Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Atletas de élite


El deporte no da dinero, a menos que seas Federer




Roger Federer en acción. El tenista de Basilea es multimillonario y, además, un excelente embajador de Suiza.  (Osports/EQ Images)

Roger Federer en acción. El tenista de Basilea es multimillonario y, además, un excelente embajador de Suiza. 

(Osports/EQ Images)

Mientras la estrella del tenis Roger Federer gana millones cada año, a la mayoría de los atletas suizos les cuesta llegar a fin de mes. Varias iniciativas quieren mejorar la subvención del deporte. Pero hay quien opina que noes es competencia del Estado costear un 'pasatiempo'.

La revista ‘Forbes’ escribe que el ganador de 17 ‘Grand Slams’ ha ingresado 56,2 millones de dólares (54 millones de francos) entre junio de 2013 y junio de 2014, suma que lo convierte en el tenista mejor pagado. Xerdan Shaquiri, jugador de la selección suiza de fútbol que destacó en el Mundial de Brasil, supuestamente gana 2,5 millones de euros (3 millones de francos) por año en el Bayern de Múnich, uno de los grandes clubes de Alemania.

Sin embargo, la mayoría de atletas de élite suizos vive una realidad muy distinta. Aproximadamente la mitad de ellos gana menos de 14.000 francos anuales (14.000 dólares), y menos de 100 pueden vivir del deporte, según un estudio que publicó en 2013 el Instituto Suizo del Deporte de Magglingen.

El Parlamento quiere cambiar la situación para adecuarla al papel de embajador que tiene el deporte. El Consejo Nacional (cámara baja) aprobó a finales de septiembre una moción que quiere dar a los atletas de élite, por ejemplo, mayor reconocimiento y ayudarlos a compaginar mejor el deporte con los estudios. Con esa actitud responde al Comité Olímpico Suizo que ha pedido uno 30 millones de francos adicionales al año para mantener el actual nivel deportivo.

“No deben deslumbrarnos los ingresos de Roger Federer ni Sherdan Shaquiri. La mayoría de los atletas profesionales carecen de lo necesario para vivir”, declaró Jürg Stahl,  diputado de la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha conservadora) durante el debate. Muchos atletas tienen una familia y algunos se ven obligados a buscar un trabajo a tiempo parcial.

Deporte de élite

Ingresos: Solo el 16% de los atletas suizos de élite ganaron más de 70.000 francos en 2010. En los deportes de invierno suelen ganar más que en los de verano. Pero incluso en los de invierno los deportistas tuvieron que arreglarse con menos de 70.000 francos. El 40% incluso con menos de 14.000 francos anuales.

Deportes de élite: La gran mayoría de atletas obtiene un ingreso modesto de sus actividades deportivas. La media gana 25.000 francos al año. Pero hay algunos que embolsan más de 100.000 francos anuales. Muy pocos se hacen millonarios con el deporte.

Fuente: Instituto Suizo del Deporte de Magglingen

¿Deporte de Estado?

El Gobierno, que ha recibido el mandato de adoptar medidas, señala que esta demanda puede incluirse en el concepto nacional sobre los deportes de élite que actualmente redacta.

No todos están de acuerdo con esa moción, especialmente en el partido de Stahl. “Eso suena a una iniciativa de salario mínimo para los atletas de élite”, se queja su correligionario Peter Keller. “No forma parte de la cultura suiza crear un deporte de Estado, como ocurre en China”.

Eso es responsabilidad de la persona, prosigue. “¿Por qué debería involucrarse el Estado si alguien desea convertir su pasatiempo en profesión?

No es una postura desconocida para Jörg Schild, presidente del Comité Olímpico Suizo y exjugador de la selección nacional de balonmano. “Siempre advertí que –en comparación con otros países y por mi experiencia personal en un deporte de élite–, el deporte competitivo no es reconocido plenamente por la sociedad suiza”, afirma.

Schild confía en que el apoyo a la moción aliente al Gobierno Gabinete a fomentar la financiación del deporte en el marco de un concepto nacional sobre el deporte de élite.

Actualmente, el Comité Olímpico Suizo recibe una media de 38 millones de francos al año, de los que 25 millones provienen de las loterías suizas, un poco más de 10 millones del Gobierno y 3 millones de patrocinadores.

Otros países, como Japón, Canadá y Noruega, han invertido considerablemente en el deporte, sostiene Schild. Suiza tendría que asegurarse de no quedar rezagada.

La pobre actuación del equipo helvético en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 ha abierto interrogantes, aunque luego mejorara el rendimiento en los Juegos de Invierno de Sochi en 2014 (seis medallas de oro).

Los 30 millones de fondos extraordinarios que pide el Comité Olímpico Suizo no se invertirían únicamente en los deportistas, sino también, por ejemplo, en más entrenadores y controles médicos gratuitos a los atletas cada dos años, precisa Schild.

Modelos a imitar

Stahl, partidario de la moción y miembro del órgano directivo del Comité Olímpico Suizo, afirma que ayudar a los atletas de élite no equivale a crear un deporte de Estado.

“Hubo un plusmarquista (de salto de longitud) cubano, Javier Sotomayor, que fue un verdadero ejemplo de exportación de Cuba (comunista) y de sus ideas. Nosotros no queremos eso, yo no lo quiero”, declara Stahl a swissinfo.ch.

“Se trata es de dar cierta seguridad a una persona joven que elige el deporte: previsión, seguro y un ingreso suficiente para quitar la presión a los padres”.

El arte cuenta con apoyo estatal y el deporte también podría tenerlo. “Los atletas de élite son embajadores del país y modelos para los jóvenes”.

Esfuerzos de los atletas

Según la Federación Suiza de Atletismo, solo cinco de cada diez atletas en Suiza pueden vivir de esa actividad.

Uno de ellos es Viktor Röthlin, el mejor maratonista suizo de todos los tiempos que el recientemente se retiró de la competición. El deportista recuerda, sin embargo, que el respaldo de patrocinadores comenzó solo después de haber ganado su primera medalla, la de bronce en los Campeonatos Europeos de Goteburgo, Suecia, en 2006. “Hasta entonces tuve que luchar con mis propios medios y correr todos los riesgos”, confiesa.

Otro problema al que tuvo que enfrentarse durante 15 años de carrera –corrió su última maratón el 17 de agosto en los Europeos de Zúrich 2014 y quedó 5°– es el escaso reconocimiento del deportista profesional en Suiza.

“Cuando decía, incluso después de haber conseguido una medalla, que soy un corredor de maratón, la gente me respondía: ‘Bueno, pero ¿cómo te ganas la vida?’ Es tal vez otro aspecto sobre el que conviene reflexionar para que la gente entienda que el deporte es una profesión y no solamente un pasatiempo”, recalca.

En cuanto a las perspectivas de una mayor financiación, Röthlin considera que Suiza debe decidir qué rumbo desea tomar. “Si en el futuro quiere conseguir medallas y ser una nación deportiva de éxito, quizás deba pensar en modo global. No limitarse a apoyar a sus atletas cuando ganan medallas, sino también a acompañarlos en el camino para conseguirlo: con educación y dinero si no tienen suficiente para vivir del deporte”.

El campeón europeo de maratón en 2010 creó su propia empresa en 2008 para promocionar la salud y la actividad física a la que ahora dedica todo su tiempo.

Financiación colectiva

Otros atletas han optado por métodos menos convencionales. Mike Kurt, piragüista de 34 años, ha creado una plataforma de financiación participativa (crowdfunding),  I believe in you, de proyectos deportivos, después de batallar 20 años para financiar su sueño. La idea proviene del mundo de la cultura y permite, por ejemplo, ayudar con fondos privados a un futuro tenista o cubrir los gastos de viaje y el material para una competición internacional de kitesurfing.

“En total hemos recaudado más de medio millón de francos para 130 proyectos. Esto demuestra que el deporte goza de elevado estatus en Suiza”, declaró Kurt en una entrevista al diario ‘Tages Anzeiger’.

No obstante, Kurt es partidario de una mayor subvención estatal. “El mercado no funciona en lo que se refiere a deportes como la lucha, la esgrima y el piragüismo. Ahí es donde debe  aportar ayuda el Gobierno”.


Traducción del inglés: Juan Espinoza, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×