Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Votación 19 de mayo Sí ciudadano a binomio fiscalidad - fondos para el retiro

afiche que muestra una bandera con dos cruces blancas sobre un paisaje montañoso

La RTFA del Gobierno logró un apoyo contundente de la ciudadanía. 

(© Keystone / Gabriel Monnet)

La Ley Federal sobre Reforma Tributaria y Financiación del AHV/AVS (RTFA) logró este domingo el apoyo de más del 66% del electorado suizo. El proyecto reúne dos preocupaciones fundamentales: fiscalidad y jubilaciones.  

Para el Gobierno Enlace externo, la RTVA “ofrece una solución equilibrada a dos problemas inaplazables”. Urge revisar la fiscalidad empresarial para que Suiza siga siendo competitiva y, por otra parte, el seguro de vejez y supervivencia necesita recursos adicionales para poder pagar las pensiones, cada vez más numerosas.

Contenido externo

Resultados de las votaciones del 19 de mayo de 2019

Se trata de una arquitectura política que tiene por objeto presentar en un solo paquete dos expedientes importantes que, por separado, fueron ya rechazados una vez en las urnas: la última revisión de la tributación de las empresas (RIE III Enlace externo) fue rechazada en febrero de 2017 Enlace externopor el 59% de los suizos, mientras que el proyecto Previsión vejez 2020 Enlace externoobtuvo un 53% de votos Enlace externoen contra en septiembre de 2017.

La RTFA Enlace externo, sin embargo, no suscita una opinión unánime entre las fuerzas políticas, por lo que algunos partidos de izquierda y los sindicatos han lanzado un referéndum para que sea el pueblo el que tenga la última palabra.

Los Jóvenes Verdes Enlace externofueron los primeros en anunciar su voluntad de lanzar un referéndum contra el proyecto RTFA. A ellos se unieron Los Verdes, las Juventudes Socialistas, solidaritéS (izquierda) y el sindicato de Servicios Públicos. La solicitud de referéndum Enlace externose presentó a mediados de enero, avalada por más de 61 000 firmas.

Los adversarios Enlace externodel proyecto lo consideran una propuesta gemela de la RIE III y acusan al Gobierno de no respetar la voluntad popular. Ven esta reforma como un regalo fiscal a las grandes empresas y a sus accionistas a costa de las administraciones públicas que se verán así obligadas a recortar sus prestaciones sociales.

Los promotores del referéndum lamentan que Suiza continúe alimentando la evasión fiscal de las empresas internacionales. Reconocen no obstante que el mecanismo de financiación para la AHV/AVS es un punto positivo, pero añaden al mismo tiempo que no se trata de una compensación social ya que los pensionistas no cobrarán un franco más. Consideran también inaceptable que el rescate del seguro de vejez se haga a expensas de los servicios públicos.

Mayores recursos a las pensiones

La RTFA permitirá destinar unos dos mil millones de francos al AVS cada año a partir de 2020. La Confederación, los empleadores y los empleados harán su aporte.

El proyecto de ley del gobierno federal asciende a unos 800 millones. Todo el porcentaje demográfico del IVA se destinará al AVS. La Confederación ya no conservará el 17%. Este cambio permitirá destinar al primer pilar de 520 a 610 millones de francos.  

Asimismo, la Confederación aumentará gradualmente su contribución al AVS en función del impacto de la reforma. De este modo, su participación aumentará en 2020 del 19,55 al 20,20%. Están en juego entre 300 y 400 millones.

Las empresas y los empleados aportarán entre 1 200 y 1 400 millones mediante un aumento de las contribuciones. La tasa se incrementará en un tres por mil (+0,15% a 4,35% para el empleador y +0,15% a 4,35% para el empleado). Este sería el primer aumento de las cotizaciones desde 1975.

La contribución de 2 000 millones de francos al año permite a los socialistas y ecologistas retrasar las futuras reformas del seguro. En particular, mantener su oposición al aumento a 65 años en la edad de jubilación de las mujeres, mientras no se logre la igualdad de remuneración.

Proyecto en consulta

Una medida semejante está prevista en el proyecto que el Consejo Federal ha sometido a consulta.

A diferencia de la izquierda, los sindicatos y las asociaciones de mujeres, la derecha y las asociaciones empresariales están a favor de un aumento gradual, que debería ascender a 10 000 millones de francos.

Para que la píldora sea aprobada, el gobierno ha presentado dos opciones de compensación. El modelo de 400 millones está destinado a aliviar a las mujeres de ingresos medios y bajos que se jubilan anticipadamente limitando la reducción de sus pensiones.

El modelo de 800 millones también animaría a las mujeres próximas a la jubilación a trabajar hasta los 65 años como mínimo para aumentar sus pensiones. Ninguna de las opciones fue aprobada durante la consulta.

El Gobierno también propone aumentar el IVA en 1,5 puntos. La reforma del primer pilar también debe permitir a todos jubilarse con flexibilidad entre los 62 y los 70 años. A partir de 2014, los ingresos ya no son suficientes para cubrir todos los gastos y, sin una reforma, el fondo del AVS registrará un déficit de 53 000 millones de francos en 2030.

Nueva batalla

Pero la batalla no ha terminado todavía. El Partido Socialista prepara una iniciativa popular para frenar la competencia fiscal entre los cantones, anunció su presidente, Christian Levrat. El texto pretende imponer tipos impositivos mínimos en toda Suiza.

Por lo tanto, los cantones no tendrían tanta libertad como se esperaba para reducir el tipo aplicado en beneficio de las empresas. Este aspecto de la reforma tributaria empresarial no se incluyó formalmente en el proyecto federal.


Keystone/ATS/swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes