Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Patrimonio artístico


En memoria de quienes lucharon en el "frente del arte"


Por Antonio Suárez Varela


Llegada de la 'Venus recreándose en la música', de Tiziano, a Ginebra en 1939. ()

Llegada de la 'Venus recreándose en la música', de Tiziano, a Ginebra en 1939.

Después de Madrid, Valencia, Barcelona y Figueras, este viernes se inaugura en Ginebra la exposición itinerante Arte Salvado, dedicada a la ingente operación de rescate y evacuación del patrimonio artístico español por los republicanos al final de la Guerra Civil en 1939.

A través de sus 14 pabellones, la muestra reproduce el trayecto que las obras maestras recorrieron hasta llegar a la sede de la Sociedad de Naciones.

Concluye así el itinerario que comenzó en el Museo del Prado de Madrid en enero de 2010. La muestra estuvo precedida este jueves (7.4.) por un coloquio internacional que reunió a científicos y expertos de diversos campos para abordar una temática que en los últimos años se ha ido acentuando: la protección del patrimonio artístico en zonas de conflicto.

Arturo Colorado Castellary, reconocido experto y autor de la obra Éxodo y exilio del arte. La odisea del Museo del Prado durante la Guerra Civil (2008), sostiene en entrevista con swissinfo.ch que el rescate realizado por la República Española sirvió de “modelo” y contribuyó decisivamente a reformar la legislación internacional en materia de protección del patrimonio artístico.

swissinfo.ch: Usted es un erudito del salvamento de las obras del Prado que se trasladaron en 1939 a Ginebra. ¿Qué elementos destacaría de esta singular operación?

 

Arturo Colorado Castellary: Destacaría dos aspectos. En primer lugar, el salvamento, la protección, el traslado, la evacuación y el depósito de las obras por la República. Al final de la guerra, la situación de catástrofe militar era tan grave que solamente una intervención internacional podía poner a salvo el patrimonio artístico.

Y ahí está el segundo aspecto: el hecho de que hubiera una intervención internacional. Se constituyó el Comité Internacional para el Salvamento de los Tesoros de Arte Españoles que intervino en el escenario de la guerra, estableciendo un acuerdo con el gobierno republicano [Acuerdo de Figueras, n.d.l.r.] para permitir la evacuación, cuando las circunstancias eran terribles porque el avance franquista era imparable.

Ambos aspectos se complementan al final de esta  historia en un caso insólito de solidaridad internacional.

swissinfo.ch: ¿Qué relevancia asignaría al salvamento de las obras del Prado en toda la trayectoria de operaciones similares de rescate?

 

A.C.C.: El traslado del ‘tesoro español’ fue desde luego el precedente fundamental. Se convirtió en un modelo del cual se sirvieron países como Francia, Inglaterra, Italia, Bélgica u Holanda durante la Segunda Guerra Mundial.

swissinfo.ch: ¿Fue el rescate del ‘tesoro español’ la operación de salvamento más grande de su género?

 

A.C.C.: No lo afirmaría de manera taxativa, pero seguramente ha sido una de las mayores empresas porque supuso el salvamento final de miles y miles de obras. Fueron 71 camiones los que atravesaron la frontera franco-española en 1939. Allí estaba lo más selecto del Prado, con un total de 525 obras, con otras procedentes de diversos museos madrileños como el Lázaro Galdiano, el Cerralbo, El Escorial, el Palacio Real de Madrid, o de colecciones privadas como la del Duque de Alba. Además se salvaron bienes culturales importantes de la Biblioteca Nacional de Madrid, todos los códices y libros de mayor valor. Estamos hablando de un contingente realmente extraordinario.

También es verdad que en Francia se hizo el traslado de gran parte del Louvre y de otros museos parisinos. Fue un rescate masivo y todo un trasiego de obras comparable a la operación española. De hecho, La Gioconda de Leonardo da Vinci viajó a distintos emplazamientos huyendo siempre del frente de combate.

swissinfo.ch: El derecho internacional conoce desde hace más de un siglo convenios de protección del patrimonio artístico. A su juicio, ¿han sido eficaces esas disposiciones?

 

A.C.C.: La normativa sobre la protección del patrimonio anterior a la Guerra Civil estaba totalmente periclitada, obsoleta e inservible para la nueva situación del armamento. El Acuerdo de Figueras constituyó un auténtico precedente, incluso, fíjese, de lo que es el concepto de patrimonio de la humanidad establecido por la UNESCO muchos años después.

swissinfo.ch: ¿Cómo valora la política propagandística del régimen franquista respecto de la exposición de las obras del Prado en Ginebra en 1939?

 

A.C.C.: El Comité internacional se planteaba desde un principio, y el propio Acuerdo de Figueras así lo recoge, el montaje de una o varias exposiciones con lo más selecto de lo salvado. El franquismo, desde el momento en el que tomó la posesión de las obras, poco antes, por cierto, de haber acabado la Guerra Civil, lo primero que hizo fue retirarse de la Sociedad de Naciones y negarse a aceptar ningún tipo de reconocimiento al Comité Internacional.

Sé que esta exposición ha dejado una profunda huella en Ginebra y que se recuerda como uno de los grandes acontecimientos culturales de la ciudad. Hay que ver, sin embargo, que esta muestra fue concedida al cantón de Ginebra sin que éste pudiera intervenir directamente en la labor expositiva. El franquismo la utilizó como acto de propaganda para una vez más acusar a la República de haber intentado robar las obras y sacarlas al extranjero para venderlas, acusaciones que eran totalmente falsas. 

swissinfo.ch: Usted dice que la exposición ha dejado una huella profunda en Ginebra. ¿Qué diría con respecto al público en general? ¿Es un hecho histórico conocido?

 

A.C.C.: Esta historia de rescate fue escondida por el franquismo cuando no conscientemente mal interpretada. Precisamente por ello se negó a reconocer el mérito de la comunidad internacional e intentó por todos los medios tapar esta historia que, en realidad, decía mucho en favor de la República y mucho en contra del propio Gobierno de Franco, que procedió, por cierto, al bombardeo de las obras del Prado cuando estas estaban siendo evacuadas hacia Francia.

swissinfo.ch: En la actualidad presenciamos numerosos conflictos armados y sublevaciones populares en diversas partes del mundo. En vista de los saqueos ocurridos en los últimos años, ¿está de nuevo en peligro el patrimonio artístico?

A.C.C.: La protección del patrimonio no es solamente un tema histórico, es de total y absoluta actualidad, porque a lo largo de los últimos años se ha demostrado que el patrimonio sufre enormemente en los conflictos armados, como se ha podido ver en la antigua Yugoslavia o en Irak, donde se han producido auténticos desastres con los saqueos de museos y la posterior aparición de obras saqueadas en el mercado internacional clandestino. Es, por tanto, un tema de absoluta actualidad porque se proyecta hasta nuestros días.

Contexto

Durante la Guerra Civil Española gran parte del patrimonio histórico y artístico de España sufrió los efectos de los bombardeos, el expolio, la destrucción y el saqueo para su venta fraudulenta en el exterior.

Una de las labores de evacuación y traslado de obras más importantes fue realizada por el Gobierno de la República.

La Junta Central del Tesoro Artístico, creada por la República, y el Comité Internacional para el Salvamento de los Tesoros de Arte Españoles fueron los organismos que llevaron a cabo el arriesgado traslado de las obras desde Figueras, Cataluña, a la Sociedad de Naciones en Ginebra en 1939.

A juicio de historiadores especializados,constituye una de las mayores empresas de salvamento de obras de arte de toda la historia.

Tras la Guerra Civil, el “tesoro español” cayó en manos de Franco, cuyos comisarios lograron organizar una exposición en Ginebra. En la muestra celebrada en el verano de 1939, se expuso una selección de 175 obras además de numerosos tapices y otros objetos. Con un total de 400.000 visitas, fue un gran éxito de público.

La exposición ‘Arte Salvado’ en el Museo de Arte e Historia de Ginebra (8 de abril-29 de mayo 2011) reconstruye las etapas del salvamento del patrimonio artístico por los republicanos durante la Guerra Civil española.

Ginebra es la última escala -después de Madrid, Valencia, Barcelona y Figueras (Cataluña)- de esta muestra itinerante.

Arturo Colorado Castellary

Especialista en arte, patrimonio cultural y comunicación, es profesor titular de Teoría e Historia del Arte en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Considerado un experto en el estudio del patrimonio en tiempos de guerra, ha organizado entre otros destacados eventos el congreso Patrimonio, Guerra Civil y Posguerra, que se celebró en el Museo del Prado en enero de 2010.

Su labor científica y divulgativa le han llevado al campo del guión sobre documentales histórico-artísticos, destacando el programa El frente del arte para televisiones españolas y de otros países, así como el videodisco Pintura del Románico a las Vanguardias para el Pabellón de España de la Expo ’92.

En la actualidad es comisario de la exposición itinerante Arte salvado que organiza Acción Cultural Española (AC/E).

swissinfo.ch



Enlaces

×