Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Asamblea Mundial de la Salud Iniciativa pide más transparencia sobre el precio de los medicamentos

Tratamiento contra el cáncer

Uno de cada cinco hombres y una de cada seis mujeres padecerán algún tipo de cáncer en algún momento de su vida, según la Organización Mundial de la Salud.

(Keystone / Gerry Broome)

Este lunes se ha inaugurado la 72ª Asamblea Mundial de la SaludEnlace externo. Un proyecto de resolución presentado por Italia para abolir el secretismo que existe en la fijación de los precios de los medicamentos incomoda a más de un gobierno y empresa farmacéutica. ¿Qué propone Italia?

La resoluciónEnlace externo italiana, que la Asamblea discutirá este miércoles en sesión plenaria, insta a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a los gobiernos a aumentar la transparencia en cuatro áreas: precios de los medicamentos, costes de investigación y desarrollo, datos sobre los ensayos clínicos, e información sobre patentes.

La propuesta ha generado diferenciasEnlace externo entre los gobiernos, pero ha ganado adeptos entre las oenegés y ha tocado los nervios más sensibles de algunos actores de la industria farmacéutica.

El hecho de que documentos de sesiones a puerta cerradaEnlace externo se hayan presentado públicamente a código-abierto ha acaparado la atención de los medios de comunicación sobre este debate. Pero la resolución también levanta ampollas porque revela parte de los secretos mejor guardados del sector, por ejemplo, la forma en la que se fijan los precios de los medicamentos. Con ello, surgen preguntas incómodas sobre la manera en la que se benefician los gobiernos de algunos acuerdos especiales y cómo se aprovechan las farmacéuticas de los elevados precios que cobran por los medicamentos.

Suiza tiene un gran interés en este debate por una doble razón: es miembro de la OMS y , además, sede de algunas de las principales farmacéuticas globales, como Roche y Novartis.

¿Por qué ahora?

El acceso a los medicamentos se considera un problema para los países en desarrollo desde hace mucho tiempo, sobre todo en lo relacionado con las vacunas y los medicamentos básicos. Pero el aumento de enfermedades crónicas y el coste de los tratamientos que permiten salvar vidas también ha llevado el debate sobre el acceso a los medicamentos a los países ricos, inquietos por la carga que suponen los tratamientos médicos para los presupuestos de salud públicos. Una sensación de urgencia que crece en la medida en la que los pacientes se enfrentan a tratamientos contra el cáncer de 475 000 dólaresEnlace externo o tratamientos para la atrofia muscular espinal de 4 millones de dólares.

Los partidarios de la resolución italiana argumentan que la transparencia es esencial para fijar precios justos para los medicamentosEnlace externo y hacerlos asequibles a más gente. Un informe reciente de la OCDE sobre la industria de los fármacos afirma que "los costes de investigación y desarrollo (I+D) y las estructuras de precios son opacos, lo que despierta cuestionamientos legítimos sobre el valor que ofrecen algunos nuevos tratamientos cada vez más costosos”.

¿Cómo define la OMS un precio justo?

Un precio ‘justo’ es aquel que es asequible para el sistema de salud y para los pacientes pero que, simultáneamente, provee un incentivo de mercado suficiente a la industria farmacéutica para invertir en innovación y producción de medicinas.

Fin del recuadro

Si bien la transparencia de los precios ha sido tema de debate en los círculos de salud mundial desde hace años, la embajadora Nora Kronig, de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP), expresó a swissinfo.ch que, hoy "lo novedoso es concebir la transparencia como una forma para mejorar el acceso a los medicamentos. Esto se ha vuelto más importante para los Estados miembros, ya que enfrentan el enorme desafío de las enfermedades raras y de lo caros que son los tratamientos para males como el cáncer".

En Suiza, el gasto en medicamentos por persona aumentó un 13% en solo tres años, para alcanzar los 814 francos suizos en 2017. Esto se debe preponderantemente al coste de los tratamientos oncológicos y de las terapias combinadas, según confirmó la OFSP en una reciente conferencia de prensa. La OFSP estima que casi la mitad de las aproximadamente 90 solicitudes de aprobación que recibió el año pasado fueron para tratamientos con costes superiores a los 100 000 francos (99 097 dólares) por persona al año.

En 2018, el gobierno propuso un programa de contención de costesEnlace externo reconociendo con ello la gravedad de la situación que se vive en los precios de los medicamentos.

Y este debate no solo tiene lugar en Suiza. En febrero, siete ejecutivos de las principales farmacéuticas fueron interrogados durante una audienciaEnlace externo de más de tres horas en el Congreso de los Estados Unidos sobre el creciente precio de los medicamentos. La necesidad de reducirlos es uno de los pocos problemas en los que el gobierno estadounidense logra consenso, a pesar de que existen profundas divisiones en muchos otros asuntos.

Incluso los inversores encienden una señal de alarma. En la asamblea anualEnlace externo de Novartis, celebrada unos días después de la audiencia en el Senado estadounidense, el grupo suizo de accionistas Actares dijo que los sistemas de seguros han sido "tomados como rehenes" de los altos precios de aquellos medicamentos destinados a salvar vidas.

Temas que provocan fricción

Kronig apoya firmemente una mayor transparencia en la fijación de precios a nivel internacional.

Suiza establece sus preciosEnlace externo comparándolos con los que existen en otros nueve países y a partir de las negociaciones directas que realiza con los productores de medicamentos. Sin embargo, es bien sabido que muchos países reciben descuentosEnlace externo especiales de las compañías para ciertos fármacos. Kronig afirma que “esto implica que la cesta de precios usada por Suiza para comparar está equivocada. Estamos perdiendo porque somos los únicos que somos transparentes".

La industria farmacéutica lo rechaza y afirma que la transparencia podría traer, en realidad, consecuencias inesperadas. Tanto Roche como Novartis declinaron responder de forma directa. Remitieron a swissinfo.ch a la Federación Internacional de Productores y Asociaciones Farmacéuticas (IPFMA) para tener la opinión de la industria sobre este tema.

El director general de IFPMA, Thomas Cueni, dice que "exigir la divulgación de descuentos confidenciales y otros acuerdos de precios comerciales no beneficiaría a los pacientes; más bien impondría nuevas cargas a las empresas, socavaría los precios diferenciales que benefician a los países más pobres, y dañaría la competencia en el mercado".

Algunas investigaciones recientes muestran la inquietud global que existe con respecto a la transparencia de precios, especialmente en el caso de los medicamentos, ya que esta opacidad puede demorar su distribución en los países más pobres.

¿Cuán transparente es Suiza?

Según la Ley de la Libertad de InformaciónEnlace externo en vigor desde 2006, todo ciudadano suizo puede solicitar documentos de carácter público. Las únicas excepciones son papeles relacionados con negociaciones diplomáticas y temas de seguridad nacional, o que vulneran la privacidad personal.

En materia de medicamentos, Kronig explica que “somos uno de los pocos países totalmente transparente en materia de precios. No hay acuerdos secretos”.  Recientemente, la Oficina Federal de Salud Pública negoció la introducción de descuentos en unos 20 medicamentos.

Esto implica que hay dos precios distintos para algunos medicamentos. Una doble lista de precios que reveló hace algunos meses el programa RundschauEnlace externo de la televisión pública suiza SRF, situación que algunas oenegés criticanEnlace externo porque lo consideran una falta de transparencia. Aunque la información sobre los descuentos en los preciosEnlace externo está disponible para todo el público, las oenegés aseguran que es difícil de encontrar y calcular.

Fin del recuadro

Pero hay un debate aún mayor sobre otros aspectos de la resolución. Kronig explica que “la transparencia es una parte importante de la creación de confianza, pero hay algunos casos en los que puede resultar contraproducente. ¿Tenemos pues que preguntarnos si la transparencia ayudará o dificultará el acceso (a los fármacos)? ".

Cueni opina que transparentar los gastos en investigación y desarrollo podría desalentar la generación de tratamientos innovadores y demorar el acceso de los pacientes a nuevos medicamentos fundamentales para salvar vidas.

Pero Kronig, aún no hay suficiente claridad sobre el impacto que los costos de investigación y desarrollo podría tener sobre la innovación. Y en este momento, explica, los costos de investigación y desarrollo no son factores que Suiza considere en las negociaciones de precios.

Patrick Durisch, de la oenegé Public Eye, ve las cosas desde otra perspectiva. “¿Cómo puede una autoridad, no solo en el caso de Suiza, establecer un precio sin saber cuánto se ha invertido (en la innovación de un medicamento) y cuáles fueron exactamente los costos de I + D? Estos todavía se consideran un secreto comercial. Incluso la FOPH, cuya misión es establecer los precios, desconoce cuánto se canaliza a I + D. ¿Cómo fijar entones un precio justo?".

¿Existe algo parecido al precio justo?

¿Cuál es el precio justo para los medicamentos?, es la pregunta que está detrás de todos los debates sobre transparencia. Las empresas defienden los precios altos argumentado que las inversiones en investigación y desarrollo son muy importantes. Pero trabajos de investigación realizadas por la OMSEnlace externo, Suiza y otras fuentes confirman que los precios no tienen conexión con los costos y que las ganancias de las farmacéuticas siguen en aumento.Enlace externo

Compañías como Novartis y Roche incluso han dicho que los costos no son la mejor forma de determinar los precios. Con los nuevos tratamientos de terapia génica que curan enfermedades con un solo tratamiento, exigen virar hacia un modelo basado en el valor de los resultados obtenidos en los pacientes y en los ahorros que suponen para los hospitales y los sistemas de salud.

Cueni avala esta posición argumentando que enfocarse solo en los costos de investigación y desarrollo no permite una evaluación real sobre el valor que un medicamento ofrece a los pacientes y a los sistemas de salud.

Pero un modelo basado en estos argumentos está lejos de simplificar los cálculos cuando hay que responder a la compleja pregunta de cuánto vale una vida.

Durisch dice: "Imaginemos que los precios se basaran siempre en el valor que tienen las cosas. ¿Cuánto valdrían entonces un chaleco salvavidas o una bolsa de aire? Y ¿cuánto vale una vida?”.
Durisch cree que la fijación de precios basada en el valor es una mera estrategia de la industria farmacéutica para esconder sus costos de inversión real. “Tampoco habría límites (para los precios basados en el valor) porque básicamente todos los pacientes que padecen una enfermedad mortal están listos para pagar mucho dinero por un medicamento. Esto es tomar a los pacientes y a los gobiernos como rehenes”.

El destino de la resolución italiana podría decidirse en estos días. Pero sea cual sea su desenlace, es poco probable que el tema se extinga pronto.


Traducción del inglés: Andrea Ornelas

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes