Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

DE BERLIN A ALEPO Amenazas contra la justicia transicional y el derecho humanitario

Alepo, 17 de diciembre de 2016. Sobre los escombros de la ciudad siria mártir,  es necesario reflexionar nuevamente sobre la acción de la justicia transicional.

Alepo, 17 de diciembre de 2016. Sobre los escombros de la ciudad siria mártir,  es necesario reflexionar nuevamente sobre la acción de la justicia transicional.

(Reuters)

Todo el sistema de protección de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario erigido tras la Segunda Guerra Mundial es socavado en muchos lugares del planeta. Pierre Hazan, consejero editorial de Justiceinfo.net y profesor asociado de la Universidad de Neuchâtel, presenta una situación inquietante.

Según Google, son necesarias 35 horas en auto para completar los 3 397,4 kilómetros que separan Berlín de Alepo. Metafóricamente, la distancia entre esas dos simbólicas ciudades es infinitamente mayor. Hace 27 años, la caída del Muro de Berlín marcaba el fin de la Guerra Fría y daba un nuevo impulso al derecho internacional. El concepto de “justicia transicional” estaba a punto de ser inventado para reflejar la dinámica de esta nueva ola de democratización que se desarrollaba en Europa, América Latina y África. Hoy, sobre los escombros de la ciudad mártir de Alepo, es menester reflexionar nuevamente sobre la acción de la justicia transicional.

El optimismo reinante en la etapa inmediata posterior a la Guerra Fría alimentaba en los años 1990 una visión teleológica del progreso moral de las sociedades en torno al proyecto de la democracia liberal, en un mundo dominado entonces por la súper potencia americana. A pesar de las guerras en la otrora Yugoeslavia y del genocidio de los tutsis en 1994, esta visión teleológica de la marcha de la historia constituía el ADN de la justicia transicional.

Maestría en Justicia Transicional en Ginebra

La Academia de Derecho Internacional Humanitario y de Derechos Humanos de Ginebra lanza, en diciembre 2016 una nueva Maestría en Justicia TransicionalEnlace externo.

Este programa único, de un año, explora los fundamentos teóricos de la justicia transicional y aborda  aborda las cuestiones prácticas y los desafíos encontrados en el terreno.

Las candidaturas están abiertas hasta el 31 de marzo del 2017

Fuente : JusticeInfo.net

Fin del recuadro

Y es precisamente esta visión la que está cuestionada en la actualidad. Olvidado el paradigma de la transición que debía conducir progresivamente a los pueblos hacia el amanecer democrático.

Los dividendos de la paz desde hace tiempo se esfumaron y las ventas de armas explotan, así como el número de los refugiados.

Siria, Yemen, Sudán del Sur, Filipinas

Desde hace cinco años, Siria está en llamas, lo que obliga a más de las mitad de sus 22 millones de habitantes a abandonar sus viviendas. De ellos, cerca de 5 millones se convirtieron en refugiados. Refugiados que Europa - con la honrosa excepción de Alemania y Suecia- no quiere acoger, erigiendo nuevos muros para tenerlos lejos. Simultáneamente, el mundo ha sido testigo en Siria de los sufrimientos de la población civil, día tras día, bombardeo tras bombardeo, con impunidad total para el confort del régimen de Bachar el Asad y la aviación rusa.

En el conflicto de Yemen, los dos campos violan el derecho internacional humanitario y la aviación saudí bombardeó en repetidas ocasiones hospitales y escuelas, provocando apenas tímidas protestas de los aliados occidentales y de la monarquía saudí.

En Filipinas, el presidente Rodrigo Duterte alardea de haber asesinado con sus propias manos presuntos delincuentes para dar ejemplo a la policía.

En Sudán del Sur, las Naciones Unidas alertan sobre los riesgos de un genocidio…

Todo el sistema de protección de derechos humanos y del derecho internacional humanitario, laboriosamente erigido tras la Segunda Guerra Mundial es socavado en muchos lugares del planeta. Frente a esta tendencia, la Corte Penal Internacional se muestra impotente, mientras que Europa y Estados Unidos se encierran en sí mismos con el pretexto de la seguridad y la “lucha antiterrorista”.

En este contexto, los términos de la justicia transicional deben ser revisados. Salvo algunas excepciones, como la de Túnez, ya no evidencian el paso de un régimen opresor a uno democrático. Significan, sobre todo, que un día habrá que reconstruir sobre los escombros del presente. Y el precio a pagar será entonces muy alto.

Este artículo fue publicado por primera vez en  JusticeInfo.netEnlace externo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo


Traducido del francés por Sergio Ferrari

×