Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

1º de agosto en el Grütli: un festejo existoso

Micheline Calmy-Rey (centro), fue celebrada como una estrella en el Grütli.

(Keystone)

Unas 2.000 personas recibieron con aplausos a las presidentas de la Confederación, Micheline Calmy-Rey, y del Parlamento suizo, Christine Egerszegi, en la pradera del Grütli con motivo de la Fiesta Nacional. Pese a los temores de la víspera, el evento se desarrolló sin mayores incidentes.

En su discurso oficial, Micheline Calmy-Rey enumeró los valores que hacen la grandeza de Suiza e incitó a sus conciudadanos a vivirlos intensamente.

Los festejos se desarrollaron sin mayores incidentes, después de que esta mañana un grupo de simpatizantes de la extrema derecha tratara de atracar con barcos neumáticos en la ribera del Lago de los Cuatro Cantones (Suiza central) que baña la pradera del Grütli. La policía impidió su acceso y les solicitó "con buenos modales, pero con firmeza" que abandonaran el lugar.

Unas 2.000 personas aplaudieron a Micheline Calmy-Rey a su llegada a mítica pradera, donde en 1291 se congregaron los representantes de los cantones de Uri, Schwyz y Unterwald para dar nacimiento a la Confederación. La presidenta helvética lo hizo a pie acompañada por un centenar de invitados.

Christine Egerszegi, presidenta de la cámara baja del Parlamento suizo, que lucía el traje tradicional de su cantón, Argovia, hizo el recorrido hasta el Grütli en barco.

Integración

En su discurso, Micheline Calmy-Rey abogó por la integración de los extranjeros. "Lo que necesitamos es unir y no excluir", declaró. "Suiza sólo podrá preservar su identidad en el siglo XXI mediante la convivencia pacífica de las diferencias".

Y en alusión a la Unión Democrática del Centro (UDC), el más nacionalista de los partidos gubernamentales, agregó que en Suiza existen formaciones políticas que explotan sin escrúpulos los miedos de la población. "Es una política inadmisible e inoportuna, ya que la exclusión y la repatriación (de los solicitantes de asilo) no resuelven nada".

La segunda en subir al podio fue la presidenta del Consejo Nacional, la cámara baja del Parlamento. Christine Egerszegi destacó la importancia del compromiso en los éxitos que ha cosechado el país. "Suiza puede conquistar muchas cosas en el futuro si actúa unida", recalcó.

Otros discursos, otros tonos

También los otros miembros del gobierno colegiado helvético emitieron mensajes con motivo del 1º de agosto.

En la primera de cuatro alocuciones, el ministro de Justicia Christoph Blocher (miembro de la UDC) tomó la palabra en Schwarzenburg, localidad del cantón de Berna, donde criticó que los acuerdos internacionales prevalezcan sobre las leyes aprobadas por el "pueblo soberano". Esto va en contra del espíritu del Pacto Federal sellado en 1291 en el Grütli, dijo.

Moritz Leuenberger, por su parte, se desplazó a una de las regiones periféricas del país: a Palagnedra, en el cantón del Tesino. En esta localidad el titular de Transporte y Medio Ambiente recordó que la solidaridad interregional es uno de los pilares de Suiza y subrayó la importancia del servicio público para regiones remotas, a la vez que calificó de "dañina" la competencia fiscal entre cantones.

"No puede haber una Suiza de periferias abandonadas", declaró. Y para ilustrarlo citó un ejemplo: De no existir la presa de Palagnedra, municipio que cuenta con 118 habitantes, no se podría celebrar el Festival de Cine de Locarno, ya que es la que abastece de electricidad a la ciudad.

Elogio al mérito

"El éxito no es un estado en sí, sino un producto". Con estas palabras Samuel Schmid invitó a los habitantes de Zuchwil, en el cantón de Solothurn, a asumir el compromiso de escribir un nuevo capítulo en "la historia de los éxitos de Suiza", pero los éxitos, dijo, se ganan a pulso.

Durante una ceremonia ecuménica el ministro de Defensa y miembro de la UDC expresó su agradecimiento por los 150 años de paz que ha vivido el país alpino. "Vivimos en un país asombrosamente bonito", un país en el que la gente se siente segura, dispone de infraestructuras modernas y goza de estabilidad política y social", subrayó.

Finalmente, la demócrata cristiana Doris Leuthard pidió a sus conciudadanos que ejerzan sus deberes civiles y asuman sus responsabilidades.

La ministra de Economía se refirió al año electoral (Suiza celebra elecciones legislativas en octubre) pidiendo a los candidatos que den una muestra de dignidad, en lugar de tratar de sacar ventajas personales y reafirmarse en un sinfín de 'yo quiero'.

swissinfo y agencias

Desayuno campesino

Desde hace 15 años los agricultores suizos invitan a la población a desayunar en el campo el 1º de agosto.

Este año, unas 200.000 personas acudieron a la cita que se organiza bajo los auspicios de la Unión Suiza de Agricultores.

El menú: pan crujiente, mantequilla, queso, mermeladas, huevos, frutas, tartas, 'rösti' (plato típico suizo con patatas) y leche de granja, así como la ocasión de conocer a familias de agricultores y la vida en el campo.

Dos ministros se sumaron a estos eventos con toda sencillez y sin protocolo alguno: el titular del Interior, Pascal Couchepin, lo hizo en el cantón de Friburgo, y el de Finanzas, Rudolf Merz, en el ce Appenzell.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes