Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

El dólar va a morir, ¡viva el euro!




Myret Zaki desmitifica al dólar. ()

Myret Zaki desmitifica al dólar.

El billete verde se ha convertido en la más grande burbuja especulativa de la historia y su derrumbe es previsible.

Y con respecto a los ataques especulativos contra el euro, no son sino una cortina de humo que oculta la quiebra de la economía estadounidense, sostiene Myret Zaki en su más reciente libro.

“Un crack del billete verde está en camino. Es inevitable. Y el principal riesgo que existe actualmente a nivel internacional es el registro de una crisis de deuda soberana estadounidense. La economía más grande del mundo no es más que un gran espejismo. Para generar un PIB de 14 billones de dólares, los Estados Unidos se han endeudado por el equivalente a 50 billones de dólares, lo que tiene un costo anual equivalente a 4 billones de dólares anuales”.

En este tono y a lo largo de 223 páginas, la periodista Myret Zaki lanza a una despiadada requisitoria contra el dólar y contra la economía estadounidense, a la que considera “técnicamente en quiebra”.

Convertida de unos años a le fecha en una de las escritoras económicas con más prestigio en Suiza, ya ha abordado en obras precedentes el riesgo de una debacle del UBS en EEUU y de una guerra contra la evasión fiscal. Myret Zaki sostiene la tesis de un ataque especulativo contra el euro para desviar la atención sobre la gravedad del caso americano.

swissinfo.ch: Usted afirma que el crack de la deuda americana y el fin del dólar como moneda de reserva internacional será el evento más importante del siglo XXI. ¿No es una visión catastrofista?

Myret Zaki:  Sí, se puede entender que anunciar un evento de tal magnitud cuando las señales de crisis violenta no son aún tangibles pueda parecer catastrofista.

Sin embargo, yo me baso exclusivamente en hechos y en criterios racionales. Cada vez son más los autores estadounidenses que estiman que la deriva en la que se encuentra la política monetaria americana conducirá inevitablemente al país a este escenario. Es imposible que las cosas pasen de otra manera.

swissinfo.ch: Sin embargo, no puede decirse que esta visión sea compartida por la mayor parte de los economistas. ¿A qué se debe?

M.Z. Es verdad. Existe una suerte de conspiración del silencio porque hay una cantidad enorme de intereses ligados al dólar. Los gigantes de la industria de los asset management (inversiones) y de los hedge funds (fondos especulativos) se basan en el dólar. Además de ello, existen numerosos intereses políticos. Si el dólar no mantiene su estatus de moneda de reserva internacional, las agencias de calificación podrían rápidamente retirar la calificación máxima que otorgan a la deuda americana.  En resumen, se trata de mantener las apariencias a cualquier precio, incluso cuando el barniz que se observa nada tiene que ver con la realidad.

swissinfo.ch: No es la primera vez que se anuncia el final del dólar. ¿Qué hace realmente la diferencia en 2011 con respecto al pasado?

 

M.Z. El fin del dólar ha sido anunciado, efectivamente, desde los años 70. Pero jamás se habían reunido tantos factores para augurar lo peor. El monto de la deuda estadounidense ha alcanzado un nivel récord absoluto; el dólar se encuentra a su paridad más baja frente al franco suizo y las emisiones de nueva deuda americana son compradas sobre todo por el propio banco central.


Además, se ciernen sobre EEUU críticas de otros bancos centrales que crean un frente hostil ante la política monetaria estadounidense. Japón, el principal acreedor de EEUU, podría reclamar una parte de estos recursos para la reconstrucción. Y el régimen de los petrodólares ya no tiene la garantía de Arabia Saudita.

swissinfo.ch: Entonces, más que anunciar el fin del dólar, lo que usted preconiza es la caída de la superpotencia económica estadounidense. ¿Los EEUU no son un país demasiado grande para caer?

 

M.Z. Todo el mundo tiene interés en que EEUU se mantenga y la negación se mantendrá, pero no indefinidamente. Los estadounidenses no contarán con un rescatista de última instancia. Solo ellos podrán pagar el costo de su quiebra. Y un muy largo periodo de austeridad se anuncia. Ya comenzó de hecho. Cuarenta y cinco millones de americanos perdieron su vivienda, 20% de la población salió del circuito económico y ha frenado su consumo.

Y una tercera parte de los estados americanos está casi en quiebra. Nadie quiere inveritr en fondos propios en este país. Todo reposa únicamente en la deuda.

swissinfo.ch: Usted afirma que el debilitamiento de la zona euro es una cuestión de seguridad nacional para EEUU. ¿No hemos entrado en una especie de paranoia antiamericana?

M.Z: Todos amamos a los Estados Unidos y preferimos mirar el mundo en rosa. Pero tras la culminación de la Guerra Fría y la creación del euro en 1999, una guerra económica fue detonada. La oferta de una deuda soberana sólida en una moneda fuerte ponía en riesgo de caer la demanda que existe por la deuda americana. Pero los Estados Unidos no pueden cesar de endeudarse, como ya dijimos. Y estos pasivos permiten financiar las guerras en Irak y en Afganistán y asegurar una hegemonía que es vital para este país.

En 2008, el euro era una moneda tomada muy en serio por la OPEP, los fondos soberanos y los bancos centrales. Estaba a punto de destronar al dólar. Y EEUU intentó a toda cosa impedir que ocupara este sitio. El mundo busca un sitio en donde depositar sus excedentes, y Europa ha sido activamente boicoteada con objeto de evitar que se convierta en este sitio. Es precisamente en este momento que los fondos especulativos atacaron las deudas soberanas de algunos países de Europa.

swissinfo.ch: ¿Qué vendrá después de la anunciada caída del dólar?

 

M.Z. Europa es hoy la potencia económica más importante y dispone de una moneda de una sólida medida de referencia. Y contrario a lo que sucede en EEUU, es un bloque en expansión. En el continente asiático, el yuan va a convertirse en la moneda de referencia. China es el mejor aliado de Europa y tiene interés también en conservar un euro fuerte para diversificar sus inversiones.

Por otra parte, tiene necesidad de un aliado como Europa en el seno de la OMC y del G-20 para evitar una revaluación rápida de su moneda.

Hoy, Europa y China actúan como dos fuerzas de gravitación que atraen a su órbita a los antiguos aliados de EEUU: Japón e Inglaterra.

 

swissinfo.ch: ¿Qué será pues del franco suizo?

M.Z: Su rol de valor refugio se fortalecerá. En caso de crisis de  la deuda soberana americana habría una llegada masiva de capitales interesados en invertirse en francos suizos.

El franco tiene casi el mismo estatus que el oro y no va a perder valor frente al dólar. En un sistema monetario en reconstrucción total, Suiza deberá elegir su campo. No considero que el franco suizo sea capaz de continuar su existencia en solitario cuando Suiza se da cuenta de cuánto daño genera a su propia economía que su divisa sea utilizada como valor refugio.

EN UNAS CUANTAS FRASES

Dólar. “Con respecto al dólar, (su fortaleza) es sobre todo un asunto de creencia, de fe de tipo religioso, más que el producto de argumentos económicos racionales”.

 

Deuda. “El crecimiento económico a la americana es un acto de voluntad que consiste en emitir deuda de calidad altamente especulativa, y de convencer al mundo de que se trata de papeles con valor AAA (máximo rendiiento a bajo riesgo)”.

 

Propaganda. “La panoplia de tácticas utilizadas por Washington, dignas de El arte de la guerra de Sun Tzu, no es otra que la de las guerras clásicas: intimidación, fanfarroneo, publicidad engañosa (término cortés para designar a la propaganda). Y sobre todo, maniobras de diversión”.

 

Intervencionismo. “Los Estados Unidos han cedido a una forma avanzada de capitalismo de connivencia, en el que el Estado sostiene una política de intervencionismo sistemático que falsea el juego económico para favorecer exclusivamente los intereses de la oligarquía financiera”.

Especulación. “Jamás los bancos y los fondos especulativos habían dictado tanto como hoy los valores y las obligaciones del Estado sobre los mercados financieros mundiales. Y jamás los gobiernos de países vulnerables habían estado tanto a su  merced como ahora. Los especuladores tienen el poder de eliminar a un pequeño país fuera del mercado de capitales”.
 

Burbuja. “La política de la FED precipitó a EEUU, tras el 2001, a una espiral infernal de altas y descalabros: una economía de burbujas, mantenida con anabólicos, en donde las fases de euforia y caídas se suceden constantemente en los mercados. 

Extractos del libro de Myret Zaki, El fin del dólar, Ediciobes Favre 2011.


Traducción, Andrea Ornelas, swissinfo.ch



Enlaces

×