Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Despidos a la vista


Franco fuerte: aviso de tempestad en la industria suiza




El cielo se ensombrece para la empresa Lamineries Matthey (La Neuveville / Berne) y los subtratantes de la industria mecánica y metalúrgica, ante al franco fuerte. (Lamineries Matthey SA)

El cielo se ensombrece para la empresa Lamineries Matthey (La Neuveville / Berne) y los subtratantes de la industria mecánica y metalúrgica, ante al franco fuerte.


(Lamineries Matthey SA)

Seis meses después de la decisión del banco central suizo de terminar con el tope a la baja del euro frente al franco suizo, no todas las empresas helvéticas muestran señales de alarma, pero algunas subrayan lo difícil que les resulta mantenerse competitivas, en estas condiciones. Los despidos en algunos sectores productivos podrían aumentar a finales de año.

"La industria de herramientas y maquinaria está acostumbrada a experimentar crisis cíclicas, pero hoy la situación es realmente grave. Estamos en un avión sin piloto y nadie parece darse cuenta de que al fondo está el muro”, denuncia desde hace seis meses, Rolf Muster, patrón de la empresa Schaublin Machines SA, ubicada en el arco del Jura y especializada en torres industriales. 

La repentina apreciación del franco suizo, luego de que el Banco Nacional de Suiza (BNS) aboliera el piso ficticio al tipo de cambio del euro contra el franco suizo, afectó mucho a la empresa que dirige Muster. Entre el 1° de enero y el 31 de mayo de este año, los encargos que recibió Schaublin (con una cifra de negocios de 40 millones de francos en 2014) descendieron casi un 60%.

Rolf Muster, que pretende ser voz de “muchos emprendedores anónimos” que navegan en las mismas aguas turbias, se ha visto obligado a despedir una decena de empleados y a recurrir al recorte de horas de trabajo de 35 puestos laborales.

Si el franco mantiene la paridad frente al euro, Rolf Muster deberá sacrificar cerca de la mitad de sus 120 plazas de trabajo.

“Durante la crisis de 2009-2010, sabíamos que la economía mundial mejoraría de nuevo de un momento a otro. Hoy en día, la falta de visibilidad de una mejora no nos permite vislumbrar que en el futuro el franco suizo pierda su valor, frente al euro”, lamenta.

Innovar, pero ¿cómo?

Las críticas del empresario se dirigen al BNS, pero también al ministro de economía, Johann Schneider-Ammann. Rolf Muster considera que la actitud del ministro ha sido demasiado pasiva, de cara a esta crisis.

Sobre los conjuros del mundo político para que la innovación sea la solución para mantener la competitividad de los productos “hechos en Suiza”, Muster apunta:

"En circunstancias normales, invertimos ya casi el 10% de nuestra facturación en investigación y desarrollo. ¿Cómo aumentamos esta inversión con un volumen de ventas reducido a la mitad? Los alemanes, nuestros principales competidores, no son más estúpidos que nosotros. Por otro lado, ellos se volvieron, de un día al otro, 15% más competitivos que nosotros, sin tener que cambiar un solo tornillo de sus máquinas”. 

Revisión de previsiones, a la baja

La apreciación del franco suizo no conducirá a una recesión marcada en la economía helvética, a condición de que la demanda interna sea sólida y de que la economía mundial muestre signos de recuperación, indicó la Secretaría de Estado de Económica (SECO) de Suiza. Sin embargo, SECO hace referencia a una "adaptación dolorosa" ante la apreciación del franco modificó ligeramente a la baja su pronóstico de crecimiento (+0,8% del PIB en 2015).

A título comparativo, el banco central suizo prevé un crecimiento de menos del 1% este 2015. Los bancos UBS y Credit Suisse estiman un crecimiento del 0.5% y 0.8%, respectivamente. El Instituto de Investigaciones Coyunturales KOF, se muestra más pesimista con un pronóstico de 0.4%, precedido por una breve fase de recesión.

Fuente: ATS

Las inquietudes de este empresario se suman a todas aquellas que recibe Swissmem, la Asociación de la industria mecánica, electrónica y metalúrgica, fuente de 380 000 puestos de trabajo en Suiza.

"La mayoría de las empresas del sector están afectadas fuertemente por la decisión del SNB", confirma Philippe Cordonier, responsable de la región suiza francófona de Swissmem.

Desde 2011, esta es la segunda vez que Suiza sufre la apreciación del franco frente al euro. Las consecuencias del fin al tope a la apreciación del franco, anunciada el 15 de enero, han podido ser amortizadas con medidas inmediatas de ahorro y otras órdenes, previstas antes.

Las industrias de Swissmem, que exportan el 80% de su producción, 60% a la UE- “sólo” perdieron 2 000 puestos de trabajo, tres meses después del anuncio del BNS. Por otro lado, si bien se ha visto reducido el pronóstico de crecimiento coyuntural en Suiza, las previsiones siguen siendo positivas para el conjunto de la economía helvética (ver recuadro).

¿En riesgo, 30 000 empleos?

Pero los patrones de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) se muestran poco optimistas. "La segunda parte del año promete ser difícil. ''Si se confirman las pérdidas en las ventas, existe el riesgo de que se produzca una ola de despidos", observa Philippe Cordonier, de Swissmem.

En caso de que se mantenga la tasa cambiaria del euro en alrededor de los 1,05 francos, casi 30.000 puestos de trabajo podrían caer en la cuneta, en un horizonte de seis a nueve meses”, indicaba, por su parte, Valentin Vogt, presidente de la Unión Patronal Suiza (UPS), en un comentario publicado en el diario dominical NZZ am Sonntag.

Pierluigi Fedele, miembro del Comité Ejecutivo del sindicato UNIA considera como realistas esos cálculos: “Todos los días se pierden puestos de trabajo en la industria. Por el momento, esto concierne, sobre todo, a contratos que no se renuevan o a puestos que se cierran, cuando el trabajador se jubila. Por eso se registra apenas un débil impacto en la tasa de desempleo. Pero muchos patrones de PYMES, particularmente en el arco de Jura, están considerando medidas más severas”.

La relojería, en la incertitud

Si la industria MEM es la más afectada por el franco fuerte, el marasmo podría rápidamente tocar a otros sectores. Representantes de la industria química, farmacéutica y alimentaria, cuyas actividades destacan por resistir mejor ante vientos contrarios, también han expresado recientemente en la prensa suiza su inquietud.  

En cuanto a la relojería, este florón de las exportaciones helvéticas con márgenes confortables de ventas en los últimos años gracias al efecto “Hecho en Suiza”, hoy comienza también a resentir las primeras sacudidas del seísmo provocado por la fuerza del franco.

Sin alarmismo

Sin embargo, Antonio Rubino, secretario general del grupo suizo de la industria mecánica, advierte que no hay razón hoy de grandes sobresaltos: "Si bien el 40% de las empresas afiliadas a nuestra organización han sido golpeadas duramente por la decisión del SNB, otro 40%, dedicado a importar materias primas a la zona euro, se ha visto beneficiado. El 20% restante no ha sufrido cambios notorios”.

En su opinión, no hay razón de pánico: "Ciertamente, la abolición de la tasa límite del valor del franco frente al euro fue una onda de choque y los próximos años serán todo un reto para la industria suiza. Sin embargo, para muchos patrones estas circunstancias representan una buena ocasión para abandonar las actividades que solo les reditúan un valor agregado débil o mediocre. No creo en un espectro de la desindustrialización masiva". 

Nueva intervención del BNS 

El Banco Nacional Suizo (BNS) intervino el lunes 29 de junio en el mercado monetario para intentar de debilitar el curso del franco, que se ha convertido en una divisa refugio ante la situación financiera de Grecia. Es la primea vez tras la supresión de la tasa límite impuesta al franco (15 de enero de 2015), que el BNS confirma una intervención destinada a contener el valor del franco.

La incapacidad de Atenas y de sus prestamistas para encontrar un acuerdo de pago podría aumentar el atractivo del franco, como moneda refugio. Los expertos creen que habrá entonces nuevas acciones por parte del banco central suizo. La nueva medida, si bien calma los mercados, no puede durar indefinidamente, indicó Andreas Höfert, jefe economista del UBS, interrogado por el diario La Liberté, de Friburgo. Otra posibilidad de freno puede ser la aplicación de tasas de interés aún más bajas, actualmente en -0,75%.

Fuente: ATS 


Traducción del francés: Patricia Islas, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×