Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Caída de exportaciones La mecánica de la relojería suiza, atascada



Les horlogers suisses n'ont pas été à la fête l'an dernier. Ils ont particulièrement souffert de la baisse de la demande en provenance des pays asiatiques. 

Les horlogers suisses n'ont pas été à la fête l'an dernier. Ils ont particulièrement souffert de la baisse de la demande en provenance des pays asiatiques. 

(Reuters)

Las exportaciones de relojes suizos se redujeron casi 10% en 2016, una caída por segundo año consecutivo. Consecuencia directa: entre 1 500 y 2 000 puestos de trabajo han sido eliminados en el espacio de 12 meses. ¿Será 2017 el año de estabilización, como lo esperan los responsables de la industria del ramo?

Las cifrasEnlace externo dadas a conocer este jueves por la Federación de la Industria Relojera Suiza (FH) confirman el clima de morosidad que reina desde hace casi dos años en el ramo. Las exportaciones relojeras se contrajeron un 9,9% en 2016 en comparación con 2015, ya marcado por una significativa baja del 3,3%.

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Después de un aumento en las exportaciones de casi 40% entre 2010 y 2014, el FH relativiza esa disminución y prefiere ver en ella un efecto de consolidación bastante normal. “Las cifras de 2016 son aún superiores a las de 2008, que es, sin embargo, un año de referencia para muchos otros sectores de la economía suiza”, declaró recientemente Jean-Daniel Pasche, presidente de la FH, a swissinfo.ch.

La baja del crecimiento en el mundo y en particular en Asia, la lucha contra la corrupción en China y Hong Kong, el embargo contra Rusia, los ataques en Europa, la incertidumbre derivada del Brexit, la llegada de los relojes inteligentes y la fortaleza del franco fuerte: una multitud factores explicarían las dificultades que enfrenta actualmente la relojería suiza.

Otras personas relacionadas con la industria u observadores estiman que el mal es más profundo: la relojería no ha sido capaz de reinventarse y adaptarse a las nuevas expectativas de los consumidores, ocupada en las ganancias fáciles en China y los mercados emergentes, considera Grégory Pons, periodista especializado en el área.

Esta situación, en todo caso, tiene graves consecuencias para el empleo. El año pasado, entre 1 500 y 2 000 puestos de trabajo fueron eliminados en el seno de las 500 empresas activas en el sector, casi la mitad por despidos, indica François Matile, secretario general de la Convención Patronal de la Industria Relojera SuizaEnlace externo, a swissinfo.ch. Eso representa entre 3 y 4% del total del empleo en el renglón.

relojes

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

empleo

 Lo mismo que Jean-Daniel Pasche, François Matile relativiza este decremento: “Ciertamente, esta situación no le agrada a nadie, pero estamos aún lejos de la catástrofe. Esta disminución se produce después de varios años de fuerte crecimiento: entre 2009 y 2015, cerca de 10 000 nuevos puestos de trabajo fueron creados en la relojería”.

Para Grégory Pons, 2017 no ofrece mejores auspicios, merced a que la relojería suiza atraviesa una crisis profunda y duradera. Pese a que es muy difícil hacer predicciones, Jean-Daniel Pasche se muestra positivo: este año será de “estabilización”. Muchos de los relojeros y proveedores más afectados por la crisis comparten ese deseo. 


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×