Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Criptovalle' en Suiza Zug, primera ciudad que aceptará el pago con bitcoines

En Suiza ya hay varias máquinas de la red Bitcóin, donde el usuario puede comprar o convertir en otra moneda esta divisa virtual.

(Keystone)

Es una primicia mundial, la ciudad de Zug, al centro de Suiza aceptará a partir de julio pagos con esta moneda electrónica, en el marco de un proyecto piloto.

Solo el pago de los servicios de la oficina de control de habitantes podrá efectuarse con la criptodivisa bitcóin, hasta por un valor de 200 francos suizos (205,8 dólares), de acuerdo a la decisión del gobierno municipal, del 3 de mayo pasado.

A finales de este año, la municipalidad evaluará los resultados del proyecto y si continúa aceptando transacciones con el monedero bitcóin para pagos administrativos y si acepta otros valores digitales en el futuro.

Las autoridades indican que su objetivo es responder de modo óptimo al desarrollo de la región, conocida por ser sede de multitud de empresas y convertida en un centro importante en Suiza del sector de las tecnologías financieras. A tal grado que Zug se ha autodenominado el ‘criptovalle’ del país.

(Pixsil)

‘Bitcóin’ y ‘blockchain’

Creado en 2008, el ‘blockchain’ es un programa encriptado que actúa como un libro de contabilidad en línea de las transacciones. Cada bloque de estas operaciones está enlazado en una cadena, dando a los participantes una visión global de lo que está ocurriendo en el sistema.

El programa está diseñado para ser descentralizado, lo que permite que los intercambios se realicen entre usuarios sin necesidad de terceros como bancos o sistemas de compensación del estilo SWIFT (lo que facilita las transferencias internacionales de una cuenta a otra de banco).

Esencialmente, cada usuario actúa como su propio banco independiente y queda libre del pago de comisiones de cualquier tipo.

El programa ‘blockchain’ se puede utilizar para almacenar y realizar transacciones en monedas virtuales, tales como el bitcóin.

Para usarlo solo se requiere poseer una “cartera” virtual a partir de la cual será posible enviar y recibir monedas. Bitocóin es la más utilizada.

Sin embargo, el potencial del ‘blockchain’ va más allá de las transacciones en divisas virtuales. También podría ser un libro contable que almacene otro tipo de información valiosa como contratos digitales, títulos de propiedad o registros de derechos de autor.

COMENTE O COMPARTA ESTE ARTÍCULO, VÍA REDES SOCIALES, SI LO DESEA:

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Adaptación: Patricia Islas, swissinfo.ch

×