Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Asistencia a los retornados


"Es más duro el retorno que la emigración"


Por Iván Turmo, Madrid


Viaje de trabajadores españoles en Suiza a bordo de un tren de la compañía ferroviaria helvética, la SBB-CFF. ()

Viaje de trabajadores españoles en Suiza a bordo de un tren de la compañía ferroviaria helvética, la SBB-CFF.

APOYAR Madrid es una de las 12 asociaciones de inmigrantes retornados que existen en España para atender a estas personas.

Desde hace 30 años, la entidad presta asistencia, orientación y apoyo a este colectivo tan presente en países como Suiza.

La asociación surgió por iniciativa de los propios españoles retornados, ante la falta de instituciones orientadas a los problemas relacionados con el retorno, tanto para padres como para hijos: escolares, de identidad y de adaptación al medio social en la vuelta a casa de los emigrantes.

swissinfo.ch visita la sede de la entidad, en el corazón de Madrid. Charo García, coordinadora de APOYAR, explica que “los españoles que la fundaron perdieron en su retorno el subsidio del paro al haberse cumplidos los plazos para solicitarlo en España. Esa falta de información les llevó a crear esta entidad en 1981”.

Una de las primeras labores que realizaron fue impartir cursos de idiomas a los hijos de los retornados que se habían escolarizado en Suiza, Francia o Alemania. “A su vuelta, en el colegio a estos niños se les consideraba como extranjeros (‘el alemán, ‘el suizo’, ‘el francés’) y por ello se bloqueaban y trataban de olvidar los idiomas que habían aprendido fuera de España. Lo que era una pena por la riqueza cultural que eso supone. Algo que se quería conservar mediante estas clases”, relata García.

En la década de los 80 y 90 una de las principales razones para volver era precisamente la de los pequeños y pequeñas. Muchos padres regresaban todavía en edad de trabajar pero, sobre todo, antes de que sus hijos acabaran los estudios básicos (con entre 12 y 14 años) y se integraran completamente en el exterior. En opinión de García los cabezas de familia temían “perder a sus hijos, y que no volvieran más a la patria”.

El duro retorno

Los retornados se tienen que enfrentar a su llegada a España con problemas administrativos y de adaptación, unidos a otras adversidades como la falta de identidad propia, la inserción laboral, el desconocimiento en muchos casos de la lengua y de la cultura españolas, hasta el rechazo por una parte de la opinión publica española.

Los que salieron de España hace 50 años dejaron el país en una época mala y marcada por el Franquismo, con escasas posibilidades para prosperar y una débil economía. Según García, cuando estas personas regresan piensan que su tierra sigue siendo como antaño y que no ha evolucionado en su prolongada ausencia.

“A muchos de ellos, que salieron por motivos económicos y siempre tenían el retorno e mente, les costó mucho el retorno. Vuelven en otro momento muy distinto al que salieron y les cuesta mucho integrarse. Es, posiblemente más duro el retorno que la emigración”, dice la coordinadora de APOYAR.

Se dan casos de personas que después de 20 años siguen añorando Suiza, por lo que no terminan de acostumbrarse a su nueva situación. “Siempre están pensando en el país al que fueron y comparan todo el rato entre ambos. En España se quejan mucho de la sanidad, la educación y el civismo, la limpieza. Hubo gente que decidió incluso volver a emigrar…”

Ahora mismo regresan pocos españoles de Europa, y casi ninguno de ellos son jóvenes, debido a la crisis que hay en España. La mayor parte son jubilados. De hecho se suprimieron en 2004 las ayudas a los retornados de Europa, pero si que siguen para los retornados de América Latina, más abundantes en la actualidad, cuando antes procedían del norte de Europa.

La subvención más prolongada acaba a los 18 meses. “De Suiza o Alemania la gente suele venir con una pensión, pero los que vienen de Cuba o Venezuela se encuentran con una problemática muy fuerte”, expone Charo García.

Si bien en Madrid se produce el fenómeno de la “segunda emigración”. A la capital vuelven españoles de muchas regiones  que deciden asentarse en el centro del país, como de Extremadura o Andalucía, comenta García. “Madrid es una comunidad acogedora”.

Gestiones en otros idiomas

La asociación madrileña realiza múltiples gestiones, en especial los trámites de pensiones, declaraciones de ‘Fe de Vida’, traducción de cartas e informaciones, además de brindar asistencia legal y orientación laboral.

“De la inmigración a Suiza y a Europa, que salió a partir de 1960, muy pocos aprendieron el idioma, con lo que cuando ahora reciben cartas y documentos oficiales del país donde han cotizado no los entienden y entonces acuden a nosotros”, señala Charo García.

Rechazo a los inmigrantes de España

Otro de los fenómenos llamativos que viven los retornados españoles es su rechazo a los extranjeros que han inmigrado a la Península Ibérica. “Es un rechazo total de los retornados que critican a los llegados por no tener papeles o por no trabajar. Ellos mismos fueron también emigrantes en otros países por lo que esta actitud es terrible. Quizá ellos mismos se sintieron también rechazados y ahora rechazan a los que se encuentran en su misma situación de hace unos años”, razona Charo García.

APOYAR estima que “el retornado siempre será retornado”, debido a los condicionantes a los que se enfrentan y a que muchos de aquellos que emigraron en los 70 tenían un bajo nivel económico y cultural.

APOYAR Madrid

Asistencia Pedagógica Orientación y Apoyo al Retorno (APOYAR) tiene entre sus objetivos con respecto a los emigrantes retornados:

- Favorecer la integración socio cultural y laboral en la sociedad española sin que tengan que renunciar al idioma y cultura que adquirieron en el exterior.

- Aumentar la sensibilización de la opinión publica sobre las problemáticas propias de este colectivo.

- Acoger y asesorar a la familia retornada..

Esta formada por españoles retornados, pedagogos, psicólogos, abogados, asistentes sociales y otros colaboradores, procedentes tanto de España como de países de emigración (Alemania, Bélgica, Francia, Suiza, Latinoamérica).

APOYAR tiene una mínima cuota anual para sus socios y además cuenta con el respaldo económico del Gobierno de España y de la Comunidad de Madrid.

Edita una ‘Guía del Retornado’, como otras entidades y organismos públicos.

Retornados de Suza

Bajas consulares

3.821 personas en 2005

4.068 en 2006

3.942 en 2007,

1.784 en 2008

1.536 en 2009.

En total, 15.151 personas retornaron de Suiza a España desde 2005 hasta 2009. 

swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×