Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Elecciones: hacia una fragmentación del paisaje político




El aumento de pequeños partidos de centro podrían complicar las negociaciones en los pasillos del Palacio Federal. (Keystone)

El aumento de pequeños partidos de centro podrían complicar las negociaciones en los pasillos del Palacio Federal.

(Keystone)

Verdes liberales y burgueses demócratas se perfilan como ganadores de las próximas elecciones legislativas, en detrimento de los dos grandes partidos del centro.

Esta fragmentación en el tablero político podría complicar el juego de maniobra de las alianzas, pero también abre nuevas perspectivas, sostiene el politólogo Daniel Bochsler.

Tras el fenómeno de polarización iniciado a principios de los años 1990, la fragmentación parece ser la nueva tendencia en la escena política a escasos meses de las elecciones federales del 23 de octubre.

Los sondeos sobre intención de voto y los resultados de las elecciones cantonales de los últimos cuatro años muestran que los dos partidos históricos del gobierno -el Partido Radical Democrático (PRD, derecha) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro-derecha) pierden terreno frente a dos partidos de reciente creación: los Verdes liberales (centro derecha) y el Partido Burgués Democrático (PDB, centro-derecha).   

   

Para ilustrar el cuadro político actual, swissinfo.ch recoge el análisis de Daniel Bochsler, especialista en Ciencias Políticas en la Universidad de Zúrich.

swissinfo.ch: Los Verdes liberales y el PBD se perfilan como probables vencedores en las próximas elecciones federales. ¿Cómo se explica ese crecimiento a escala nacional?

Daniel Bochsler: Creo que esos dos partidos no ofrecen a los electores de centro cosas sustancialmente nuevas, aparte, quizás, de la postura ecologista asumida por los Verdes liberales. No obstante, representan una opción atractiva para quienes están descontentos con las políticas del PRD y PDC. Los Verdes liberales y el PBD dan ante todo la posibilidad de votar a un nuevo partido -que represente las mismas ideas de una manera tal vez más moderna-, sin que eso signifique cambiar radicalmente las posiciones propias.

swissinfo.ch: ¿La fragmentación del centro podría también imputarse a la incapacidad del PRD y el PDC para reinventar y adaptar su política a los cambios?

D.B.: Sin duda. El PRD y el PDC no han logrado últimamente transmitir un mensaje claro que haga comprender la dirección que quieren tomar. Un día están, por ejemplo, a favor de las reglamentaciones en el sector bancario y de las centrales nucleares, y al día siguiente opinan lo contrario.

Además tienen la desventaja de expresarse mediante varias personalidades y de ser partidos tradicionales; mientras que los pequeños partidos emergentes tienen aún pocos representantes y gozan, ciertamente, de un bono de credibilidad inicial.

El PRD y el PDC pagan también el precio de que llevan mucho tiempo reinando en el gobierno y en la política suiza. Los descontentos tienden, en consecuencia, a considerarlos como los responsables de todo lo que va mal. Pensemos sobre todo en la crisis en el seno del gobierno, que desde hace años encara divisiones y problemas de credibilidad.

swissinfo.ch: La multiplicación de los partidos de centro está complicando el tablero político nacional. Ya hay algunos que hablan de ‘israelización’ de la política suiza…

D.B.: Yo no veo una situación de ingobernabilidad en Suiza. Se trata de fenómenos cíclicos, pues en el pasado emergieron partidos minoritarios de centro, entre ellos la Alianza de Independientes que desapareció poco después. Además, el éxito de los Verdes liberales y del PBD hay que relativizarlo con respecto a los sondeos. Muchos electores indican, en efecto, que en octubre piensan votar a uno de esos partidos, incluso en cantones donde ni siquiera están presentes.

swissinfo.ch: Si los Verdes liberales y los burgueses demócratas obtienen, como esperan, por lo menos una decena de escaños cada uno, las decisiones y las alianzas en el Parlamento corren el riesgo de ser más difíciles.

D.B.: En parte, es así. Por un lado es difícil imaginar que los partidos de centro consigan formar una gran alianza, porque todos tratan de destacar y distinguirse de los otros. Los que buscan entablar alianzas, así como los miembros de los grupos de presión (lobby), se verán obligados a dialogar con más personas que ahora. 

De otro lado, el hecho de contar con más actores en el centro abre nuevas posibilidades interesantes. Puede dar lugar, por ejemplo, a la creación de alianzas más flexibles con fuerzas de izquierda o de derecha, y quizás lograr la aprobación de leyes que hasta ahora no reunían una mayoría de votos.

swissinfo.ch: A sinistra, anche il Partito socialista (PS) è uscito sconfitto da quasi tutte le elezioni cantonali. Come mai i socialisti non hanno potuto approfittare della recente crisi finanziaria e continuano a cedere voti, soprattutto al Partito ecologista svizzero (PES)?

D.B.: El PSS ya no es un partido que movilice a la gente de las clases menos favorecidas con sus políticas sociales, sobre todo porque la estructura económica e industrial ha cambiado mucho en las últimas décadas. En cambio, se ha convertido en un partido orientado cada vez más a los valores postmaterialistas como son la paz, la ecología, los derechos de las minorías sexuales, etc.

Por ende, el PSS compite con los Verdes que comparten más o menos las mismas posiciones. Mientras el PSS cede gradualmente su antigua base sindical, a los nuevos simpatizantes, especialmente jóvenes, les es casi igual votar a los socialistas o a los Verdes. Aunque las preocupaciones recientes en materia del medio ambiente favorecen claramente a los ecologistas.

swissinfo.ch: Considerando las diferentes encuestas y los resultados de las elecciones cantonales, la Unión Democrática del Centro (UDC) vuelve a situarse entre los ganadores. ¿Hay potencial para un crecimiento ulterior de la derecha conservadora?

D.B.: Yo diría que sí, sobre todo en los cantones rurales, conservadores y católicos. Si observamos los resultados de algunas votaciones, por ejemplo las dos últimas relacionadas con los extranjeros, vemos que hay muchas personas que votan como la UDC, incluso si (aún) no son electores de este partido.

Además, en el plano nacional tiene todavía potencial entre aquellos que temen perder algo con la apertura de Suiza a la Unión Europea y el mundo. Esas personas ven en la UDC al representante de sus intereses y el defensor de la identidad nacional.

Partido Burgués Democrático

Nació en 2008 de una escisión en la Unión Democrática del Centro (UDC) tras la elección de Eveline Widmer-Schlumpf –en lugar del líder de la UDC Christoph Blocher- al gobierno.

La nueva ministra fue excluida de su grupo parlamentario. Los miembros de la UDC que la respaldaron decidieron crear un nuevo partido, el PDB.

El PDB tiene presencia sobre todo en los cantones de los

Grisones y Berna. Cuenta con 5 diputados, 1 senador y

1 ministra.

Verdes liberales

El partido se fundó en 2004

en Zúrich, tras la exclusión del diputado Martin Baümle del Partido Ecologista Suizo (Verdes). En 2007, se convierte en un partido nacional. Hoy cuenta con 13 secciones cantonales.

En las elecciones federales de 2007, obtuvo 2,1% de los votos equivalentes a 3 diputados y 1senador. Desde 2010 disponen de un segundo senador (cantón Uri).

Forman parte del grupo parlamentario del Partido Demócrata Cristiano.

Desde 2008 su peso ha crecido también en los cantones Basilea-Campo, Zúrich y Lucerna tras el desastre nuclear de Fukushima.

Elecciones cantonales

Balance de los últimos cuatro años:

La Unión Democrática de Centro (UDC/derecha conservadora): avanza en 14 cantones y retrocede en 7 con respecto a la legislatura precedente.

Partido Socialista Suizo (PSS/izquierda): + 2 y -19

Partido Liberal Democrático (PLD/centro-derecha): +3 y -18

Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro-derecha): +4 y -17

Partido Ecologista Suizo/Los Verdes (PES, izquierda): + 14 y -4

Verdes liberales (centro derecha): ha progresado en el cantón de Zúrich, donde surgió el partido, y se presenta por primera vez en otros nueve cantones.

Partido Burgués Democrático (PDB, centro-derecha): se presenta por primera vez en 6 cantones.

Daniel Bochsler

Nacido en Berna en 1978, Daniel Bochsler obtuvo en 2003 el Master en Ciencias Sociales y Políticas en la Universidad de Berna y en 2008 el Doctorado en la Universidad de Ginebra.

Entre 2003 y 2010 ha publicado varios estudios sobre el federalismo, la democracia directa y la democratización de los antiguos países comunistas de Europa del Este.

Desde 2011 trabaja como catedrático asistente en la Facultad de Ciencias Políticas en la Universidad de Zúrich. Participa especialmente en trabajos del Centro Nacional de Investigación sobre la Democracia de Zúrich (NCCR) y del Centro para la Democracia de Aarau (ZDA).


(Traducción: Juan Espinoza), swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×