Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Ataque al tren


“No hay posibilidad” de prevenir violencia aleatoria


Guardias de Securitrans y oficiales de los Ferrocarriles Suizos de patrulla en la estación de Zúrich. (Keystone)

Guardias de Securitrans y oficiales de los Ferrocarriles Suizos de patrulla en la estación de Zúrich.


(Keystone)

“No tenemos ninguna oportunidad de prevenir este tipo de casos. Es casi imposible proporcionar seguridad en el lugar adecuado si alguien sin antecedentes (penales) comete de repente un delito”, indicó al cotidiano ‘Tages Anzeiger’, Martin Graf, director general de Securitrans, empresa copropiedad de los Ferrocarriles Federales Suizos y la firma de seguridad Securitas.

El sábado pasado, en horas de la tarde, un suizo de 27 años dio muerte a una pasajera e hirió a otras cinco personas, incluidas dos menores. El atacante prendió fuego a un producto inflamable y apuñaló a algunas de las víctimas.

El incidente se produjo en el este de Suiza, cerca de la estación de Salez, en el cantón de San Gallen. Según Graf, esa línea férrea regional había sido una zona completamente pacífica hasta el sábado.

En el ataque murió una mujer de 34 años y el agresor. Tres víctimas permanecían en el hospital, incluida una niña de 6 años y una jovencita de 17.

“Por regla general, patrullamos en los momentos de mayor actividad y en particular durante las tardes y los fines de semana. Esto funciona el 99% de las veces”, dijo Graf. Añadió que es más difícil detectar a posibles delincuentes si se comportan normalmente en la estación y tienen su boleto.

“Nuestra dificultad es que si nadie actúa de manera sospechosa y los guardias de seguridad proceden a efectuar revisiones sin motivo, la gente no lo comprende”, agregó.

El jefe de la asociación de conductores de trenes suizos considera que cada tren debe tener una persona que se ocupe del control de los boletos, como era el caso hasta hace 20 años. Sion embargo, los trenes regionales comenzaron a despedir conductores para ahorrar dinero. En vez de comprar billetes a bordo, los pasajeros en Suiza por lo general tienen que comprarlos con antelación.

“La sensación de seguridad era entonces completamente diferente”, dijo Hans-Ruedi Schürch al Tages-Anzeiger.

Graf señaló que los trenes suizos son todavía muy seguros. “Al igual que los centros comerciales, los trenes no son más peligrosas que otros lugares. En las ciudades, estaciones de tren son en realidad los lugares más seguros”, dijo.

Recomendó a usuarios del transporte público sentarse “en donde otros pasajeros puedan verle, y si algún pasajero lo hace sentirse inseguro, trasládese a otro compartimento”.


swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×