Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Democracia directa Las iniciativas populares más curiosas votadas en Suiza

Primer plano de vaca Simmental

Esta vaca Simmental, típica del Oberland Bernés, luce orgullosa su cornamenta.

(Gaetan Bally/Keystone)

Cuernos de vacas, caminos de senderismo, minaretes: son temas de votación aparentemente insignificantes por las que los vecinos de Suiza envidian a los descendientes de Guillermo Tell. Y es que los suizos votan iniciativas populares curiosas que a menudo dan mucho que hablar fuera de las fronteras helvéticas. Una de ellas es sin duda la que se somete a votación el 25 de noviembre: ‘Por las vacas con cuernos’.

La iniciativa popular tiene una función importante en una democracia directa como la suiza. Entre otras cosas significa que cada ciudadano tiene la opción de someter a votación popular cualquier cuestión, por insignificante que sea o por utópica o revolucionaria que sea la idea.

Las votaciones curiosas también tienen sentido

La iniciativa por las vacas con cuernos es el ejemplo perfecto de ello. ¿Quién se hubiera imaginado que el ganadero Armin Capaul conseguiría 100 000 firmas de apoyo a su iniciativa? Pero ha demostrado que es factible. Y esto es un punto clave para el funcionamiento de la democracia directa, señala el politólogo bernés, Marc Bühlmann. ¿Incluso si con ello terminan en la Constitución asuntos que no son trascendentales?

Cada ciudadano suizo puede lanzarse a la palestra política con el tema que le preocupa. En la década de 1970 abundaban las iniciativas sobre el tráfico. En 1978, las que pedían varios domingos sin coches. Una idea que entonces muchos consideraban descabellada. De hecho, la iniciativa fue rechazada. En 1979 se lanzó la iniciativa a favor de los caminos peatonales y los senderos. En las urnas se aprobó el contraproyecto, y desde entonces los senderos figuran en la Constitución suiza.

Lucha contra la hoja de trébol

En 1990 las denominadas ‘iniciativas de trébol de cuatro hojas’ querían impedir la construcción de cuatro tramos de autopista, en especial el que atraviesa el Säuliamt (Suiza central). El entonces ministro Adolf Ogi convirtió la votación en una cuestión de principio sobre el sentido de las inversiones en infraestructuras.

La que trastocó los cimientos de la percepción que tienen los suizos de sí mismos fue la iniciativa que pedía la abolición del ejército suizo. Aunque fue rechazada, la propuesta tuvo un gran impacto. El debate en torno al ejército desató posteriormente una serie de reformas militares. Este es un ejemplo clásico de cómo una iniciativa sin probabilidad alguna de ser aprobada en las urnas logró cambiar profundamente a Suiza. Hasta hoy.

Decisiones que sorprenden fuera

Los suizos dieron mucho que hablar en el extranjero cuando en 2012 votaron contra la propuesta de extender a seis (en lugar de cinco) las semanas de vacaciones. O en 2016 cuando rechazaron el ingreso mínimo universal. ¿Cómo es posible?, se preguntaban muchos observadores extranjeros. Y ahora en 2018 la pregunta es: ¿Suiza necesita más vacas con cuernos?

Prohibición de la matanza ritual: La primera iniciativa popular en Suiza se remonta al 20 de agosto de 1893. Fue aprobada por el 60,1% de los votantes. Fue lanzada por las asociaciones animalistas cantonales y pretendía prohibir la matanza al estilo que la practicaban los judíos.

Domingos sin coche: La iniciativa pedía 12 domingos al año sin tráfico motorizado. Fue rechazada (63,7%) en 1978.

Fomento de los caminos de senderismo: La iniciativa ‘Por el fomento de los senderos y caminos peatonales’ fue retirada. Pero el 18 de febrero de 1979 el pueblo aprobó el contraproyecto con el 77,6% de los votos. Desde entonces los senderos están inscritos en la Constitución.

Por un Knonauer Amt sin autopista, región del cantón de Zúrich. En 1990 un grupo lanzó las denominadas ‘iniciativas de trébol de cuatro hojas’, con las que se oponía a la construcción de tramos de autopista en Suiza. El 1 de abril de 1990 las cuatro iniciativas fueron rechazadas. La autopista se construyó y se abrió al tráfico en 2009.

Iniciativa de los domingos: La iniciativa ‘Un domingo por temporada sin coches’ – un ensayo limitado a cuatro años’ se votó el 18 de mayo de 2003 y fue rechazada (62,4%). La propuesta pedía que durante un domingo las calles y plazas públicas estuvieran disponibles para la población no motorizada.

Minaretes: La iniciativa ‘Contra la construcción de minaretes se sometió a votación el 29 de noviembre de 2009 y fue aprobada por un 57,5% de los votantes. Su objetivo era prohibir la construcción de minaretes en Suiza.

Seis semanas de vacaciones para todos: La iniciativa lanzada por el sindicato Travail Suisse se votó el 11 de marzo de 2012. La propuesta abogaba por seis semanas de vacaciones en aras de un mejor equilibrio entre la carga laboral y el descanso. Fue rechazada por el 66,5% de los votantes.

Salario mínimo: La iniciativa pedía un ingreso mínimo universal. El 76,9% de los suizos votaron en contra el 5 de junio de 2016.

Vacas con cuernos: Los promotores de la iniciativa piden una compensación económica para los ganaderos que no someten a sus animales a la práctica del descornado.

Fin del recuadro


Traducción del alemán: Belén Couceiro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes