Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Referéndum


Pueblo suizo vota por agilizar el asilo


La nueva ley sobre el asilo busca acelerar los procedimientos de las solicitudes. (Keystone)

La nueva ley sobre el asilo busca acelerar los procedimientos de las solicitudes.

(Keystone)

Los suizos aceptaron la modificación de la ley del asilo que busca agilizar los procedimientos en las solicitudes. El resultado del escrutinio significó un revés para la derecha que había convocado a referéndum en su contra y se produjo en un clima de crisis en Europa por la ola migratoria sin procedentes de Oriente.

De acuerdo con los resultados definitivos de la votación, 66,8% de los votantes dieron su sí a las autoridades y ningún cantón se pronunció en favor de la Unión Democrática de Centro (UDC/derecha conservadora) que lanzó la consulta.

Las revisiones propuestas por el Ejecutivo helvético pretenden hacer más expeditos y centralizar los procedimientos para las demandas de asilo y, con ello, reducir los costos. Incluyen también una asistencia jurídica gratuita a los solicitantes desde el inicio de los trámites.

La Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR) manifiesta su beneplácito por el resultado. “El derecho de asilo será mejorado para las personas en búsqueda de protección”, destaca la directora de esa institución, Miriam Behrens.

“La población va a avanzar con personas más dispuestas a integrarse”, agregó el portavoz de la OSAR, Stefan Frey.

Tras el veredicto de las urnas, Behrens reclama más medios para la integración de las personas a las que se les otorgue el asilo. “La presión en favor de medidas de integración va a acentuarse. Se requiere más dinero para cursos de lengua, con el fin de para los refugiados que puedan quedarse puedan integrarse más rápidamente a la sociedad”, dijo.

Esta iniciativa es uno de los cinco temas sobre los cuales se pronunció este domingo la ciudadanía helvética en las urnas. Los otros cuatro conciernen el establecimiento de una renta básica para todos los ciudadanos, la implementación de la ley sobre el diagnóstico genético preimplementacional, otra referente al mejoramiento de los servicios públicos y una última con respecto al empleo del producto de la venta de carburantes para las carreteras.

Una larga historia  

No es la primera vez que el tema del asilo es sometido al voto popular. Desde su introducción en 1981, la ley del rubro ha sido revisada una docena de veces. Sin embargo, en esta ocasión es la derecha la que se opone a la nueva revisión.

Desde los años noventa, la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha conservadora) exige un endurecimiento de la ley y ha convertido el asilo en un tema clave en sus campañas electorales. Y aunque de manera reciente ha ganado un creciente apoyo por parte de las fuerzas del centro, enfrenta la oposición inamovible de la izquierda en cuya lucha ha recurrido a la decisión popular mediante el referéndum.

De ahí que este 5 de junio el escenario político resultara inédito: por primera vez, la izquierda apoya la revisión de la ley y la derecha ha convocado a un referéndum en contra.

“Todas las reformas adoptadas hasta ahora se limitaban a restringir el derecho al asilo. Esta vez, sin embargo, el Parlamento ha aprobado modificaciones que ofrecen mayor protección jurídica a los solicitantes de asilo y mejoran la tramitación de las demandas: por este motivo, la izquierda apoya la nueva reforma”, había explicado a swissinfo.ch, Cesla Amarelle, diputada del Partido Socialista (PS), previo a las votaciones.

La revisión de la ley, aprobada por el Parlamento en 2015, pretende, sobre todo, acelerar los procedimientos con el fin de acortar el plazo para la expulsión del país en el caso de una solicitud denegada o para la inserción en el mercado laboral de las personas autorizadas a quedarse en Suiza.

En el futuro, los procedimientos más sencillos –o sea, los casos que no requieren comprobaciones particulares o que son competencia de otro Estado firmante del acuerdo de Dublín– no durarán más de 140 días, frente a los 400 actuales. Los procedimientos más complejos –por ejemplo, si hay recursos– no deberían superar un año, cuando hoy los trámites suelen durar dos años o más.

Para garantizar procedimientos correctos y justos, a pesar de un procedimiento más rápido, los solicitantes de asilo dispondrán desde el principio de asesoramiento y representación legales gratuitos. El nuevo sistema se probó en 2014 en un centro de Zúrich y quedó demostrado que el procedimiento se redujo en un 39% y el número de recursos, en un 33%. Por otra parte, se ha triplicado el número de repatriaciones voluntarias.

Para llevar a la práctica esta reforma se prevé una mayor centralización de las competencias. Los procedimientos más sencillos (aproximadamente el 60% de los casos) se tramitarán en nuevos centros de acogida gestionados directamente por la Confederación y operados por funcionarios federales, traductores, representantes legales y asesores para el retorno.

Con los nuevos centros, la Confederación podrá hospedar a cerca de 5 000 personas, frente a los 1 400 puestos de alojamiento de los que dispone en la actualidad. Para los procedimientos más complejos, los solicitantes de asilo se alojarán, como hasta ahora, en los centros de los cantones.

¿Qué opina usted sobre los resultados de la votación en torno a la modificación de la ley del asilo?

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×