrich. Entre otras cosas, porque una de las dificultades es, justamente, localizar a los jóvenes suizos dispersos por el mundo.

Gracias a Facebook y Skype, los miembros del parlamento y su comité pueden comunicarse y reunirse, aunque residen en los cuatro rincones del mundo. Lo más importante ahora es que los potenciales participantes sepan que existe esta plataforma. Es menos sencillo de lo que parece, reconoce Davide Wüthrich, aunque es optimista. Las actividades paralelas del PJSE y de los parlamentos que se crearán en diferentes países acelerarán, en su opinión, el crecimiento.

Cooperación con los jóvenes en Suiza

La clave del éxito reside en la realización de “proyectos duraderos, no acciones ocasionales”, subraya Daniel Bijsterbosch, quien se declara seguro de que el comité adoptará esta filosofía de trabajo.

No cabe duda de que los nuevos elegidos no han perdido tiempo y se han puesto manos a la obra. Una de sus delegaciones ha participado en la conferencia de la Federación de Parlamentos de Jóvenes. Al mosaico de estas instituciones juveniles que existen en los municipios, las regiones y los cantones de Suiza se suma así un componente internacional, que facilitará los intercambios y consolidará las relaciones de las jóvenes generaciones helvéticas dentro y fuera del país alpino.

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores,  2014 (swissinfo.ch)

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores,  2014

(swissinfo.ch)


Traducción del italiano: Belén Couceiro, swissinfo.ch



Enlaces

×