Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Vitrina de la democracia (15) “¡Las costas del lago para el pueblo!”

Rolf Käppeli und das Terrain am Zürichsee, um das er 20 Jahre gekämpft hat - mit Erfolg.

Rolf Käppeli y el terreno de la vieja fábrica química junto al Lago de Zúrich.

(swissinfo.ch)

Las riberas de los lagos se encuentran entre las áreas más codiciadas y costosas de Suiza. Muchos millonarios concretaron su sueño de tener una mansión en sus orillas. La ley, sin embargo, establece que las costas de los lagos y de los ríos deben ser de libre acceso para todo el mundo. En torno de esta contradicción se expresan muchas veces verdaderos “conflictos de clase”. En Uetikon, junto al Lago de Zúrich, una vieja fábrica bloquea el acceso a una parte de la costa. Durante 20 años, Rolf Käppeli libró una dura batalla para que dicho terreno fuera público. Y finalmente, triunfó.

Este artículo forma parte de #DearDemocracyEnlace externo, la plataforma de la democracia directa en swissinfo.ch. 

Fin del recuadro

Al origen de su largo combate, un pequeño descubrimiento. A finales de los años noventa, Rolf Käppeli, maestro y periodista del diario local, estaba haciendo una investigación para una serie de artículos titulados “La fábrica y la comuna”.

La fábrica pertenece al holding químico y papelero CPH. Un establecimiento situado sobre un gran terreno al borde del Lago de Zúrich, donde se almacenan fertilizantes y productos químicos para el tratamiento de las aguas residuales.

La empresa está emplazada en Uetikon am SeeEnlace externo, una pequeña comuna en la ribera del Lago de Zúrich. Käppeli se parcató de que la fábrica se encuentra en un terreno rellenado del lago, es decir de dominio público. Por lo tanto – y esta es su convicción- la parcela de la empresa debería ser propiedad pública (ver el recuadro abajo).

La comuna tenía, entonces como ahora, una opinión diversa. De hecho, en el pasado, el Gobierno cantonal de Zúrich permitió que las tierras ribereñas recuperadas al lago se inscribieran en el registro de la propiedad, y que por lo tanto los usuarios pudieran convertirse en propietarios. Para Urs Mettler, actual alcalde, es por lo tanto claro que “este terreno pertenece a la fábrica”.

Los orígenes del debate

Rolf Käppeli publicó en el periódico local cuatro artículos. “Y el pequeño pueblo comenzó a vibrar”, recuerda hoy. Al concluir esa serie de artículos organizó una discusión pública con representantes de la comuna, de la fábrica y naturalmente de los habitantes. “Una conclusión conciliadora”, dice. Pero, también, una ocasión en la que los directores de la fábrica química  subrayaron su intención de mantener su sede en Uetikon. Y esto a pesar que el futuro de la producción suiza de la CPH fuera ya un tanto oscuro.

Simbiosis entre fábrica y localidad

Seis años después, la CPH había ya deslocalizado una parte de la producción hacia el extranjero. En el área de la fábrica quedaban espacios libres. Los propietarios tenían grandes planes edilicios. 200 apartamentos con vista sobre el Lago de Zúrich,  que en esta parte del mismo, donde los precios de los terrenos son altísimos, podrían venderse por millones o alquilarse a miles de francos por mes. Bienvenidos a la denominada Goldküste, la Costa de Oro.

“Esto me sacudió”. cuenta Rolf Käppeli. “No se puede sacar provecho de un terreno por el cual nunca se pagó ni un centavo”.

El municipio de Uetikon apoyaba, en cambio, el proyecto edilicio. El alcalde Urs Mettler recuerda: “Entonces era la única posibilidad de obtener un acceso, al menos parcial, al lago”.

Una expulsión providencial

Rolf Käppeli reanudó su investigación. Como consecuencia de algunos de sus artículos el diario local decidió liberarse de su periodista. Sus preguntas sobre los departamentos de lujo en la costa del lago eran demasiado críticas.

Por ironía del destino esta cesantía le abrió al incansable comunicador las puertas de un público todavía más amplio: Rolf Käppeli comienza a colaborar con el Tages-Anzeiger, el cotidiano suizo más grande. A partir de entonces sus escritos fueron leídos por un lectorado nacional. “Sin tomar partido”, subraya.

Sus artículos de la época muestran que Rolf Käppeli permaneció neutral. Al mismo tiempo prosiguió impertérrito su batalla por el libre acceso a la costa del lago, incluso en los periódicos, a través de entrevistas y análisis.

La  asamblea más grande

Para su proyecto inmobiliario los propietarios de la fábrica necesitaban el visto bueno de los ciudadanos de la comuna, condición fundamental en el sistema suizo de democracia directa.

La asamblea organizada en marzo del 2007 pasó a la historia como la más grande que conociera la comuna: participaron 805 personas, cinco veces más que habitualmente. Los habitantes de Uetikon rechazaron netamente el proyecto, con el 56 % de “no”. La empresa, desconcertada, comunicó que quería seguir utilizando el terreno para fines industriales. Pero era ya demasiado tarde.

Rolf Käppeli, que en la actualidad no trabaja más como periodista, fundó con otros opositores al proyecto la asociación «Uetikon AN DEN SeeEnlace externo» (Uetikon recupera el lago). La misma organiza actividades informativas, recolecta firmas para sostener una petición y presentó a las autoridades comunales un proyecto para el uso de la ribera del lago.

Sin embargo, el municipio demostró poco interés, afirma Rolf Käppeli. “Estaban todavía enojados con nosotros porque habíamos impedido el proyecto edilicio”.  La comuna había visto desvanecerse la perspectiva de nuevos residentes con abundantes recursos que hubieran contribuido a llenar las arcas municipales.

El alcalde Urs Mettler responde: “Rolf Käppeli propuso efectivamente al municipio elaborar planes para esta área. Lo rechazamos porque se trataba, como lo dijimos, de un terreno privado. Hubiera sido una forma de expropiación”.


Costas para todos

Según el Código Civil Suizo, en el país, todos los lagos y ríos pertenecen a la colectividad. Por tal motivo, también todas las costas deben ser públicas. La realidad es, sin embargo, muchas veces diversa, porque en varias localidades gente muy rica ha comprado terrenos en las inmediaciones de lagos y ríos que se son transformados en propiedad privada.

La mayor organización que se implica a favor del libre acceso de las riberas es la asociación ginebrina Rives Publiques, activa inicialmente en el área del Lago Lemán. Actualmente, dicha asociación, apoya a grupos locales en todo el país. Rives Publiques jugó un rol incluso en la historia de Uetikon.

Fin del recuadro

El cantón impone la alternativa

El cambio llega en el 2016. El cantón busca construir en la región un nuevo liceo. El alcalde Urs Mettler afirma haber contactado de inmediato a los propietarios de la fábrica, quienes aceptaron de colaborar con la comuna para la nueva sede de la escuela.  Se dieron negociaciones con el cantón y finalmente se negoció un precio de compra de 52 millones de francos. La comuna asumió además otros gastos adicionales. Por tal motivo el precio es bajo: las autoridades públicas se hicieron cargo de la descontaminación del terreno.

Rolf Käppeli recuerda que la asociación jugó un rol de pionero en esta historia. “Nos dimos cuenta que no teníamos ninguna posibilidad de imponernos sobre la comuna”. Por tal razón la asociación buscó por diferentes canales de presentar al cantón sus propias ideas sobre el futuro de la ribera del lago y de sensibilizarlo sobre la situación de Uetikon.

“Encontramos mayor disponibilidad de escucha que de parte del consejo comunal”, afirma Käppeli. Urs Mettler rebate: “No jugaron ningún rol en la decisión del cantón relativa al sitio del nuevo liceo. Obstaculizaron las tratativas”.

También el cantón desmiente la influencia de la asociación. Markus Pfanner, portavoz de la Dirección responsable de las obras públicas de Zúrich, afirma: “Los opositores no tuvieron nada que ver con la elección del sitio para el liceo”.

Un lugar para todos

Un parque, una piscina, departamentos, un ameno restaurant con jardín: todo esto podrá ahora ver la luz del día, en la costa del lago, junto al liceo.  Al menos así lo imagina la asociación  “Uetikon AN DEN See», y muchos otros habitantes del lugar. (ver el video)

En noviembre del 2017, el grupo dirigido por Rolf Käppeli  junto con su copresidente Andreas Natsch, pudo presentar sus propuestas en el ámbito de un proceso de consulta, organizado por el cantón, a la par de otros ciudadanos interesados.

En esa localidad nacerá finalmente un área costera abierta para todos. Por mucho que se pueda disentir con su trabajo e ideas, sin la perseverancia de Rolf Käppeli y sus compañeros todo esto no hubiera sido posible.

La larga lucha, sin embargo, ha dejado huellas incluso en Käppeli. “Vivir la democracia puede ser muy extenuante. Se necesita superar muchos obstáculos y tener paciencia, terquedad, energía y disponibilidad para la lucha”.

Un combate que al final permitió hacer honor al nombre de la comuna en su integridad: en el futuro Uetikon será verdaderamente Uetikon am See (Uetikon en el lago), gracias a las costas lacustres accesibles para todos.


(Traducción de la versión italiana: Sergio Ferrari)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×