Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

El dinero de 'Baby Doc' en Suiza y la ‘ley Duvalier’




Los nostálgicos de 'Baby Doc' se entusiasmaron con su vuelta. (Keystone)

Los nostálgicos de 'Baby Doc' se entusiasmaron con su vuelta.

(Keystone)

Jean-Claude Duvalier habría vuelto a Haití con el único propósito de recuperar los seis millones de francos congelados en una cuenta bancaria helvética.

La hipótesis no es muy convincente en Suiza, donde la ‘ley Duvalier’ entra en vigor este martes 1 de febrero.








La codicia. Mucho más que el deseo de recuperar el poder luego de haber sido forzado a abandonar,en 1986, el ex dictador haitiano Jean-Claude Duvalier habría vuelto al país solamente para recuperar los 6 millones de francos bloqueados en una cuenta bancaria en Suiza.

El 20 de enero pasado, el diario estadounidense New York Times fue el primero en plantear esa hipótesis. Durante sus veinticinco años de exilio en Francia, ‘Baby Doc’ habría dilapidado cerca de 300 millones de dólares saqueados durante sus 15 años en el poder.

Arruinado y posiblemente enfermo de cáncer en el páncreas, según algunos observadores, el ex dictador haitiano habría intentado el todo por el todo. Es decir, regresar a Haití, salir luego discretamente y demostrar que no es procesado en su país, para luego recuperar sus bienes congelados por las autoridades suizas.

Pero la apuesta naufragó porque la llegada de ‘Baby Doc’ a Haití, el 16 de enero pasado, unos días después del primer aniversario del terremoto que azotó al país más pobre del hemisferio norte, no pasó desapercibida.

Desde entonces ha sido acusado de corrupción, peculado y asociación ilícita. Seis denuncias de crímenes de lesa humanidad se han presentado en su contra y las autoridades le han prohibido salir del país.

 

“Ayudar a la Cruz Roja”

Olivier Longchamp, de la Declaración de Berna, que forma parte de la coalición de organizaciones civiles (ONG) por la restitución de los fondos Duvalier a Haití, estima que la hipótesis planteada por el New York Times y compartida por diversos expertos, no tiene sustento.

“El simple hecho de que Duvalier acuda a Haití y luego salga sin que un procedimiento sea iniciado en su contra no es suficiente. Los fondos están bloqueados con base en la ley sobre la restitución de los bienes ilícitos de los dictadores (LRAI) que entra en vigor el 1 de febrero. No es necesario que un procedimiento sea abierto en Haití para justificar el bloqueo de fondos”.

El Ministerio suizo de Exteriores (DFAE) declina comentar sobre el motivo del regreso de ‘Baby Doc’ en Haití y se limita a afirmar que aún existen vías de derecho en Suiza con respecto a Jean-Claude Duvalier, independientemente de su lugar de domicilio.

Jean-Claude Duvalier afirmó haber vuelto al país para “ayudar” a Haití. Rechaza tener ambiciones políticas, mientras que el proceso electoral está paralizado, lo que podría alimentar las especulaciones sobre los motivos reales de su retorno.

A poco de su vuelta, uno de sus abogados, Edwin Marger, dijo a la Agencia France Presse que (Duvalier) pretendía contribuir con los fondos bloqueados en Suiza a la reconstrucción del país. “ Es una de las razones por las que volvió”, aseguró. Gervais Charles, otro de sus abogados, dijo que ‘Baby Doc’ quería recuperar ese dinero “solamente para poder darlo a la Cruz Roja”.

Largo proceso

Jean-Claude Duvalier ha rechazado sistemáticamente las medidas adoptadas en su contra por parte de Suiza. Aún está pendiente un recurso interpuesto ante el Tribunal Federal Administrativo contra la decisión del Gobierno suizo de bloquear una cuenta de la fundación familiar en el UBS.  

Hace un año, Jean-Claude Duvalier estuvo a punto de recuperar su dinero, cuando el Tribunal Federal, la más alta instancia judicial del país anuló la restitución a Haití de sus activos. Pero la decisión, publicada a poco de que el país fuera asolado por el terremoto, generó indignación y obligó al gobierno a emitir un decreto urgente para bloquear la devolución de los bienes hasta la entrada en vigor este 1 de de febrero de la nueva ley.

Olivier Longchamp considera que “la esperanza alimentada por Duvalier de volver a ver el dinero no está totalmente infundada” ya que la entrada en vigor de la ley abre la posibilidad de nuevos recursos.

Como lo confirmó el Ministerio de Exteriores, corresponderá al Consejo Federal (Gobierno) “la decisión de establecer una acción para la confiscación de los fondos” ante el Tribunal Administrativo Federal.

Exteriores se muestra prudente y declina señalar cuándo podrían ser devueltos al pueblo haitiano los fondos Duvalier. “Dependerá de la Justicia.  No podemos determinarlo con precisión.  (...) Si el señor Duvalier puede demostrar que los bienes fueron adquiridos legalmente, el dinero no será confiscado.  Si el Tribunal Administrativo decide la confiscación de los fondos, las vías usuales del recurso (Tribunal Federal) estarán a su disposición”.  

“Es un proceso lento, con una multitud de posibilidades de recurso, dice Olivier Longchamp.  Estamos lejos de una ley guillotina que permitiría al Consejo Federal expropiar los activos de alguien con una carta”.

 ¿Una ley para un caso?

Director del Instituto de Gobernanza de Basilea, Thelesklaf Daniel considera que esta legislación introduce una mejora significativa, “ya que va a transferir a Jean-Claude Duvalier directamente la responsabilidad de probar la legitimidad de la procedencia de los fondos. Si no lo hace, éstos van a regresar a Haití”.

Olivier Longchamp reconoce que la ley permite un real avance en el caso Duvalier, ya que los fondos pueden ser confiscados, sobre la base del derecho autónomo suizo. “El problema es que la ley fue redactada sobre medida para el caso. Se enfrenta a un Estado débil, que presentó una solicitud de asistencia, los fondos están bloqueados desde hace mucho tiempo y generalmente se parte de la idea de que se trata de dinero desviado (del fondo público).  Pero esto representa solamente una pequeña parte de los activos ilegales depositados en Suiza”.

Daniel Thelesklaf también subraya que “los Estados no considerados débiles deberán presentar una solicitud de asistencia mutua y demostrar la culpabilidad de un ex dictador.  La ley sin duda proporcionará una solución al caso Duvalier, pero su efecto preventivo es limitado”. Para el director del Instituto de Gobernanza de Basilea, “la cooperación internacional es decisiva”.  

El representante de la Declaración de Berna es más severo:  “El Ministerio de Exteriores nos quiere hacer creer que tendremos una plaza financiera limpia. Es propaganda. La realidad es que esta ley, ciertamente, será útil para el caso Duvalier, pero después ya no más”. Daniel Thelesklaf subraya que el dispositivo suizo de represión para los flujos financieros ilícitos aparentemente “no impidió al ex presidente tunecino Ben Ali mantener relaciones comerciales con los bancos suizos”.

Jean-Claude Duvalier

Nace en 1951 en Puerto Príncipe.

Se convierte en presidente de su país en 1971 tras la muerte de su padre, Francois Duvalier.

Marcado inicialmente por un período de distensión, su gobierno se hizo cada vez más represivo. Fue expulsado finalmente en 1986 tras un levantamiento popular.

Después de 25 años de exilio en Francia, donde nunca obtuvo el asilo político, Jean-Claude Duvalier regresó para sorpresa general el 16 de enero a Haití. 

Aseguró que regresa para ayudar a reconstruir el país tras el terremoto del 12 de enero.

También afirmó no tener ambiciones políticas en un país con la elección presidencial en curso.

Fondos Duvalier

El caso de los activos de Duvalier dura ya más de un cuarto de siglo. Las deficiencias de la justicia haitiana causaron las primeras fallas antes de que el litigio se enfrentara al obstáculo de la prescripción.

7 de febrero 1986: Fin de la dictadura de Duvalier, que encuentra refugio en Francia.

4 de abril 1986: El gobierno haitiano pide a Suiza adoptar las medidas necesarias para congelar los fondos de Duvalier.

Agosto de 1986: Ginebra toma cartas en el asunto. Haití todavía tenía que dar garantías en cuanto a la regularidad del procedimiento penal y la prohibición de tribunales de excepción.  

Agosto de 1991: El presidente Aristide es depuesto. Caen las garantías otorgadas al procedimiento.

Noviembre de 1996: Nuevas garantías son establecidas.

Junio 2002: El Gobierno de Suiza decide bloquear por tres años los activos en el país de Jean-Claude Duvalier y su entorno.

En enero de 2008 un juez de instrucción de Ginebra declara inadmisible la solicitud de asistencia presentada en 1986. Arguye prescripción.

Los activos permanecen congelados en virtud de una orden del Gobierno Federal.

Mayo 2008: Haití presenta una solicitud de revisión, aceptada por la Oficina Federal de Justicia (OFJ), que admite la solicitud de asistencia en febrero de 2009.

Agosto de 2009: el Tribunal Penal Federal (TPF) rechaza el recurso del clan Duvalier.

12 de enero 2010: el Tribunal Federal (TF) decide aceptar un recurso  presentado por el clan Duvalier, y considera que la asistencia tropieza con la prescripción. Su decisión se hará pública el 3 de febrero:  Fecha en la que el gobierno decide bloquear de nuevo los fondos.

1 de febrero 2011: Un nueva legislación llamada ‘ley Duvalier’, entra en vigor.  Corresponderá a Jean-Claude Duvalier demostrar el origen legal de los fondos, de lo contrario serán devuelto al pueblo haitiano.


Colaboración, Jessica Dacey. Traducción, Marcela A. Rubín , swissinfo.ch



Enlaces

×