Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Swissleaks


Argentina: Una trama obscura de evasores y arrepentidos


Por Norma Domínguez, Buenos Aires


El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, junto a los con miembros de la comisión investigadora del Parlamento argentino.  (Norma Domínguez)

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, junto a los con miembros de la comisión investigadora del Parlamento argentino. 

(Norma Domínguez)

Argentina solicitó a Suiza asistencia judicial bajo la sospecha de que 4.040 cuentas no declaradas en HSBC-Suiza, ocultan unos 3.500 millones de dólares. Entre tanto, la Comisión del Legislativo argentino continúa centrado en el análisis de datos para entender el modus operandi de las supuestas redes de banqueros, denunciadas por dos "arrepentidos" Hervé Falciani, del HSBC, y Stéphanie Gibaud, del UBS.

swissinfo.ch ha seguido cada una de las reuniones que realizó la Comisión Bicameral Investigadora de instrumentos bancarios y financieros, a las que han sido citados el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray y los directivos del HSBC en Argentina, el CEO Gabriel Martino y el vicepresidente, Miguel Ángel Estévez (1.4); el ex vicepresidente del JP Morgan, Hernán Arbizu (6.5); el auditor interno del HSBC, Diego Esquenazi (19.5) y el Director de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbatella (2.6).

La Comisión Bicameral Investigadora afirma que a partir de los testimonios hasta ahora recogidos es posible bosquejar el entramado y desarrollo de lo que hoy el titular de la AFIP describe como “una plataforma para facilitar este mecanismo de evasión".

Ricardo Echegaray asegura que el primer antecedente del HSBC para facilitar la evasión en Argentina fue un sistema organizado por el banco de un mecanismo que utilizaba "facturas apócrifas" y advirtió que el monto de la fuga de capitales vía cuentas abiertas en la filial Suiza del HSBC y que no han sido declaradas, "puede tener un monto superior a los 3.500 millones de dólares".

Los directivos de la filial local del HSBC, amparados en el “secreto bancario y la Constitución Nacional”, han negado "haber conformado una plataforma ilegal con el propósito de facilitar a argentinos evadir sus impuestos”.

El auditor interno de la entidad, Diego Eskenazi, argumentó también, categórico, ante la Comisión, lo siguiente: “Como gerente de auditoría interna del banco, niego todas las cuestiones que están planteando en la comisión (…) HSBC Argentina no hace banca privada y no participa del lavado de activos”.

Los “whistleblowers” que develan las trampas de la evasión

El argentino Hernán Arbizu, el franco-italiano Hervé Falciani y la francesa Stéphanie Gibaud, han puesto al borde del precipicio negocios financieros millonarios de los bancos globales JP Morgan, HSBC y UBS. Son los arrepentidos que ayudan a la AFIP a evitar la evasión y la fuga de capitales.

Las declaraciones de estos arrepentidos o “whistleblowers” (filtradores de información en pos del bien colectivo, en inglés), revelan supuestas maniobras de operadores de estos bancos para llevar miles de cuentas de argentinos a paraísos fiscales.

En el caso del ex vicepresidente del JP Morgan, Hernán Arbizu, en su testimonio en la Comisión Bicameral Investigadora de instrumentos bancarios y financieros, brindó detalles sobre mecanismos de captación de clientes con los que contaban los bancos para facilitar la evasión de impuestos. Indicó que la lista de cuentas abiertas sin declarar del HSBC "es más amplia de la que llegó a la Argentina". Ya el año pasado, en declaraciones a una radio local (Delta) dijo poder " dar nombres de 60 banqueros que hacen este negocio en Argentina", en bancos como el BBVA, el Citibank, el Credit Suisse, el UBS, Barclays y Merril Lynch. Según él, “el dinero llega al exterior a través de casas de cambio, no por transferencias bancarias. 

Stéphanie Gibaud, ex directora de Ceremonial de UBS, aportó datos de otras casi 4000 cuentas no declaradas de argentinos en dicho banco, al tiempo que dio su testimonio a los legisladores el 17 de junio pasado, en la embajada argentina en Francia. Afirmó que UBS tenía una red montada con cerca de 30 intermediarios para países de América Latina y la Argentina, que ayudaba a lavar dinero y a evadir al fisco, a través de una operatoria similar a la que tenía el HSBC.

Aunque dicha entidad financiera no tiene sucursal en Argentina, sí tiene "una red de intermediarios no identificados con el banco, que llegan al país de turistas, con teléfonos limpios, y acuden a eventos y cenas para captar clientes argentinos", y que "existe una oficina argentina en Ginebra" dedicada a estos trabajos.

Falciani, por su parte, también se entrevistó en París con la Bicameral, y ratificó el armado de una red para fuga de capitales y evasión fiscal en Argentina, al tiempo que confirmó que trabaja con la AFIP para desarrollar sistemas informáticos que ayuden a prevenir esos delitos. “Con la AFIP estamos intentando establecer un sistema internacional (informático) de registros legales”, aseguró.

Como inició todo:

El 25 de septiembre de 2014 el gobierno francés entregó a Argentina información encriptada en un CD sobre cuentas bancarias no declaradas que 3.900 argentinos tenían en el banco HSBC, en Suiza. Se trataba de la ‘lista Falciani’, con datos revelados por el ítalo-francés Hervé Falciani, ex técnico informático del HSBC.

Un día después, el 26 de septiembre, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), denunció penalmente por evasión y asociación ilícita a titulares de 4040 cuentas ocultas depositadas en la filial Suiza del banco HSBC, que implicaría a personas y entidades que mediante mecanismos de triangulación crearon una plataforma para facilitar la evasión de impuestos.El 22 de enero de 2015, el Congreso argentino promulgó la ley que creó la “Comisión Bicameral Investigadora de instrumentos bancarios y financieros” destinados a facilitar la evasión de tributos y la consecuente salida de divisas del país.

swissinfo.ch

×