Pese a su pequeño tamaño, Suiza tiene una geografía compleja, con montañas, cuencas, valles y mesetas. Estas características determinan las condiciones meteorológicas, que son variadas y cambiantes.

Las temperaturas en Suiza dependen, en gran parte, del nivel de altitud y de si nos encontramos al norte o al sur de los Alpes. En las regiones meridionales, debido a la influencia del Mediterráneo, los inviernos son menos fríos que en el norte de Suiza. 

Una parte del Valais puede tener niebla y lluvia y el otro estar soleado y templado. Los vientos de componente sur, llamados Föhn, suelen traer consigo aire seco cálido que puede causar el deshielo rápido de la nieve (y dolores de cabeza en muchas personas).

El viento frío de noreste, denominado Bise, puede dar lugar a cielos azules y temperaturas glaciales en invierno.

Para informarse de las actuales condiciones del tiempo en Suiza visite la página correspondiente de swissinfo.ch o la de MeteoSuisse, el servicio nacional de meteorología, que ofrece mapas específicos para las personas que tienen alergia al polen un otras. 

Las condiciones de la nieve en toda Suiza están a su disposición en la página snow.search.ch (en francés) o en Suiza Turismo (en español), en la que puede consultar la temperatura del agua de los ríos, lagos y piscinas. 

En caso de fuertes nevadas se publican también informes sobre el riesgo de avalanchas.

swissinfo.ch