Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Descentralización


El apoyo de Suiza a los cambios en Cuba


Por Marcela Águila Rubín


Maggie Sivit (izq), ciudadana cubano-estadounidense comparte este momento de alegría estival (junio 2016) en La Habana merced al acercamiento entre sus dos países.  (Keystone)

Maggie Sivit (izq), ciudadana cubano-estadounidense comparte este momento de alegría estival (junio 2016) en La Habana merced al acercamiento entre sus dos países. 

(Keystone)

El negativo comportamiento de la economía obligará nuevas restricciones, según lo anunció el viernes pasado el presidente Raúl Castro. Empero, rechazó que se vislumbre un nuevo “período especial” y aseguró que Cuba mantendrá sus conquistas sociales y la actualización de su modelo económico y social, proceso en el que participa la cooperación helvética.

El anuncio del mandatario coincidió con la visita a Suiza de una delegación de la isla en el marco de la estrategia de colaboración bilateral para la modernización de las políticas cubanas en los ámbitos económico y social.                            

“Suiza apoya la agenda de reformas con proyectos que buscan reforzar la dinámica horizontal a nivel municipal”, como lo explicó el responsable para América Latina de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), Reto Grüninger, en conferencia pública (7.7) en Berna.

Un proceso para el cambio que Cuba mantendrá a pesar de los nuevos desafíos.

Adelante con la modernización

Castro precisó que Cuba continuará con la actualización de su modelo económico, proceso en el que participa la Confederación y que responde a los Lineamientos de la Política Económica y Social, formulados en 2011 y aprobados por consenso popular.

“La cooperación técnica entre Suiza y Cuba forma parte importante de las relaciones bilaterales. El programa de cooperación actual entre Cuba y Suiza se enmarca en el esfuerzo que el pueblo y el gobierno cubano vienen desarrollando por actualizar el modelo económico y social y elevar su nivel de vida”, precisa COSUDE en su sitio web.

COSUDE en Cuba

El programa de cooperación bilateral empezó en el 1997.

Con un enfoque centrado en la gestión municipal del desarrollo local, la Estrategia de la Cooperación Suiza para Cuba apoya proyectos en sectores como la promoción de la participación en la gestión del desarrollo local, el acceso a los alimentos o el acceso a la vivienda.

La Cooperación suiza vela por que en todos los proyectos las necesidades específicas de las mujeres sean consideradas y que estas tengan igual acceso a los beneficios producidos; asimismo está atenta a que sus acciones eviten cualquier discriminación y ayuden a proteger y empoderar a la población vulnerable.

En el marco de esa estrategia, autoridades cubanas acudieron al Instituto del Federalismo de Friburgo para conocer de cerca la experiencia helvética.

Delegación cubana en Suiza

“Se mostraron muy interesados y extremadamente receptivos”, indicó a swissinfo.ch Nicolas Schmidt, colaborador científico de esa institución. Manifestó también el interés de la entidad en los países que se enganchan en la vía de la descentralización.

En el instituto, dijo, presentamos el federalismo como un sistema que no es algo raro, sino práctico y concreto que puede aportar experiencia a otros países.

Sin embargo, advirtió, "la dimensión académica es una cosa pero la traducción en el terreno político es otra”. No obstante, desde su punto de vista, la descentralización es la mejor manera de aumentar la eficacia para el desarrollo.

Y ese es un objetivo del Gobierno de Cuba.

Al término de una semana de intercambios en el instituto suizo, Eloy Alum (Comisión para la Aplicación de los Lineamientos), Aizel Llanes (Ministerio de Economía y Planeación) y Ada Guzón (Ministerio de Ciencias y Tecnología) participaron en la conferencia ‘Cuba: Quo Vadis?, organizada por COSUDE’.

Acabar con el verticalismo

Los representantes cubanos explicaron la determinación de La Habana de fortalecer a los municipios, como ámbito imprescindible para el desarrollo del país, y las dificultades que enfrenta en virtud de una política que durante muchos años ha estado fuertemente centralizada.

La carencia de programas de desarrollo local, la subutilización de tierras y un proceso de emigración hacia las capitales provinciales han creado una situación desfavorable en los ámbitos económico y social de la mayoría de los 168 municipios del país, precisaron los ponentes.

Indicaron asimismo que el proceso de descentralización enfrenta el problema de que las cadenas productivas de la economía y el funcionamiento de municipios en general son eminentemente verticales y sectoriales.

Lo anterior, amén de que hay un importante desaprovechamiento de las capacidades por la indefinición de las competencias de los diferentes niveles de la gestión pública y la falta de articulación de las herramientas de planificación.

El diseño de una nueva política social y económica busca subsanar esas deficiencias y se enmarca en los 313 lineamientos adoptados hace cinco años con el concurso de la población mediante una serie de consultas. Se inscribe igualmente en un proceso de cambio anunciado ya en 2008 por Fidel Castro cuando dejó las riendas de Cuba en manos de su hermano Raúl.

Las estrategias del cambio quedarán inscritas en la Constitución.

Centralismo y urgencia

Pero la modernización de la isla no es una tarea fácil. Como lo señalaron los conferencistas, además de la falta de mecanismos para su fortalecimiento, las instancias locales se enfrentan a su propia inercia en la aplicación de políticas nacionales. Una centralización que obedeció a las necesidades propias del país.

Al triunfo de la Revolución, recordó la embajadora de Cuba ante Suiza, Mirta Hormilla, el 90% de la tierra era propiedad de estadounidenses, había una pobreza y una insalubridad extremas. “Se requerían transformaciones inmediatas y muy profundas que solamente podían darse con un fuerte liderazgo”.

Gracias a la toma de decisiones radicales desde el centro, agregó la diplomática, se organizaron campañas de alfabetización y de vacunación con la participación ciudadana que dieron respuesta a las necesidades más urgentes.

“Hoy estamos en un proceso multidimensional muy complejo, pero que es resultado de la fortaleza del país y no de su debilidad. Tenemos muchas imperfecciones, pero estamos conscientes de lo que queremos transformar y modernizar”, subrayó la embajadora.

Advirtió igualmente que en ese cambio en las relaciones de poder, es fundamental “que lo que hoy se hace de manera centralizada no deje de hacerse con la descentralización” y a guisa de ejemplo destacó que en Cuba, a pesar de sus problemas y del bloqueo económico impuesto por Estados Unidos, una operación a corazón abierto cuesta menos que un pan y que ningún niño deja de ir a la escuela y ninguno va a la escuela sin desayunar.

Apretarse el cinturón

El presidente Raúl Castro anunció (8.7) que en el primer semestre de este año el crecimiento del PIB creció un 1%, la mitad de lo previsto, con lo que el país podría sufrir severas afectaciones. Exhortó a la población a reducir gastos prescindibles, pero subrayó que se preservarán las conquistas sociales de la Revolución.

De hecho, aún en los “años negros” para Cuba, tras la caída del bloque socialista, principal socio de la isla entonces, La Habana ha preservado los pilares de la Revolución: la educación y la salud para todos.

Ahora, con los problemas económicos en Venezuela y la consecuente contracción en los suministros de combustible, Cuba enfrenta nuevos desafíos. Sin embargo, Castro desestimó las versiones que auguran un nuevo colapso para la isla semejante al de principios de los años 90, durante el “período especial”.

A “la guerra económica” en Venezuela se aunaron la disminución de ingresos en las exportaciones por la caída de los precios en los rubros tradicionales y los efectos del bloqueo estadounidense. “A más de tres meses de los anuncios del presidente Obama de que se eliminaría la prohibición a Cuba para utilizar el dólar en sus transacciones internacionales, lo cierto es que no se ha logrado todavía efectuar pagos ni depósitos en efectivo en esa moneda”.

¿Qué opina usted de los cambios que se operan en Cuba?

×