Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Análisis y reacciones Hora de una reforma serena del servicio público audiovisual

studio

Tras el respaldo en las urnas a su tarea, la Sociedad Suiza de Radiodifusión y Televisión (SSR SRG) deberá partir a la conquista de los consumidores del futuro. 

(swissinfo.ch)

Los suizos prefirieron seguir pagando la factura para mantener su servicio público audiovisual en lugar de apoyar la idea de una iniciativa que confiaba en dejar solo en manos privadas la tarea de informar y entretener. Pero ahora una dieta y una cura de rejuvenecimiento le espera a la Sociedad Suiza de Radiodifusión y Televisión (SSR SRG). 

Al rechazar por casi 72% la supresión del financiamiento público del audiovisual, el pueblo suizo demostró su apego a una información de calidad en los cuatro idiomas nacionales. Con su voto, los suizos aceptan seguir pagando la factura que llega a sus casas para sostenerlo (365 francos anuales a partir de 2019). 

Kessler

Olivier Kessler, copresidente del comité de la iniciativa 'No Billag', responde a los medios, luego de que solo 28,4% de los votos de este domingo apoyaron su propuesta. 

(swissinfo.ch)

Campaña fuera de la norma

Nunca antes una campaña sobre una iniciativa popular había movilizado tantos círculos de interés diferentes. Cineastas, músicos, comediantes, escritores, actores, deportistas y representantes de la Quinta Suiza (es decir, la comunidad suiza que vive en el extranjero) pidieron que se rechazara. Demasiados intereses estaban en juego para que la idea pasara.

"Es muy difícil mantener las emociones durante tanto tiempo", Louis Perron  

Fin de la cita

El carácter radical de la iniciativa también parece haber desanimado a los ciudadanos suizos. El periódico 'Le Temps' escribe al respecto: "Los suizos no son iconoclastas. Si a veces votan 'antisistema' (como fue el caso en la iniciativa sobre la inmigración masiva o la iniciativa antialminares), no están dispuestos a sacrificar un pilar de la identidad nacional con el único pretexto de que es demasiado caro".

Otra característica especial de la campaña previa al voto fue su duración. Comenzó en otoño y se encendió rápidamente, especialmente a través de las redes sociales. Según el politólogo Louis Perron, entrevistado por la Radio Televisión Suiza (RTS), tuvo una duración inusual que resultó fatal para la iniciativa: "Es muy difícil mantener las emociones durante tanto tiempo. Tuvimos una campaña en dos periodos. El año pasado, todos pudieron expresar en las redes sociales su frustración". A pesar de que en las primeras encuestas en 2017 se mostraba un apoyo favorable a la iniciativa, el campo del "sí" perdió terreno desde principios de 2018.

Subsisten peligros

El resultado de la votación es un soplo de aire fresco para la SSR SRG. Pero ya se prepara para hacer frente a una serie de ataques.

La idea de relanzar una iniciativa, esta vez no para abolir el canon de radio y televisión, sino para reducirlo a la mitad, surgió durante la campaña. Los partidarios de ‘No Billag’ deben ahora decir si van a hacer realidad el proyecto.

En cualquier caso, la SSR SRG tendrá que apretarse el cinturón, en cualquier caso, ya que verá sus ingresos por el canon limitarse a 1 200 millones de francos suizos en virtud de la nueva Ley Federal de Radio y Televisión (LRTV), aprobada justamente por la ciudadanía en un referéndum en 2015.

Y no ha terminado: el mundo político tendrá que repensar el futuro del sector audiovisual. En junio, se espera que el gobierno presente su proyecto de ley sobre medios de comunicación electrónicos en sustitución de la legislación vigente. Esta nueva regulación del servicio público deberá ser independiente de los vectores de difusión. Por ejemplo, los medios de comunicación exclusivamente en línea o los portales de los editores informativos podrían ser reconocidos como proveedores del servicio público.

Tres áreas de reforma 

En este contexto, la SSR SRG debe avanzar y aplicar reformas. Su disposición a repensar su futuro durante la campaña contribuyó en gran medida al rechazo de la iniciativa. Ahora es el momento de pasar de las promesas a los hechos.

Cuando se anunciaron los resultados, comenzó a revelar los contornos del rejuvenecimiento planeado y el tratamiento de adelgazamiento: Este resultado no es un logro, es un comienzo", dijo Gilles Marchand, director general de la SSR SRG. Se pondrán en marcha tres grandes proyectos:

  • Ahorro

En primer lugar, en 2019 y durante cinco años se aplicará un plan de "eficiencia y reinversión" de 100 millones de francos suizos. Se verán afectados los procesos de producción, la infraestructura, la tecnología, la distribución y los costes administrativos. Por lo tanto, invertiremos más recursos en información y ahorraremos en otras partes, por ejemplo en costes de producción", dijo Gilles Marchand. Las plazas de trabajo se verán afectadas, admitió.

  • Misiones prioritarias

En el futuro, el SRG se centrará más en "tres tareas prioritarias": proporcionar información independiente y equilibrada en los cuatro idiomas nacionales, ofrecer diversas producciones culturales -especialmente películas y series suizas, y adaptar su oferta digital a las necesidades de la sociedad a través de una plataforma multilingüe.

Teniendo en cuenta la situación de los medios de comunicación privados suizos, a partir de 2019 ya no interrumpirá las películas difundidas por bloques publicitarios. Y para perfilar mejor su oferta digital, no publicará más textos que no estén relacionados con el audio o el vídeo en sus sitios de noticias en la red.

  • Colaboraciones con otros medios suizos

La SRG SSR también buscará más activamente cualquier cooperación útil con otros medios de comunicación suizos. En el ámbito comercial, señala que la prohibición de la publicidad en línea seguirá aplicándose y no propondrá una publicidad dirigida a escala regional, aun cuando la normativa lo permitiera.

Más digital y más joven 

Con las reformas que esperan incluso sus más fervientes partidarios, la SSR SRG tendrá que adaptarse a los rápidos cambios que implicará un mundo cada vez más digitalizado. También tendrá que conquistar la audiencia del mañana, que ya no consume los medios de comunicación a través de los canales lineales tradicionales de televisión y radio. Gilles Marchand imagina en particular "un vasto portal digital abierto a todos, bajo demanda, con contenidos originales por temas y archivos que propondremos".

En la parte francófona de Suiza, con el fin de aumentar su audiencia juvenil, su  unidad Radio y Televisión Suiza, RTS, lanzó un medio especialmente diseñado para los jóvenes, llamado Tattaki.

(2)

tweet

¿Qué dice la prensa suiza?

Le Temps’: La incapacidad de los partidarios de la iniciativa para esbozar una visión creíble de un panorama audiovisual suizo sin SSR SRG parece ser uno de los principales factores de su fracaso. La falacia de afirmar que la abolición del canon permitiría a la emisora nacional sobrevivir, con algunos ajustes, apareció como lo que es: una mentira tonta[…] Esta negativa masiva le da a la SSR SRG la oportunidad de reformarse en las mejores circunstancias: sin presiones y con el apoyo del público.

Le Matin’: Los instigadores del texto eran demasiado radicales. Pero han tenido el mérito de llevar la cuestión al corazón del debate público. La SSR SRG no emerge indemne de esta experiencia. Se le impondrá una cura adelgazante, indudablemente violenta. Corresponderá ahora a la persona que suceda a la ministra suiza Doris Leuthard redefinir claramente el servicio público a la luz del cambio tecnológico.

NZZ’: Esta iniciativa fue demasiado radical. Los escenarios futuros de sus seguidores no convencieron. La gente siempre quiere una radio y televisión pública que ofrezca programas en todos los idiomas y en todas las regiones. Además, con su variada oferta, la SSR SRG satisface a muchos grupos de interés, desde los que buscan información de alta calidad hasta los que disfrutan de programas de entretenimiento simples. Esto es suficiente para formar fácilmente una mayoría que ya no puede imaginarse una vida sin la SSR SRG.

Tages-Anzeiger’: La SSR SRG tiene claramente un amplio apoyo público. Sin embargo, se necesitan reformas. Sus propios dirigentes lo han repetido en los últimos meses, lo que les ha permitido convencer a algunos ciudadanos de que votaran "no".

Blick’: Los iniciadores no consiguieron hacer su petición comprensiva, porque en realidad sólo se preocupaban por el dinero. No había una idea mayor detrás, y eso contribuyó decisivamente a apagar cualquier chispa de interés entre la población. Las reivindicaciones totalmente populistas generalmente no pasan por Suiza.

Fin del recuadro


(Traducción: Patricia Islas)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes