Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

ELECCIONES FEDERALES 2019 Poderoso cabildero es… el propio legislador

Mitglieder des Schweizer Parlaments sitzen in der Vorhalle an einem Tisch und besprechen sich

¿Representantes del pueblo o de otras partes interesadas? Miembros del Parlamento suizo debaten en la Sala de los Pasos Perdidos en el Palacio Federal.

(Peter Klaunzer / Keystone)

Los legisladores pueden dejarse influenciar por empresas, asociaciones y organizaciones con intereses determinados. Un tema que abordamos de cara a las próximas elecciones parlamentarias de otoño.

Este artículo forma parte de #DearDemocracy, la plataforma de swissinfo.ch para la democracia directa.

Fin del recuadro

"Como si los persiguiera el diablo”, intituló el diario de Zúrich ‘Tages-Anzeiger’ un artículo Enlace externoen el que informaba sobre la manera en que fue adoptada una ley que permite a las aseguradoras recurrir a investigadores privados en caso de sospecha de abuso por parte de algún beneficiario de prestaciones sociales. 

¿Por qué tal precipitación cuando legislar de forma equilibrada e independiente es una de las mayores virtudes de una democracia?

La respuesta es simple: Debido a los grupos de cabildeo. Las aseguradoras privadas para casos de enfermedad y la aseguradora para accidentes, Suva, ejercieron una intensa presión para defender sus intereses. Su objetivo: descubrir a las personas que simulan o exageran sus problemas de salud, provocándoles así un aumento en los gastos.

Doble papel

¿Realmente puede pasar esto? En Suiza, el pueblo elige a los miembros del Parlamento cada 4 años. En octubre tendrá lugar la próxima votación.  

Los 246 miembros del Consejo Nacional (cámara baja) y del Consejo de Estados (cámara alta) tienen más de 2 000 vínculos de interés con 1 700 organizaciones, según un estudioEnlace externo reciente de la ONG Transparencia Internacional (TI), sección suiza.

Así, cuando los 246 legisladores debaten un proyecto de ley, también unas 1 700 empresas y organizaciones tienen voz.

Doscientos mandatos

Un parlamentario tiene en promedio ocho mandatos. El récord lo tiene un diputado de derecha, con 31 relaciones con grupos de interés, seguido de un colega de izquierda, con 29.

Este fenómeno parece haberse acentuado en los últimos años. Entre 2000 y 2011, el número promedio de mandatos por elegido se duplicó. De 2007 a 2015, creció más de 20%.

Volvamos al caso de la nueva ley sobre aseguradoras que permite el empleo de detectives sociales.

Hay 38 miembros en las Comisiones de seguridad social y de salud pública (CSSS) de ambas cámaras, cuya tarea fue emitir sus consideraciones sobre el tema y que mantienen 90 relaciones de interés con grupos diversos, de acuerdo con TI.

La “comisión reina” por el número de relaciones con grupos de cabildeo de sus miembros es la de   Economía y Tasaciones   de la cámara baja.

En los últimos 15 años, al preparar sus propuestas sobre una legislación determinada ha representado entre 150 y 200 intereses particulares.

Estas cifras provienen de un Análisis de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zúrich (ZHAW, en sus siglas en alemán).

hombres

Las fronteras entre el representante de un grupo de interés y el parlamentario no son fáciles de definir.

(Peter Klaunzer / Keystone)

Las empresas, asociaciones y otras organizaciones buscan incorporar intereses especiales directamente en la legislación a través de los parlamentarios, en lugar de los cabilderos tradicionales.

Intervención antidemocrática

"El sistema de grupos de interés ha aumentado de forma alarmante." 

Alex Biscaro, TI Suiza

Fin de la cita

"El sistema de grupos de interés ha aumentado de forma alarmante”, indica Alex Biscaro, director general adjunto de Transparencia InternacionalEnlace externo, sección suiza y uno de los autores del estudio mencionado. 

“En muchos sentidos es opaco, transparente, irregular y desequilibrado. Puede conducir a peligrosas relaciones de influencia antidemocrática y también abre canales de riesgo a la corrupción”, anota.   

Producto del sistema de milicias

¿Cómo es posible que los parlamentos sean también representantes de grupos de interés? Una razón es el principio del sistema de milicias: Además de sus funciones legislativas, los elegidos desempeñan otras labores. Un mandato parlamentario representa una tasa de ocupación de entre 60 y 90%, según ese estudio.Enlace externo 

También pueden trabajar en una empresa, ser sus consejeros o formar parte del consejo de administración. Esto no solo es legal sino deseado por el sistema.

"El cabildeo no es malo en sí mismo. Es una parte importante y legítima de la democracia pluralista y del sistema de milicias", dice Biscaro.

Suiza cuenta deliberadamente con un aparato parlamentario ligero, que ofrece poco apoyo a los políticos de las milicias.

Estos dependen de información concreta y práctica. A menudo es proporcionada por personas que representan intereses particulares. Idealmente, el cabildeo proporciona experiencia y contribuye a la adopción por el Parlamento de leyes apropiadas y aplicables", dice Biscaro.

Por transparencia

El cabildeo necesita transparencia y reglas claras. Qué persona representa qué intereses: es necesario aclarar la situación. Financieramente, los ingresos de mandatos específicos deben ser revelados, advierte.

En segundo lugar, añade: se necesita un código de conducta para parlamentarios y grupos de presión, con directrices para tratar los conflictos de intereses o los beneficios ofrecidos, como regalos o viajes.

 Por último, se necesita una 'Enlace externohuella legislativaEnlace externo'Enlace externoes decir, un informe claro y comprensible que ofrezca transparencia sobre quién ha influido en el proceso legislativo, cuándo y cómo.

Eslovenia y la Comisión de la Unión EuropeaEnlace externo dan ejemplo. "Mantienen registros precisos de transparencia, con información sobre las actividades de los grupos de presión en relación con los miembros de la Comisión y sus proyectos de ley."

En Suiza, son precisamente las decisiones de las Comisiones las que se toman con total opacidad. Se trata de un principio casi sacrosanto: nada sale de las salas donde se sientan las comisiones. Concentran intereses especiales porque preparan el terreno: su argumentario suele ser decisivo para los debates posteriores en las cámaras y para un posible referéndum.

Según Alex Biscaro, las intervenciones opacas y sensibles representan un peligro para la democracia: "En los referendos en particular, no se revela la identidad de los donantes que financian las campañas electorales para intentar influir en las opiniones de los ciudadanos.

Cabildeo personalizado

Viktor Parma es periodista en el Parlamento Federal desde hace unos 40 años. Junto con Oswald Sigg, exportavoz del Consejo Federal, publicó en 2011 un libro sobre el cabildeo tradicional en el ParlamentoEnlace externo.

Según el observador, los intentos de presión proceden principalmente del sector de la salud y, más concretamente, de la industria farmacéutica: las dos multinacionales de Basilea, Novartis y Roche, son muy activas. "En el caso de la Ley de Supervisión de Asegurados, los comités competentes de ambas Cámaras Federales han actuado como el brazo armado de las aseguradoras", dice Viktor Parma.

El periodista ha visto cambios importantes en los últimos años: el tradicional cabildeo de las grandes asociaciones empresariales ha dado paso a la "individualización

Las empresas y organizaciones envían ahora a sus propios empleados a Berna para influir en las leyes a su favor. El sector financiero, otro importante grupo de presión en el Parlamento Federal, es un ejemplo.

Anteriormente, la Asociación Suiza de Banqueros era todopoderosa. Como consecuencia de la fuerte presión internacional de los últimos años, el grupo empresarial ha perdido su unidad. "Se ha dividido en protagonistas individuales. Los grandes bancos y otros actores tienen ahora sus propios grupos de presión", explica Parma

La misma evolución en el aspecto económico, el campo por excelencia de los intereses especiales. El Sindicato Suizo de Trabajadores e Industriales, precursor de la economía exterior de Suiza, fue tan poderoso que su director fue llamado en su día "el octavo consejero federal". Hoy en día, las empresas actúan cada vez más solas. "El cabildero de una asociación profesional tradicional es casi lamentable, porque tiene que justificar su existencia".

Poco control

Los miembros del Parlamento suizo comparten sus vínculos especiales en un Registro de InteresesEnlace externo. Sin embargo, sin ninguna garantía de integridad: la autodeclaración no tiene por qué ser completa, ya que no existe ninguna autoridad supervisora.

Además, cada parlamentario tiene derecho a distribuir tarjetas de acceso a dos personas de su elección. De este modo, se concede a los grupos de presión externos un acceso privilegiado al Parlamento Federal.

Si un diputado ha sido "comprado" por grupos de interés, el Parlamento puede suspender su inmunidad.

El caso surgió por primera vez en septiembre de 2018. La Fiscalía General de Suiza solicitó la suspensión de la inmunidad del exconsejero nacional Christian Miesch (UDC/derecha conservadora), sospechoso de corrupción pasiva, para iniciar una investigación. 

Según el periodista parlamentario Viktor Parma, la mayoría de los casos en los que los parlamentarios están atrapados se resuelven a través de "pequeños canales jerárquicos", es decir, mediante acuerdos amistosos.

Los canales de interés

En la política suiza existen diversos tipos de grupos de interés (GI) y de influencia.

En el interior del Palacio Federal:

GI internos: los propios parlamentarios representan intereses.

GI externos: las asociaciones, sindicatos, organizaciones, empresas y representantes cantonales, entre otros muchos, que buscan influenciar las decisiones de los parlamentarios durante sus encuentros en la denominada Sala de los Pasos Perdidos.

Formas intermedias:

GI externos con relaciones formales con el Parlamento: los secretarios de intergrupos parlamentarios oficiales, por ejemplo.

GI externos con relaciones informales con el Parlamento: miembros de grupos informales, como grupos de trabajo y círculos de influencia.

Al exterior:

GI externos que invitan a los parlamentarios a reuniones de información, encuentros o viajes.

Fin del recuadro

Renat Kuenzi en TwitterEnlace externo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes