Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Expatriados


Irritación de la V Suiza contra los bancos


Por Olivier Pauchard, Berna


Para los suizos residentes en algunos países del extranjero, las transacciones bancarias plantean problemas. (Keystone)

Para los suizos residentes en algunos países del extranjero, las transacciones bancarias plantean problemas.

(Keystone)

Los problemas fiscales entre la Confederación y algunos países comienzan a plantear serios problemas a los suizos residentes en el extranjero que se sienten “discriminados” por los bancos. Reunidos en Berna, sus representantes adoptaron una resolución de protesta.

Los expatriados enfrentan una serie de contrariedades con los bancos suizos, lo que constituye su mayor preocupación, según lo demuestra el gran número de reacciones en SwissCommunity, la plataforma de intercambio de la Quinta Suiza.

Las reacciones de inquietud e indignación también se manifestaron el sábado (24.03) en el Ayuntamiento de Berna, donde se reunió el Consejo de los Suizos en el Extranjero, el Parlamento de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE).

“A menudo se nos presenta como embajadores de Suiza en el extranjero, pero cuando surge un problema específico, nos discriminan”, dijo un representante. “No hay que hablar de banqueros, sino de bangsters”, contracción de banquero y gánster, sugirió otro.

El problema central es que a los expatriados que radican en países con los que Suiza tiene una situación fiscal delicada -sobre todo EE.UU.- los bancos suizos les aplican una política restrictiva que puede ir del rechazo a una tarjeta de crédito, a la prohibición del uso de la banca en línea, pasando por el cierre puro y simple de la cuenta.

Otro problema: los gastos de administración. “Son particularmente elevados, de 50 o 60 francos por mes por una simple cuenta de ahorro”, denunció un representante.

Resolución

La OSE se ha pronunciado sobre tales prácticas, pero sin mucho efecto todavía. En cuanto a los costos, la organización se dirigió a la Oficina de Vigilancia de Precios, pero aún no obtiene respuesta.

El Gobierno se limita, por su parte, a indicar que no puede hacer nada.  De hecho, los bancos son propiedad privada y no hay una base legal para las relaciones con sus clientes.

Para que las cosas se muevan, el Consejo adoptó por unanimidad una resolución. “Esto debería ejercer presión sobre los bancos e, indirectamente, sobre las autoridades. Es monstruoso de parte del Gobierno decir que carece de instrumentos”, declaró el vicepresidente de la OSE, Remo Gysin.

“El Consejo de Suizos en el Extranjero exhorta a los bancos y a las autoridades a proponer soluciones que permitan a nuestros conciudadanos en el extranjero estar en regla con las autoridades fiscales, mantener relaciones bancarias en Suiza en condiciones razonables”, precisa el texto.  

Manzana de la discordia

La reunión del sábado demostró una vez más que la reestructuración de la red consular se mantiene como un motivo de discordia entre los expatriados y las autoridades.

Cierto es que se habla en voz baja y en confianza, pero una pequeña anécdota marcó el tono. Al invitar al embajador Gerhard Brügger, jefe de la División Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores, a manifestarse sobre los avances de la reestructuración, el presidente de OSE, Jacques-Simon Eggly, dijo: “No le escuchamos con una particular confianza, pero sí con estima”.

Antes la asamblea, el embajador defendió los beneficios de la reestructuración. “La línea de ayuda que introdujimos recibe 2.500 llamadas por mes y el 95% de los casos son resueltos de inmediato. Por otra parte, el consulado móvil fue probado con éxito la semana pasada en Hungría”.  

En la sala, varios delegados mostraron su descontento con la reorganización. “El problema es que muchos de nuestros conciudadanos tienen una edad avanzada y carecen de los recursos para  viajar a Viena”, protestó el representante de Hungría. Los suizos residentes en Paraguay presentaron recientemente una queja contra la decisión de centrar en Buenos Aires los servicios consulares.

“No vamos a dar marcha atrás”, indicó el embajador durante su discurso. “Es necesario volver atrás”, replicó el director del OSE, Rudolf Wyder, minutos más tarde, con lo que generó un nutrido aplauso.

En resumen, el caso está lejos de terminar... Empero, el embajador puso un poco de bálsamo en el corazón de los expatriados con el anuncio de que la revista Panorama Suizo, cuyas publicaciones se habían reducido a cuatro, por razones de economía, aparecerá nuevamente seis veces por año.  

Petición sobre el voto electrónico

No podría haber una reunión de la OSE sin decir una palabra sobre el avance del voto por vía electrónica, un tema que interesa de manera particular a la Quinta Suiza. La reunión de Berna no fue la excepción.

La OSE pretende agilizar el asunto mediante una petición para la cual son recabadas las firmas necesarias. “Lo nuevo no es el objetivo, sino los medios. El éxito de la aplicación del voto electrónico durante las elecciones federales fue un impulso. El Comité concluyó que se requiere ahora un nuevo y mayor impulso para acelerar la introducción del voto electrónico”, explicó Jacques-Simon Eggly.

Precisó igualmente que “no se trata de pedir un privilegio para los suizos en el extranjero. Estos son simplemente el grupo pionero. Todos los ciudadanos saldrán beneficiados con ese canal adicional para votar”.

Elecciones

El Consejo de Suizos en el Extranjero eligió a un nuevo miembro del comité de la organización.

Se trata de Roland Rino Büchel (San Gall), diputado de la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha conservadora) en el Parlamento Federal.

Previo a su labor legislativa, el representante trabajó a escala  internacional en diversas embajadas y consulados, además de dirigir proyectos en diversos países.

Elegido durante los comicios federales de octubre pasado, Roland Rino Büchel es miembro del Intergrupo parlamentario de los suizos en el extranjero.

Escuelas en el extranjero

El Gobierno prepara una revisión de la Ley federal sobre la instrucción de los jóvenes suizos en el exterior. En esa legislación se basa el apoyo a las escuelas suizas en el extranjero reconocidas y a otros proyectos de formación.

Un procedimiento de consulta será abierto en breve.

Concernida directamente, la OSE participará en este procedimiento para ofrecer su punto de vista. Se pronunciará en favor de un compromiso fuerte de la Confederación en ese campo.

La OSE también se manifestará en favor de un desarrollo de la red de escuelas suizas en los países emergentes que no cuentan todavía con esas instituciones  (China, India, Vietnam, Indonesia).


(Traducción: Marcela Águila Rubín) , swissinfo.ch



Enlaces

×