Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Elecciones 2015


El voto electrónico avanza a paso lento, pero firme


Por Andreas Keiser


 Otros idiomas: 3  Idiomas: 3
Tras una pausa de reflexión, Zúrich volverá a ser uno de los cantones donde los ciudadanos puedan votar por vía electrónica. (Keystone)

Tras una pausa de reflexión, Zúrich volverá a ser uno de los cantones donde los ciudadanos puedan votar por vía electrónica.

(Keystone)

Cerca de un 70% de los suizos en el extranjero podrán votar por internet en las elecciones legislativas de octubre de 2015. No obstante, la organización central OSE lamenta que en esa cita electoral no participen aún todos los emigrados, y espera que sea el caso en los comicios del 2019.

Suiza es país pionero en la incorporación del voto electrónico. A diferencia de Noruega -que en julio de 2014 decidió congelar temporalmente ese empeño por razones de seguridad-, la Confederación Helvética persigue la consolidación constante del ‘e-voting’.

Y no lo hace únicamente por la cantidad de electores potenciales, sino también por la seguridad del procedimiento electrónico de votación y elección. Los 14 cantones suizos que participan en los ensayos darán avanzarán otro paso y aplicarán la 2ª generación del voto electrónico en el año 2015.

Lo nuevo es que cada persona con derecho a voto reciba, junto con el material electoral, una serie de códigos de verificación personal. Eso quiere decir que cada candidata o candidato en las elecciones legislativas tendrá asignado un código. Tras emitir su voto, el elector volverá a recibir del sistema el denominado código de verificación. Con esa clave podrá comprobar si coincide con la del material electoral recibido y controlar si eligió al candidato de su preferencia. Cualquier manipulación del sufragio se detectaría inmediatamente.

Más seguridad, más ciudadanos

Los expertos en seguridad coinciden en que esta forma de verificación personal da mayor seguridad al voto electrónico. Por ello, el Gobierno quiere aumentar en los próximos años el número de electores potenciales. En 2015, los ensayos se extenderán a los ciudadanos en los municipios de la Suiza de expresión alemana seleccionados con este fin.

En el cantón de Ginebra, de expresión francesa, casi un 30% de los electores locales ya votan y eligen por vía digital. El de Neuchâtel aplica una particularidad: la condición para emitir el voto electrónico es firmar un contrato con el portal del Gobierno cantonal. Todos los electores con derecho a voto que suscriben ese acuerdo pueden votar por internet.

Es competencia de los cantones decidir si toman parte en los ensayos de la Confederación. El Gobierno determina la estrategia y las cuotas de los beneficiados. Para ello se basa en el principio ‘cuanta más seguridad, mayor será el número de participantes’. El tope hasta ahora es el 10% de toda la ciudadanía con derecho a voto. Con la segunda generación del voto digital, es decir, con la inclusión del código de verificación personal, la cuota subirá a 30% y en 2020 entraría en vigor la 3ª generación para cubrir el 100% del electorado. Los inscritos en el censo electoral y, por ende, los suizos en el extranjero con derecho a voto, equivalen al 3% del electorado suizo.

Avances desde 2011

Once años de ‘e-voting’

Los primeros ensayos del voto digital se remontan a las elecciones municipales del 2003 en el cantón de Ginebra. Siguieron los de Neuchâtel y Zúrich en 2005.

Ginebra, Neuchâtel y Zúrich tienen sus propios sistemas que desarrollan continuamente. Zúrich y Ginebra ponen sus sistemas a disposición de otros cantones, con contratos de colaboración.

El sistema ginebrino se utiliza en Basilea-Ciudad, Berna y Lucerna. Friburgo, Grisones, Solothurn, Schaffhausen, San Gall, Argovia y Turgovia utilizan una copia del sistema informático zuriqués en el marco del ‘Consortium vote éléctronique’.

En las elecciones nacionales de 2011, los cantones de Basilea, Grisones, Argovia y San Gall estrenaron el voto electrónico.

Zúrich los suspendió en 2011, pero los reanudará en 2015. Glarus se suma al ‘Consortium vote éléctronique’, que agrupa así nueve cantones. Actualmente 14 cantones participan en los ensayos.

Sin embargo, eso no quiere decir que todos los cantones participen en el proyecto. De momento son 14, y el que no haya más obedece a razones distintas. Hay cantones que se mantienen al margen con el argumento de que faltan medios financieros, otros aducen insuficiente seguridad del sistema actual y prefieren esperar los resultados de la 2ª generación.

Eso repercute naturalmente en la cifra de suizos en el extranjero que podrían votar por internet, concretamente en el electorado que podrá evitarse el largo y tedioso camino del voto por correo. Los expatriados de 14 cantones podrán elegir a sus diputados por vía electrónico en la elecciones de octubre de 2015. En la elección a la cámara alta, con sistemas que varían de un cantón a otro, los suizos del exterior podrán utilizar el voto digital en 12 cantones.

“La Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE) aspiraba a que todos los cantones ofrecieran esta opción en los comicios de 2015. En 2012 reunimos 15.000 firmas para presentar una petición en ese sentido. La OSE lamenta que no sea posible”. Catorce cantones significa que casi el 70% de los 155.000 suizos en el extranjero registrados en el censo electoral podrán votar electrónicamente. Esa cifra cuadruplica la de las elecciones federales de 2011.

Las inconveniencias del papel

La OSE espera que su objetivo de poner el ‘e-voting’ a disposición del 100% de los suizos en el exterior sea una realidad en los comicios de 2019. Pero aunque todos los cantones participen en el voto electrónico, a juicio de los expatriados, que un problema esencial por resolver: el material informativo (documentación electoral, papeletas, códigos) estarán impreso en papel y, por tanto, se enviará por correo postal.

Desde el punto de vista técnico es posible prescindir del papel empleando el voto completamente electrónico y seguro, pero su aplicación e introducción es compleja, exigente y aún está lejos. Las ideas se inclinan por un segundo dispositivo que esté completamente separado de internet y que sea semejante al que entregan los bancos para las transacciones electrónicas de sus clientes.

“Son ideas para introducir el voto electrónico sin papel, pero aún no está claro cuánto tiempo hará falta para su aplicación”, señala Thomas Wehrli, responsable del ‘e-voting’ en el cantón de Argovia.

El voto por correo requirió 30 años

“La tecnología electoral y la cultura política siempre van de la mano”, señala Uwe Serdüt, subdirector del Centro de Investigación de la Democracia Directa, en Aarau. “En la mayoría de los municipios siguen llevándose a cabo asambleas comunales”, recalca. Para la introducción del voto por correo, como alternativa al voto directo en la urna, se necesitaron 30 años.

Basilea-Campo incorporó el voto por correspondencia en 1978 y los cantones del Valais y del Tesino lo hicieron en 2005. “Todo parece indicar que los trámites administrativos y políticos para el voto digital también tardarán unos 30 años”, sentencia Serdüt. Visto así, el año 2013 es un plazo realista para la introducción del voto electrónico sin papel. Ginebra  Visto desde esa perspectiva, el tiempo razonable para la realización del e-voting sin papel será el 2030, pues los primeros ensayos en Ginebra datan de 2004.


Traducción del alemán: Juan Espinoza, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×