Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Embajador suizo


“Vivir en Bolivia es una oportunidad única”


Por Félix Espinoza, La Paz


La participación ciudadana se inscribe en el marco de la cooperación suiza en Bolivia. En la imagen, preparación para la apertura de una casilla electoral previo a una votación. (Keystone)

La participación ciudadana se inscribe en el marco de la cooperación suiza en Bolivia. En la imagen, preparación para la apertura de una casilla electoral previo a una votación.

(Keystone)

Conocedor de América Latina desde diversos cargos diplomáticos, Roger Denzer, nuevo embajador de Suiza en Bolivia, señala que Berna está dispuesta a cooperar con medidas de democracia directa, pero “es obvio que no se puede copiar el modelo suizo”, porque las formas de gobierno responden a realidades distintas.

Bolivia se empeña en aplicar mecanismos de democracia directa que suelen tropezar con el poder central. No obstante, Denzer destaca la importancia de fortalecer la labor municipal con actividades que permitan mejorar los servicios de salud, educación y la lucha contra la violencia machista (7 de cada 10 mujeres sufre en su vida algún tipo de violencia sexual, emocional o económica).

 (cortesia )
(cortesia )

“Apoyamos también para que la población local participe en la toma de decisiones, la rendición de cuentas y temas relacionados con la gobernabilidad”. En este marco se inscribe además el acceso de las capas sociales desfavorecidas a la justicia, mediante la búsqueda de conciliación para resolver conflictos. El Servicio Legal Integral Municipal, Servicio Nacional de Defensa Pública y la Defensoría del Pueblo muestran datos de eficacia alentadores.

COSUDE en Bolivia

Presente en Bolivia desde 1969, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), destina unos 30 millones de francos para respaldar proyectos en tres ejes centrales: descentralización y derechos humanos; adaptación a los cambios climáticos y prevención de catástrofes naturales, y empleo e ingresos.

Bolivia forma parte de los países ‘de concentración’ de la cooperación helvética desde 1981 y su actual desarrollo económico (37 000 millones de dólares de PIB nacional) podría elevarlo a ‘país de renta media’, aunque casi la mitad de la población sufre todavía de algún grado de pobreza.

El Gobierno de Suiza determinará en octubre su nuevo estatuto. Sin embargo, Denzer precisa que sin dejar de considerar a “Bolivia como país de concentración”, Suiza contempla “las modalidades de trabajo como país de renta media”. Lo anterior, añade, no incidirá en la cooperación tradicional con el país andino.

Agenda de cooperación

El mejoramiento de la calidad de vida con ingresos adecuados, producción sostenible y respuesta al cambio climático guardan relación. En un país extenso (1098 000 km2) con tantas lenguas como culturas (castellano, quecha, aimara), el reto no es sencillo.

“Hay que ver el ordenamiento territorial a través de la historia. La complejidad de la topografía del país, su extensión, las culturas y las diferencias a nivel económico”, precisa el diplomático y aboga por encontrar compromisos que tomen en cuenta los intereses de todas y todos.

La adecuada gestión de los suelos y de las cuencas hidrográficas- donde Suiza tiene vasta experiencia- es otro sector de la cooperación suiza cuya finalidad es responder a los cambios climáticos y prevenir riesgos de catástrofes naturales.

Economía y formación profesional

Además de seguir fortaleciendo las capacidades de producción en las áreas rurales mediante cadenas de valor de los productos, COSUDE pone énfasis en la capacitación de los jóvenes con cursos de formación que luego les facilitan el acceso a puestos de trabajo.

En cuanto a la educación dual, sobreentendida en Suiza, Roger Denzer recalca que siendo una combinación de estudio y trabajo tiene mucho que ver con la empresa privada y sus intereses. “Para nosotros es importante, porque queremos crear oportunidades para los jóvenes. La cooperación técnica suiza está presente en Bolivia y en otros países de América Latina”.

Si la empresa privada no puede hacer inversiones tampoco hará innovaciones ni creará empleo, advierte. “En ese sentido hay que ver cuáles son sus intereses y cómo pueden abrir puertas con diferentes actores que están en Bolivia y aprovechar el intercambio de la empresa privada de Suiza a nivel de comercio e inversiones con Bolivia”, sentencia.

Una vieja relación

Además de la agenda bilateral, el nuevo embajador de Suiza en La Paz, contempla mantener una relación cercana con sus 1 035 compatriotas, aun cuando los asuntos consulares son competencia de la legación diplomática en Lima.

El 27% de los suizos afincados en Bolivia no se han inscrito en el padrón electoral. “Voy a pedirles que por favor se registren para participar en las elecciones a nivel federal”, asienta.

Nacido en Basilea en 1961, Roger Denzer, otrora jefe de estado mayor de la COSUDE, mantiene una vieja relación con américa latina. Entre otros cargos, se encargó del Programa de desarrollo en la oficina de COSUDE en Lima y fue vicegobernador suizo del Banco Interamericano de Desarrollo.

Como corolario de la conversación con swissinfo.ch el embajador se dice impresionado de los avances logrados en Bolivia desde su última visita en 2011 y del intacto calor humano de su gente.

“Quizás en cuatro años sea un poco más sabio, porque vivir en un país como Bolivia es una oportunidad única”.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×