Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

EMISIONES DE METANO Start-ups suizas esperan frenar el cambio climático con eructos de vaca

vacas en pastos alpinos

Las vacas en los idílicos pastos suizos también son una fuente importante de gases de efecto invernadero.

(© Keystone / Gian Ehrenzeller)

¿Cambiar lo que comen las vacas podría ayudar a evitar el calentamiento global? Varias empresas suizas han creado aditivos para el pienso, con los que dicen disminuir las emisiones de metano. Aunque todavía la ciencia no convence a todo el mundo.

Las granjas de ganado muestran una imagen idílica de la vida suiza: verdes prados salpicados de flores silvestres en los que el ganado, con los cencerros al cuello, pasta frente a un espectacular paisaje alpino. Pero desde estos pastos, cada año, se emanan millones de litros de metano. Un gas de efecto invernadero cuyo impacto en la atmósfera, durante 100 años, equivale a 28 veces el del dióxido de carbonoEnlace externo. Y esto lo convierte en un factor importante del cambio climático.

“Si se tomaran todas las vacas de la Tierra... serían el tercer mayor emisor [de gases de efecto invernadero] del mundo, detrás de China y Estados Unidos”, explica Michael Mathres, jefe de proyectos estratégicos de MootralEnlace externo (empresa agrotecnológica cuya sede está cerca de Ginebra). Dice que a la hora de abordar el cambio climático, la agricultura y las industrias alimentarias se han “tenido muy poco en cuenta”.

Las explotaciones ganaderas son responsables del 14% de las emisiones de gases de efecto invernadero, dos tercios de estas emisiones provienen del ganado, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la AlimentaciónEnlace externo (FAO).

ch emissions

emisiones de gases de efecto invernadero en suiza por sector

Cambio climático intestinal

El rumen (la primera de las cuatro cavidades del estómago de una vaca) está lleno de todo un universo de microbios que fermentan los alimentos, haciendo que sean más fáciles de digerir. Durante la digestión, se forma el metano, que sale a la atmósfera sobre todo a través del hocico de la vaca cuando eructa.

De media, una vaca puede eructar una vez por minutoEnlace externo. Todos los días su boca y nariz liberan unos 500 litros de metano sin olor.

Mootral Ruminant es un producto (derivado del ajo y los cítricos) que saldrá al mercado a finales de año. La compañía afirma que, si se añade a la dieta diaria de las vacas, puede ayudar a reducir las emisiones de metano en un 30% o más.   

Agolin, otra empresa suiza, vende un aditivo alimenticio hecho a base de semillas de clavo y cilantro, el Agolin RuminantEnlace externo, que se comercializa como una forma de aumentar la producción de leche de vaca, por lo que mejora la eficiencia del rebaño. Para el director gerente de Agolin, Kurt Schaller, disminuye el metano. Schaller indica que el producto de Agolin reduce las emisiones de metano entre un 6% y un 30%.

Los aditivos para piensos funcionan alterando el ambiente bacteriano en el rumen, dice Schaller. Según su compañía, el rumen de las vacas alimentadas con Agolin Ruminant contiene una composición de bacterias y protozoos diferente al rumen de las vacas controladas.

Según Schaller, en torno a un millón de vacas, la mayoría en Europa, comen alimentos que contienen Agolin Ruminant.

Mootral declara que su producto aminora la producción de metano porque suprime el Methanobrevibacter, un organismo productor de alto contenido de metano. El estudio que acredita su afirmación ha sido financiado por Neem Biotech, una empresa de investigación farmacéutica con sede en Reino Unido que ayudó al desarrollo de Mootral.

ag emissions

Gases de efecto invernadero en la agricultura suiza

Poniendo a prueba

¿Qué concluyen otros estudios y ensayos sobre los aditivos para piensos?

En el caso del Agolin Ruminant, un ensayo muestra que, durante las seis semanas en que se les administró el suplemento, el metano se redujo en animales vivos. (Entre los autores del estudio figura la directora técnica de Agolin, Beatrice Zweifel). Otra investigación encontró que los efectos reductores del metano se desvanecieron en las tres semanas aproximadas que duró el experimento.

El director gerente de Agolin explica que un estudio más amplio con animales vivos muestra resultados positivos, pero los detalles son confidenciales a la espera de su publicación próximamente.

Los resultados de Agolin bastaron para convencer a Carbon TrustEnlace externo, una consultora medioambiental con sede en Londres. En 2018 Carbon Trust concedió a Agolin un certificado que a la industria de piensos que utiliza su producto le permite atribuirse una disminución del 10% de gases de efecto invernadero.

Un equipo de AgroscopeEnlace externo, el centro federal suizo de investigación agrícola, ha analizado la utilización, como suplementos alimenticios para el ganado, de la linaza prensada y la colza molida. Ambos productos han logrado reducir el 7% del metano total y entre el 15% y el 17% de las emisiones por litro de leche producida.

Pero Daniel Bretscher, un investigador asociado al Agroscope que no formaba parte del estudio de suplementos alimenticios que realizó el centro, no se muestra optimista ante los aditivos como medio para aminorar los gases de efecto invernadero.

“El cambio [de la naturaleza de los rumiantes] no se puede hacer a base de simple ingeniería, como hacer un coche más eficiente”, dice Bretscher, y añade que los procesos de cambio que han evolucionado durante miles de años pueden originar efectos secundarios no deseados. Para Bretscher, la disminución de las emisiones debería centrarse en “reducir los alimentos de origen animal en nuestra dieta”.

Agricultores y financiación

Los agricultores están atentos a la investigación y al desarrollo de productos en lo que a los aditivos para piensos se refiere, indica Fabienne Thomas, directora de energía y medioambiente de la Unión Suiza de Agricultores. Explica que los agricultores se muestran cautelosos ante la posibilidad de que el Gobierno requiera aditivos para los piensos, ya que creen que demasiadas regulaciones por parte del Gobierno podrían perjudicar su medio de vida.

“Es una cuestión de precio”, dice Thomas. “Si hay que cumplir más requisitos, más regulaciones, producir resulta más caro. Y ya no eres competitivo con otros productores europeos”.

¿Podría el Gobierno suizo subvencionar los aditivos para piensos? Daniel Felder, gestor científico de la Oficina Federal de Agricultura responsable de la acción climática, menciona que todavía no se han aprobado productos aditivos para reducir el metano y obtener una indemnización federal. Hay algo en curso, declara Felder, “pero la calidad de la solicitud todavía no es suficiente”.

“Creo que llevará algo más de tiempo que se apruebe dicho programa”, anuncia Felder, citando varios factores a tener en cuenta, que incluyen las diferencias en la alimentación del ganado de una granja a otra, la producción de alimentos y los desafíos en el seguimiento de los niveles de reducción de gases de efecto invernadero.

¿Dónde está el potencial?

De los resultados de nuevos estudios dependerá que en las medidas gubernamentales para bajar las emisiones se incluyan los aditivos para piensos. Pero Bretscher de Agroscope advierte que es difícil saber si los descubrimientos del estudio del metano son significativos estadísticamente, ya que cada animal produce cantidades de metano diferentes. Y los sistemas para medir el metano, como las cámaras cerradas o los dispositivos móviles de seguimiento sujetos a la vaca, se asocian a altos niveles de incertidumbre estadística.    

Bretscher también señala que cualquier rebaja de gases de efecto invernadero como consecuencia de los suplementos alimentarios podría compensarse con la energía que se necesita para cultivar esos complementos y con el aumento de las emisiones procedentes de la gestión del estiércol. Y con el tiempo, los microbiomas en el rumen de la vaca pueden adaptarse a los cambios que generan los suplementos alimenticios, haciéndolos menos efectivos, dice.

Felder, de la Oficina Federal de Agricultura, considera que el mayor potencial para que haya menos gases de efecto invernadero en la agricultura es reducir aún más el número de animales.

En la década de 1990, Suiza experimentó una bajada significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero, cuando la política agrícola permitía el pago directo a los agricultores si cumplían con ciertas normas ecológicas, indica. Aquellas medidas hicieron que el número de cabezas de ganado disminuyese, pasando de alrededor de 1,9 millones a unos 1,6 millones.

Según Felder, equivale a una difícil realidad.

“Para alcanzar los objetivos de sostenibilidad y medioambiente, será necesario que comamos menos carne y produzcamos menos alimentos de origen animal”.

Cambio climático: centrado en la agricultura

Por vez primera se está revisando la Ley de CO2 de SuizaEnlace externo para que incluya objetivos específicos para reducir los gases de efecto invernadero de la agricultura. Una cuestión que entrará en vigor a partir de 2021.   

Los agricultores ya gestionan las emisiones mediante la rotación de cultivosEnlace externo y cubriendo el suelo para ayudar a capturar el CO2, según Thomas del sindicato de agricultores. Además, pueden utilizar productos como ENTEC 26Enlace externo: fertilizante fijador del nitrógeno disponible a un precio rebajado a través del programa suizo de compensación de emisiones de CO2Enlace externo.

Asimismo, un proyecto para disminuir el metano llamado Leche inofensiva para el medioambienteEnlace externo, financiado por Nestlé (empresa con sede en Suiza) y la Oficina Federal de Agricultura, anima a los agricultores suizos que suministran a Nestlé a que prolonguen la vida del ganado lechero a un mínimo de cinco ciclos de lactancia de 300 días, en vez de los típicos tres ciclos. Esto significaría rebajar en un 5% las emisiones de gases de efecto invernadero por kilo de leche, dice la portavoz de Nestlé, Marianna Fellmann. Si participaran todos los productores lácteos suizos, se generarían unas 150 000 toneladas de CO2 menos al año.

“Esto equivale al 15% de los [nuevos] objetivos de reducción para la agricultura”, añade.

Fin del recuadro


Traducción del inglés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes