Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Denuncia ONG suiza


Sociedad civil de Oaxaca en “alerta humanitaria”


Por Sergio Ferrari


La escalada de violencia en el estado mexicano de Oaxaca ocupa importantes espacios en la prensa internacional.  (Keystone)

La escalada de violencia en el estado mexicano de Oaxaca ocupa importantes espacios en la prensa internacional. 

(Keystone)

La tensión social que se viene acumulando desde hace varias semanas en Oaxaca vivió en las últimas horas un pico dramático con varios muertos, y numerosos heridos y detenidos. La organización de cooperación Médico Internacional Suiza, presente en esa región,  expresó su preocupación ante esta escaladarepresiva.

La protesta se inició a mediados de mayo. A la base, la oposición del magisterio a la reforma educativa en marcha. El tercer fin de semana de junio, innumerables hechos de violencia, saqueos de comercios y el asesinato de al menos ocho personas,  catapultaron a esa región del sur mexicano al primer plano de la información internacional.

Se percibe un “aumento de la tensión social y un escalamiento de la represión” explica desde Oaxaca vía telefónica  a swissinfo.ch Philipp Gerber, coordinador de la Médico Internacional Suiza. La organización no gubernamental helvética sostiene diversos proyectos en el sector salud en los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, todos en el sur de México.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, emitió una serie de mensajes, vía Twitter, en los que deplora la violencia: “Lamento la pérdida de vidas humanas. Mi solidaridad con sus familiares, así como con las personas que resultaron heridas”. La PGR (Procuraduría General) apoyará a la Fiscalía Gral. Del Estado de Oaxaca en la investigación para deslindar responsabilidades y castigar a los responsables”. “He girado instrucciones para que, en el marco de la ley, se tomen las acciones necesarias para solucionar el conflicto”. 

En una situación tan dramática es fundamental que nuestra cooperación se refuerce aun más, subraya Gerber. “Muchas de nuestras contrapartes locales están dando asistencia médica y psicológica a heridos y familiares de las víctimas”. Un apoyo humanitario esencial en un momento en que muchas regiones del estado de Oaxaca se encuentran convulsionadas por la escalada represiva.  

“Es un pequeño granito de arena, pero significativo para la sociedad civil local”, evalúa el coordinador de Médico Internacional, quien no esconde su preocupación por la “el silencio casi total de la Suiza oficial en un momento tan complejo como éste, en que los derechos humanos de mucha gente han sido vapuleados”. No se ha conocido hasta el momento ningún pronunciamiento oficial de la cancillería suiza o de la embajada helvética en México con respecto a la situación trágica que atraviesa esta región, enfatiza.

Gerber subraya los fuertes intereses económicos que unen a ambos países, “que son más prioritarios que los derechos humanos”. Y recuerda que importantes medios de prensa helvéticos, como el Tages Anzeiger en su edición del 30 de julio de 2015 “habían ya informado sobre el uso represivo de aviones Pilatus de fabricación helvética contra manifestaciones sociales en México”.

Situación dramática

Más de 80 organizaciones  de derechos humanos, de género, culturales y asociativas de Oaxaca difundieron  el lunes 20 un llamado a la Comunidad Internacional. La organización Espacio Civil de Oaxaca responsabiliza al Estado Mexicano por su  “actuar extremadamente violento al reprimir al magisterio y a la sociedad organizada en resistencia”, en diversas zonas, incluyendo el Istmo Tehuantepec,  Nochixtlán y la misma ciudad cabecera del estado.

Los firmantes señalan que como resultado del uso excesivo de la fuerza se contabilizaron varias personas fallecidas y decenas de heridos y detenidos. E indican que al menos 75 defensores de derechos humanos se encuentran en situación de prisión política, resultado de este conflicto que opone a una parte importante de la población a la implementación de la reforma educativa en marcha.

El magisterio oaxaqueño entiende que lo que está en juego no es la calidad de la educación y el mejoramiento de los contenidos educativos, sino una reforma laboral  que no tiene en cuenta la realidad económico-social regional, explica Sara Méndez, en entrevista telefónica con swissinfo.ch. Méndez es una de las promotoras de CODIGODH, organización que se ocupa de la defensa integral de los derechos humanos en Oaxaca.

La defensora de DDHH señala que la tensión social, protagonizada al inicio por el magisterio, se ha ido ampliando en los últimos días, incluyendo a otros sectores y. particularmente,  a los padres y madres de los alumnos. En las afueras de la ciudad incluso comunidades indígenas se están movilizando en solidaridad con los maestros, explica.

Desde la perspectiva del Espacio Civil, uno de los problemas fundamentales es la incapacidad de las autoridades de aceptar el diálogo, tal como lo solicitan los sectores que participan en la protesta.

Sin duda, subraya Méndez, “el inicio de discusiones con el magisterio podría significar un importante punto de partida” para destrabar el conflicto.  Aunque con el escalamiento de la represión, este diálogo de las autoridades con la sociedad civil debería ser todavía más amplio e incluir otros temas, como por ejemplo, la libertad de los detenidos y la vigencia total de los derechos humanos.

Solidaridad internacional

La instalación inmediata de una mesa de diálogo con el magisterio oaxaqueño, constituye uno de los cinco puntos centrales de dicho llamado a la comunidad internacional.  “El cese indebido y desproporcionado de la fuerza y represión contra el magisterio y la población civil” así como “el cese de la criminalización del magisterio”, constituyen otras dos reivindicaciones.

El documento solicita a la comunidad internacional que se sume “a la exigencia del castigo a los responsables de las detenciones arbitrarias, tortura y otras violaciones de derechos humanos cometidas contra los integrantes del magisterio oaxaqueño”. Y solicita la “atención médica inmediata a todas las personas heridas como resultado de la acción violenta del Estado”.

Médico Internacional Suiza seguirá sosteniendo las iniciativas en el área de la atención médica, psicosocial, y forense, a través de “nuestros colegas y contrapartes locales”,  insiste Philipp Gerber, presente en Oaxaca desde hace ya más de una década. En un ambiente de tanta crispación social, el aporte de la solidaridad en esta área específica  tiene un gran significado, enfatiza.

Y mirando hacia atrás, retrotrae las imágenes del anterior gran conflicto magisterial que atravesó el mismo estado en 2006. “Ahora se registra  una represión mucho más brutal que hace diez años”, puntualiza Gerber. Nunca  antes se había dado que “en unas pocas horas se produjeran ocho muertes ligadas a un conflicto social”, concluye el coordinador local de la ONG suiza.

ONU: en México, “avances insuficientes”

El relator especial de la ONU sobre las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Christof Heyns, señaló (20.06) en su Informe de seguimiento que el progreso “ha sido insuficiente en la protección del derecho a la vida en México” desde el inicio de su misión en el país en 2013. En un comunicado emitido en Ginebra y en la Ciudad de México, el funcionario subrayó que “las ejecuciones extrajudiciales y el uso excesivo de la fuerza por los agentes de seguridad persisten”.

“Las medidas de protección siguen siendo insuficientes e ineficaces; la impunidad y la falta de rendición de cuentas en relación con las violaciones al derecho a la vida se mantienen como serios desafíos, al igual que la ausencia de reparación para las víctimas”, subrayó.  

Heyns saludó “las medidas tomadas por el Gobierno mexicano para tratar de disminuir los homicidios, hacer frente a la impunidad, reducir la militarización de la seguridad pública, mejorar la coordinación institucional y la recopilación de información en las investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos y ofrecer protección jurídica a los grupos vulnerables”. 

Urgió en particular a las autoridades mexicanas a aprobar una ley general sobre el uso de la fuerza y crear una institución nacional autónoma de servicios forenses. En relación con las actividades policiales, recomendó que “se adopten de manera inmediata todas las medidas necesarias para garantizar que la seguridad pública esté a cargo de civiles y no de las fuerzas armadas”.  Al respecto, lamentó en su informe -que es independiente de los recientes  sucesos en Oaxaca- la ausencia de avances en la implementación de sus recomendaciones e hizo alusión a una serie de acontecimientos trágicos que han hecho de las fuerzas armadas blanco de acusaciones de ejecuciones extrajudiciales.

¿Debe la comunidad internacional reaccionar a la situación de DDHH en México? Su opinión nos interesa, ía directa en esta página o vía Facebook. 

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×